Opinión Política
ENTREVISTA

“Voy por la dirigencia de Morena”

La regidora Karla Díaz advierte que “erróneamente perfiles sin convicción han tratado de desplazar al morenismo que picó piedra para consolidar este partido; eso se tiene que cambiar”.

 

Por Mario Díaz

El Partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en Jalisco está preparando el camino rumbo a la elección interna para elegir a quien deberá de ser la mujer que será nombrada presidente del Comité Directivo Estatal.

De inmediato nombres como Candelaria Ochoa, regidora en Guadalajara; Érika Pérez, ex coordinadora de la bancada morenista en el Congreso del Estado (LXII Legislatura); Marcela Michel, regidora en Tlajomulco de Zúñiga; incluso María Padilla, diputada local, surgieron como referencias de posibles aspirantes reales a este cargo partidista.

Pero desde el municipio de Zapopan un nombre va tomando fuerza y relevancia como aspirante fuerte: Karla Azucena Díaz López, militante del partido Morena 2017, pero cuya ideología viene asimilando y entendiendo desde hace muchos años gracias a la admiración que su abuelo tenía hacia Andrés Manuel López Obrador. Ella decidió que Jalisco debería de estar representado en el Comité Ejecutivo Nacional y se apuntó para contender por la secretaría general del CEN de su partido, quedando en un segundo lugar con una corta diferencia de votos contra Citlalli Hernández, quien hoy ocupa este cargo de dirigencia.

Ex candidata a la diputación local por el distrito 06 en Zapopan, hoy se desempeña como regidora de Zapopan, y ante la decisión de la dirigencia nacional de iniciar el proceso para una elección interna a la dirigencia estatal en la que debe quedar al frente una mujer, Karla Díaz levanta la mano asegurando que bajo su dirigencia la construcción de estructura partidista y la equidad entre los diferentes grupos están garantizadas.

En entrevista para Opinión Política, Díaz López puntualiza que fue la consejera con mayor cantidad de votos en Zapopan, situación que la catapulta para dos posibilidades reales: ser la dirigente de su partido en este municipio o ir por la dirigencia del Comité Estatal. Para cualquiera de estos espacios tiene la hoja de ruta para fortalecer y consolidar a su partido.

“Estamos trabajando y buscando los consensos con los consejeros estatales hasta ahorita electos; sí me interesa dirigir Zapopan y me interesa ser una presidente de unidad para la dirigencia estatal, no solo llegar porque soy de cierto grupo político interno sino porque les presento el mejor proyecto para estructurar al partido; que vean y se convenzan de que el proyecto no debe ser personal sino de nación”.

-Llegas a consejera con mucho apoyo, enseñando poderío interno.

-Son años de trabajo, competí por la Secretaría General del Comité Ejecutivo Nacional de MORENA en el 2019 quedando en segundo lugar a nivel nacional. Precisamente me registré en ese momento porque siempre estuve peleando un mejor trato para Jalisco, no me gustaba que a Jalisco vinieran a imponernos delegados, opinión que compartimos con muchos militantes, pero solo nos quejamos y no hacemos nada. Yo decidí buscar ese espacio partidista para mejorar la condición de militancia jalisciense, otra de las cosas que he defendido son los espacios de representación de las mujeres.

 

-¿Te consideras lista y preparada para la dirigir los destinos de tu partido en Jalisco rumbo al 2024?

-Totalmente. Traigo tanto el trabajo de campo como la labor política; conozco al estado, pues nunca hemos dejado de visitarlo, no solo en los municipios con presencia de Morena sino en donde no tenemos representación. Qué mejor que alguien en Zapopan aparte, de ser mujer como lo está pidiendo el CEN, en verdad venga de las filas del partido, que conozca la ideología del partido, pero también que hace el trabajo de calle. Todo esto es lo que se ha tenido muy descuidado como partido, el trabajo con la ciudadanía.

 

-Dices que conoces la ideología de MORENA, pero no eres militante fundadora.

-Así es, no soy militante fundadora, pero es como si lo fuera y te explico: llego a Morena porque mi abuelito (Don Raymundo López) tenía mucha afinidad con Andrés Manuel, en mi infancia era andar con mi abuelito de un lado para otro y acompañarlo en muchas de sus actividades; por él me fui enterando y entendiendo la lucha que encabezaba Andrés Manuel López Obrador. Te aclaro que mi abuelo nunca tuvo algún cargo ni nada de eso.

“Al tiempo, y por mi cuenta, entro al tema de los sindicatos y en el 2017 decido afiliarme a Morena como un tema de ideología que aprendí de mi abuelito; vi la oportunidad de participar, vi la posibilidad de tener un canal para hacer algo, no basta con quejarnos, se tienen que tomar acciones. Para el 2018 fui candidata a diputada local por el distrito 06.

 

-En Zapopan hay muchos militantes y fundadores que han estado desde el principio picando piedra, ¿cómo reciben o cuál es su sentir de que la dirigencia o la cúpula designe perfiles para candidaturas de otros partidos, que la única gracia que tienen es tener recursos y el espaldarazo de estos encumbrados?

-Erróneamente han desplazado a ese morenismo que le tocó picar piedra. Sí, somos un partido abierto, decimos que somos el partido del pueblo y que tenemos que aceptar a todos, pero es importante que si vas llegando por las condiciones que sean, de menos y por respeto a la militancia y al proyecto de nación, de menos conozcas la ideología de Morena, los estatutos del partido. Si tanto es tu deseo de ser parte de este proyecto de nación, tienes que tener la humildad de empezar desde abajo e ir ascendiendo dentro de Morena.

“Eso de que inviten a estos personajes y les pongan todo lo que pidan, los hagan candidatos de un día para otro, no es bueno para el partido, hace falta un equilibrio y en esto nos ha fallado mucho la dirigencia, el lograr un equilibrio, esto no se ha logrado porque nos mandan delegados que no tienen visión a largo plazo, se concentran en lo que tienen que sacar en el momento”.

 

-De llegar a la dirigencia estatal, ¿cuál debe ser la prioridad de la que tendrás que encargarte previo a todo el relajo que se viene rumbo a las elecciones del 2024?

-Son varios puntos. Digamos que el primer objetivo es la construcción del partido y garantizar piso parejo, arropar a todos los militantes, dejar esas prácticas de cerrarse y centrarse solo en sus grupitos, el tema es entender que todos cabemos en Morena. Paralelo a esto, necesitamos la formación política dentro del partido. El tema es sencillo, no se puede ser leal a algo que no conoces, lamentablemente tenemos muchos representantes que salieron por Morena y no conocen al partido, su ideología. Vaya, ni siquiera saben qué es la Cuarta Transformación, ¿cómo van a ser congruentes con algo que no conocen?

 

-Llegan sin saber qué es la 4T, hay muchos casos en todos los niveles de elección popular…

-Así es, muchos ni siquiera saben que tenemos el instituto de formación política que debe de estar coordinado junto con la labor de calle de cada uno de los militantes o de quienes tengan una aspiración política. No puedes aspirar a un cargo si no estás trabajando con la gente, si no conoces a tu municipio. Ya basta de eso de que un día quieras estar en Guadalajara y luego decir que quieres mejor buscar Zapopan y lo peor, cuando acabas de llegar al partido; hay que tener congruencia.

“En temas de candidatos los estatutos son claros y los candidatos deben de ser elegidos por la militancia y en asamblea, sería lo más congruente y lo más sano, pero no se ha hecho así y ahí están los resultados. Como dirigente tendré que garantizar la realización de asambleas como lo marcan los estatutos y evitar el golpeteo, evitar que lleguen y revienten asambleas”.

 

-Finalmente, ¿cuál pudieras considerar que es el mayor reto al que te estuvieras enfrentado de llegar a la dirigencia estatal de tu partido?

Antes de responder reflexiona un poco, aprovecha para darle un sorbo a su café y señala: “Lo que más me ha costado es hacerles entender a los compañeros que nos estamos jugando el futuro del partido, y que si no elegimos una buena dirigencia y un comité plural que integre a todos los grupos, estamos en un gran riesgo de que Morena desaparezca en Jalisco.

“Fuera de la zona metropolitana estamos en las mismas condiciones, en Puerto Vallarta a punto de la ingobernabilidad por las diferencias internas que tienen. Este es el problema cuando llega gente que no tiene identidad con el partido ni con los municipios, solo por ser los ungidos, y esto es lo que debemos de erradicar de Morena”.

Vuelve hacer una pausa, le da otro sorbo a su bebida y concluye:

“Siempre les digo que todos los que han dirigido Morena se han servido de administrar la derrota, y esto es un gran reto porque queremos llegar a la dirigencia para demostrarle a la ciudadanía que el partido puede ser una oposición fuerte y consolidada, que sabe gobernar y que para las elecciones del 2024 dejaremos de administrar la derrota.

“Si revisamos las encuestas, Morena en Jalisco es fuerte y con altas probabilidades de ganar espacios, pero le empiezas a poner nombres, algunos los mismos de siempre, y empieza a caer; así le estamos mandando a la gente un mal mensaje. Es tiempo de cambiar las cosas”.

 

Post relacionados

Alfonso Ramírez: “Por convicción, no con un ‘manotazo’, la unidad en Morena”

Opinión Política

“El Verde sabe ser aliado para cogobernar”

Opinión Política

Adriana Medina: “Ahora es mi turno”

Opinión Política

Dejar un comentario