Opinión Política
ENTREVISTA

“Hay que darle otra cara al sindicalismo”

La CTM Jalisco renovará su dirigencia laboral con Juan Huerta Péres a la cabeza de una nueva generación de dirigentes obreros. La organización dejó de pertenecer al PRI y se sumó a la pluralidad política de sus agremiados.

 

Por Julio César Hernández

Licenciado en Administración de Empresas y además abogado, Juan Huerta Péres asumirá el próximo 10 de septiembre la secretaría general de la Federación de Trabajadores de Jalisco (CTM), en sustitución de Rafael Yerenas Zambrano.

Huerta Péres cuenta con una carrera y trabajo dentro del sindicalismo de 28 años, y ahora le corresponderá conducir los destinos del capítulo Jalisco de la central obrera más grande e importante del país.

-Juan, en los próximos días asumirás la dirigencia estatal de la CTM, ¿qué significa en lo personal esta responsabilidad?

Estoy convencido que debo corresponder a la confianza mostrada por la gran familia cetemista, donde dirigentes de sindicatos, líderes de asociaciones adheridas y militancia en general de los diferentes gremios afiliados a la Federación de Trabajadores de Jalisco, refrendaron en la pasada elección el apoyo que durante los últimos meses me han dado para llevar las riendas de esta central obrera.

“Debo reconocer la gran responsabilidad que es sustituir a mi amigo Rafael Yerena Zambrano en la dirigencia de la CTM Jalisco, como un reto que va en sintonía con los objetivos que nos hemos planteado en esta nueva etapa del sindicalismo en nuestro estado.

“Se necesita mostrar una nueva cara del sindicato moderno, que realmente cumpla su función de servicio para la clase trabajadora y que le pueda dar una imagen más fresca y acorde con los días que vivimos”.

INFORME. Juan Huerta, con el dirigente nacional Carlos Aceves, y Rafael Yerena Zambrano.

-¿Cuáles serán tus retos a enfrentar como dirigente de la CTM?

-Son muchos los retos que debemos considerar, pero los principales se refieren a la vinculación que se tiene con los diferentes actores del sector productivo. Entre trabajadores, empresarios y gobiernos se debe privilegiar el dialogo para conseguir metas comunes, la construcción de acuerdos entre todos para ir juntos por el sendero de la productividad, la competitividad y la justicia laboral que es necesario siempre sea justa y expedita.

“La paz laboral que tanto se ha mencionado en Jalisco se ha podido realizar gracias a esta propuesta de dialogo, para evitar la desaparición de las fuentes de trabajo y buscando siempre el apoyo del gobierno para que se aplique de manera equitativa la ley para patrones y trabajadores”.

-¿Qué problemas consideras que tienen prioridad atender de los agremiados de la CTM?

-Sin duda que este gobierno estatal, encabezado por Enrique Alfaro Ramírez, ha dado facilidades para la creación y reactivación del empleo en el estado, estando en los primeros lugares en este rubro, junto con Nuevo León, pero nos quedan varios problemas que la clase trabajadora ha venido arrastrando por años y, ahora, con la actividad del gobierno federal se ha agudizado por falta de apoyo y, sobre todo, por la falta de programas sustentables y planeados.

“Por ejemplo, la aplicación de la reforma laboral ha sido hasta la fecha muy lenta, debido principalmente a la manera en que se quiere poner a funcionar una política pública que no tiene sustento real en los presupuestos de las entidades. Sin recursos humanos y económicos, la puesta en marcha ha venido creando un gran retraso, de tal forma que se pospuso su aplicación en Jalisco hasta el mes de octubre. Aquí hay que destacar la buena actuación de la autoridad estatal que ha ido transitando de la mejor manera posible este suceso, de tal forma que ya se encuentra en proceso la construcción de la ciudad laboral, donde se albergará el Centro de Conciliación y los juzgados o laborales que probablemente estarán listos a partir del 1 de octubre de este año.

“Se ha manejado mal la economía nacional, de tal forma que con el aumento de los salarios mínimos sin sustento de competitividad y sin respaldo de productividad, sólo por decreto, se ha provocado -según marcan las teorías económicas- la aparición de la inflación, estando en proceso la recuperación de la planta productiva. Pero de esta manera, las percepciones económicas de los trabajadores nos muestran que la mayoría de los empleados necesitan más de un trabajo para completar el mínimo requerido para mantener a sus familias… ¡Y este es un gran reto que no podemos desatender!

“De la misma manera se tiene la lucha por la desaparición de la brecha salarial entre mujeres y hombres. Según las estadísticas, aparecen los resultados con que las mujeres, realizando el mismo trabajo que los hombres, ganan entre un 20 y un 30 por ciento menos salario.

“Queda en la agenda la defensa de los derechos de las personas mayores de 40 o más años que son relegados por su edad para conseguir empleo. Así como la integración de los jóvenes a la planta productiva cuidando su desarrollo, tanto en la capacitación como en la instrucción para un mejor rendimiento en su trabajo”.

 

-¿Qué es hoy actualmente la CTM a nivel nacional y particularmente en Jalisco?

-La CTM siempre ha sido, desde su nacimiento, la central obrera más grande e importante de México debido a que representa los sindicatos de las empresas más fuertes de nuestro país. Y sobre todo es la que mejor atención le da a los trabajadores de México.

“En la actual dirigencia nacional se han tenido fuertes presiones de todos lados y en todos los frentes, desde el aspecto social, sindical y político, provocando diferencias entre agremiados y disidentes, sobre todo en estas etapas de grandes cambios en nuestro país, con un presidente que se muestra muy combativo para ciertos temas, pero que deja a un lado en muchas ocasiones los apoyos a la generación de empleos por el sector privado, queriendo siempre privilegiar sólo las acciones del gobierno federal en detrimento de las obras y desarrollo de muchos estados. Hay que recordar que quien produce los empleos es el sector privado.  Casi un 85 % de las micro, pequeñas y medianas empresas.

 

-Jalisco se destaca la buena relación entre los factores de producción, ¿cuál es la fórmula para este éxito?

-Como lo he mencionado en otras ocasiones, la fórmula es el respeto y el cumplimiento de los acuerdos realizados a través del dialogo, donde cada sector y la autoridad tiene su propio peso específico y cada uno debe hacer su trabajo caminando por una misma ruta… ¡La ruta del progreso!

 

-¿O será que los sindicatos se han sometido a los empresarios y gobierno?

-La razón de ser de los sindicatos está ahora más vigente que nunca por todos los cambios en la relación laboral que se tiene en la actualidad, y no debemos de olvidar que cada sindicato es autónomo en sus decisiones. El verbo someter es muy agresivo para usarlo como designación de una acción, denota humillación según el diccionario. Pienso que el trabajador es el motor del proceso productivo y tiene en sus manos un arma extraordinaria de presión para pedir cosas justas dentro del contrato colectivo de trabajo. Esa arma se llama el derecho a huelga.

“De tal suerte que ahora la lucha por la defensa de los trabajadores y el respeto por sus derechos depende de la habilidad de negociación y dialogo de los dirigentes de los sindicatos, para la obtención de mejores sueldos y prestaciones. Por supuesto, cuando hay diálogo no hay sometimiento… hay acuerdos”.

 

-¿Ha perdido fuerza el sindicalismo?

-Se han venido modificando las reglas para el establecimiento de sindicatos y ahora, con esta nueva reforma laboral, pareciera que la tendencia es complicar más todos los procesos para ejecutar la justicia laboral, de tal suerte que muchos sindicatos desaparecerán por acciones de carácter administrativo y de burocracia al no contar con los medios necesarios para cumplir con la serie de requisitos que ahora se deben tener para legitimar un contrato colectivo a través de un sindicato, que además debe estar registrado en el Centro Federal de Conciliación y Registro Sindical, con otra serie de trámites que muchas veces provocan controversias, pero que los sindicatos blancos o pequeños generalmente no pueden cumplir”.

 

-Políticamente los sindicatos han perdido fuerza y presencia, ¿eso es bueno?

-Una de las vocaciones de los grupos organizados es precisamente la fuerza que representa su presencia para hacer o dejar de hacer alguna tarea. En el caso de los sindicatos y específicamente de la CTM Jalisco, se ha mostrado músculo en muchas ocasiones y hasta ahora se ha venido haciendo trabajo político con paso pausado, pero seguro, hemos decidido primero atender las necesidades y urgencias de los trabajadores y, después como segundo objetivo, el transitar y dar cumplimiento a la implementación de la Reforma Laboral.

“El objetivo político número uno es ganar las elecciones y para ello, se necesita que la mayor cantidad de personas voten a tu favor, por lo que el trabajo que se viene desarrollando ahora entre los agremiados es por medio del convencimiento y no existe mejor argumento que los resultados obtenidos en cada gremio.

“Hemos dejado atrás el corporativismo para fomentar el asambleísmo, donde cada individuo puede plantear propuestas y puede participar en favor del partido que quiera y le convenga. Es por eso que el sector obrero debe tener representantes en cada área de los gobiernos, para tener la representación de los trabajadores en la toma de decisiones y en la formación de políticas públicas en favor de los empleados de Jalisco”.

RELACIÓN. Con Antonio Álvarez Esparza, dirigente de la CROC. Hay armonía entre centrales.

-¿A los sindicatos ya no les interesan los cargos de elección popular como alcaldías y diputaciones? Antes hasta distritos tenían asignados. ¿Qué ha sucedido? ¿Por qué ya no aparecen en la lista de candidatos?

-Se dejó de trabajar en este orden, ya que hubo un tiempo en que se relegó la participación de los trabajadores a través de las centrales obreras y grandes sindicatos por la soberbia de los líderes políticos de un partido hegemónico que pensaban que sólo con decretarlo ya tenían el triunfo sin la ayuda de nadie y por su aceptación entre la sociedad… malas decisiones. Y ya los dejamos y estamos buscando la mejor opción que nos permita una mejor gestión en favor del trabajador.

“Ahora que los nuevos partidos en el gobierno se han preocupado por redituar más dividendos para sus proyectos. Estamos en la norma que nos indica que es mejor hacer amigos que enemigos. Así que claro que nos interesa tener representación para el sector obrero, pero todo llega cuando existen liderazgos como los actuales que reconocen el potencial de los sindicatos en los procesos políticos

“Y sí se han acercado los partidos políticos para hacer ofrecimientos que en su momento se valorarán en base a los beneficios que como grupo le puedan ofrecer a la mayoría de la militancia que representamos. Tenemos 125 municipios y cada uno cuenta con representación cetemista”.

 

-¿La CTM sigue adherida al PRI?

-No. La CTM Jalisco cambió sus estatutos precisamente porque en el renglón político se tenía esa camisa de fuerza de tener adhesión al Partido Revolucionario Institucional como obligación. Se dio la coyuntura de que este partido perdió la confianza de sus electores y afiliados dejándolo relegado en las preferencias electorales y, además por la falta de seguimiento y buen manejo de la relación con el sector obrero, uno de los pilares que en sus tiempos de grandes respuestas tenía el PRI; se provocó un distanciamiento entre las partes y estamos ahora analizando las mejores propuestas para trabajar en busca de mejores resultados para el trabajador de Jalisco.

 

-¿La CTM ya tiene sus “gallos” para ser candidatos al gobierno de Jalisco y a la presidencia de la República? ¿Quiénes son?

-El futurismo político lo dejamos para los que les dan seguimiento a los hechos y actividades de los personajes que tienen intenciones declaradas de participar y que pronto tendremos decisiones que les compartiremos, ya que todavía falta tiempo para la designación de candidatos oficiales. Sin duda que nuestros “gallos”, como les llamas, serán políticos reconocidos que puedan ofrecer mejoras al sector obrero y les puedan compartir la representación oficial para llevar la voz del trabajador al gobierno en sus tres niveles del Poder Ejecutivo y en el Poder Legislativo.

“Sin embargo, he repetido en varias ocasiones que pienso que el actual gobernador, Enrique Alfaro Ramírez, seguramente será el candidato a la presidencia de la República por el Movimiento Ciudadano”.

 

-Por último, parece ser una tradición en los sindicatos que los dirigentes se eternicen en el cargo, ¿este será tu caso?

-Estamos conscientes de ello, pero también pensamos que cada dirigencia debería tener como máximo dos periodos para dar oportunidad a los que vienen empujando desde abajo y puedan ocupar ese cargo.

“Considero que es tiempo suficiente para sembrar y desarrollar las bases para seguir en la adecuación de la nueva visión del sindicalismo en Jalisco y su vinculación con todos sus pares a nivel nacional, así como con las cúpulas empresariales y gobierno que son parte importante. Esa es nuestra visión”.

Post relacionados

“No pienso en ‘Alito’, sino en un Frente Nacional Opositor”

Opinión Política

Adriana Medina: “Ahora es mi turno”

Opinión Política

Padilla López: “Trino” habla de Raúl

Opinión Política

Dejar un comentario