Opinión Política
ENTREVISTA

“Se acabó el corporativismo sindical”

En el marco del Día del Trabajo, el dirigente del sindicato SUMATE, Gabriel Trujillo, advierte que los tiempos idos no pueden regresar ante la dinámica del país y los nuevos tiempos. Destaca la creación del Consejo Estatal Obrero como una nueva forma de velar por el beneficio de los trabajadores.

 

Por Julio César Hernández

-Gabriel, en marzo pasado se creó el Consejo Estatal Obrero, ¿cuál es su objetivo?

-Tiene como fondo que las diversas centrales obreras de Jalisco podamos integrarnos en un concepto de respeto entre nosotros, para que persista la paz y la estabilidad laboral, que dé certidumbre a las empresas en términos de inversiones y proyectos, y que sigamos siendo un estado competitivo y líder en a creación de empleos.

-¿Cuál fue la necesidad de crear este Consejo si Jalisco se ha caracterizado por su paz laboral?

-En parte es ratificar este tipo de políticas donde prevalezca el diálogo y la negociación entre las organizaciones sindicales y los empresarios.

-¿Cuál es el papel que en este Consejo Estatal Obrero jugarán las empresas? ¿Es la versión local de aquel viejo Consejo del Trabajo?

-¨Puede interpretarse de esa manera, pero creo que más que nada es un acuerdo político que le dé certidumbre a los empresarios de que entre nosotros, las organizaciones obreras, hay diálogo y negociación. Y que también nosotros, como organizaciones obreras, vamos a estar proponiendo el diálogo con los empresarios, para que siga la dinámica económica y sigamos conservando los empleos y sigamos proyectando los esquemas de trabajo que ya existen.

-¿Y qué beneficio trae para el trabajador un Consejo Estatal Obrero?

POLÍTICA. Los sindicatos no pueden estar ajenos a la política partidista, pero ahora con plena libertad.

“Creo que la base de este acuerdo, de este Consejo Estatal Obrero, funcionará haciendo nuestro trabajo, atendiendo las necesidades de los trabajadores y sus familias. Nosotros como organización “Súmate”, sindicatos unidos primero de mayor de trabajadores y empleados, nuestro eje central de toda política sindical es el trabajador, el bienestar de las y los trabajadores y sus familias.

Y nosotros estaremos atendiendo sus necesidades en las fuentes de trabajo y fuera de ellas.

“La base de este acuerdo, si no hacemos nuestra chamba las organizaciones sindicales, no tendría futuro. Yo creo que con responsabilidad y con conciencia habría que seguir trabajando, atendiendo las necesidades de los trabajadores, y seguir promoviendo los beneficios de la clase trabajadora y su familia. No creo que este acuerdo tendría sustento si no estuviéramos reclamando, solicitando y negociando beneficios para los trabajadores”.

-Ahora, ¿qué beneficio trae este Consejo para los empresarios si ya existe una buena relación, un buen ambiente laboral?

-Por principio de cuentas, considero que el trabajo sindical es fundamental para la estabilidad laboral: el sentido de pertenencia, la capacitación, estar siempre atento de las necesidades de los trabajadores. Eso, le genera al trabajador un sentido de pertenencia y le permite a la empresa una estabilidad laboral. Ese es el beneficio para las empresas y puedan proyectar el desarrollo de las mismas y nosotros como trabajadores ser parte de ese desarrollo.

“En las asambleas yo les digo a mis trabajadores que me interesa que le vaya bien a la empresa, porque así nos va bien a todos y hay oportunidades para los propios trabajadores”.

-Gabriel, muchas veces de estas organizaciones terminan contaminadas por la política partidista. ¿Hay el riesgo de que esto suceda con el Consejo Estatal Obrero o están blindados para evitar eso?

-Hay un blindaje y hay un aprendizaje, también. Creo que la experiencia que se vivió al respecto, no tendríamos que repetirla. O sea, tenemos la libertad de participar políticamente y cada quién decide dónde y cómo participar políticamente; inclusive, las organizaciones sindicales somos autónomas, decidimos la participación política que consideramos a través de la participación de las compañeras y compañeros, pero el blindaje existe en este Consejo Estatal Obrero y el respeto.

“El aprendizaje, la experiencia, de ese proceso ya se vivió y no se tiene qué repetir”.

-¿O sea en esta organización no hay el corporativismo que en su momento se inclinará o apoyará a un solo partido?

-No, no, no. No es un organismo corporativo, porque prevalece y así lo platicamos los diferentes firmantes de este acuerdo, de que va a haber respeto a las decisiones de cada quien de participar donde quiera. Los trabajadores tienen libertad para participar de acuerdo a sus preferencias políticas.

-¿Nada de “acarreo” a favor de tal o cual partido o candidato? ¿Esto no se va a repetir?

-No se va a repetir. Podemos coincidir en algún proyecto político, una, dos o todas las organizaciones, pero eso de que por “línea” política se tenga que actuar hacia algún determinado partido político, no.

-¿No será la réplica de aquellas grandes y viejas centrales obreras donde desde el Congreso del Trabajo tenían el privilegio hasta de “destapar” candidatos a la presidencia de la República?

-Así es, pero no, ya no. Ya no es posible. Los tiempos son diferentes, nos movemos con base a la libertad y autonomía sindical, la libertad de asociación, la democracia sindical. Todo esto es lo que determina actualmente nuestras leyes y es a lo que tenemos que estar adaptadas las centrales obreras actualmente, y por ende sería incongruente determinar que todos nosotros tenemos que ir por un mismo rumbo político. No, ya no es posible.

GLOBALIZACION. Reunión de trabajo con la OIT y VisionZeroFund, para contribuir a la Mejora de la seguridad y salud en el trabajo en las cadenas de valor de chile y tomate en Jalisco.

-Gabriel, el sindicalismo jalisciense estaba aletargado o por ya no tener peso político ya no eran tomados en cuenta. ¿Así es?

-Así es. Hay mucho trabajo, hay conceptos actuales que tenemos que estar atendiendo las organizaciones actuales con base a las reformas a la ley del primero de marzo de 2019, y términos que debemos de estar atendiendo. Por ejemplo, el primero de mayo se vence el plazo para la legitimización de los contratos colectivos de trabajo, y desde la Federación hemos estado trabajando en esta tarea. Hemos tenido buen resultado en número y aceptación, y nos ha permitido adaptar nuestras circunstancias actuales legales.

“Hay mucho trabajo dentro de las empresas, los trabajadores requieren de mucha atención permanente y eso se logra a través de las estructuras sindicales y de estar ahí presentes para atender las necesidades laborales, pues hoy la dinámica laboral es otra”.

-La creación de este Consejo, su desarrollo, su caminar al paso de tiempo, ¿no puede dar pie a que los partidos políticos los vean como un “manjar” y ofrecerles candidaturas y hasta distritos electorales como si fueran de su “propiedad”, como antes?

-No creo que eso se dé, porque inclusive la dinámica política requiere otros manejos. Lo que sí creo es que las organizaciones obreras necesitamos estar presentes en el ámbito político para estar impulsando reformas en beneficio de los trabajadores. Eso sí estoy convencido. No podemos estar al margen del manejo político. Tenemos que estar presentes en las diferentes funciones políticas para estar impulsando los cambios, las reformas que se requieran en beneficio de la clase trabajadora.

-¿Entonces consideras necesario que haya legisladores representantes del sector obrero?

-Definitivamente. Hay que estar en el Poder Legislativo atendiendo la problemática laboral, tenemos que estar muy atentos a lo que sucede, más ahora que la dinámica laboral es diferente y muy fuerte. Sí es conveniente que los sindicatos tengamos representantes en diferentes instancias, fundamentalmente en el Legislativo para estar al pendiente de las reformas legales.

-Por el partido que sea…

-Sí, por el partido que sea. Hay que considerar que las centrales obreras tenemos un trasfondo social, y tenemos que estar rescatando este concepto.

-¿Cómo adviertes que vendrá el futuro para el sector obrero, en el marco del un proceso electoral para el 2024?

-Estoy seguro de que es importante que las organizaciones obreras estemos participando; o sea, la mejor forma de hacer valer la voz de los trabajadores y la colectividad de las organizaciones sindicales es a través de la participación política, ya sea a través de partidos o de muchas otras formas de trabajo. Como organización sindical debemos de estar presentes a través de la Organización Internacional del Trabajo, del Consejo Estatal Obrero, en beneficio de los trabajadores de Jalisco, inclusive, dentro de los partidos políticos haciendo contrapeso y vigilando las políticas públicas que puedan afectar a los trabajadores.

“También promoviendo políticas públicas, leyes y cambios legales que beneficien a la clase trabajadora”.

 

Post relacionados

“En Jalisco, la gente es más afín al PAN”

Opinión Política

“Seré una voz firme, no me doblaré” Laura Haro

Opinión Política

Eduardo Verástegui: “¿Candidato?.. la vida y la familia son primero

Opinión Política

Dejar un comentario