Opinión Política
ENTREVISTA

“No desbordamos optimismo”

Manuel Romo Parra, dirigente estatal de Movimiento Ciudadano, confiesa que su meta estratégica es volver a ganar la gubernatura, pero que será con un candidato que garantice el triunfo, la unidad del partido y la continuidad del proyecto.

 

Por Julio César Hernández

Su reto es que Movimiento Ciudadano repita seis años más en el gobierno del Estado, y para eso Manuel Romo Parra asegura a Opinión Política que ya trabaja en preparar el vehículo que habrá de abordar el piloto que resulte ser el candidato para llegar en buenas condiciones y en primer lugar a la meta. ¿Quién será el candidato? Dice que lo tiene sin cuidado, pero presume una baraja de cinco prospectos con los que pueden refrendar el triunfo del 2018. Eso sí, señala las características que debe reunir el elegido, en las que sobresale la unidad en el partido y la continuidad del proyecto de gobierno emprendido por Enrique Alfaro Ramírez. Subraya que hay desgaste de ejercer el gobierno cuando ese gobierno es un desastre, lo cual no es el caso en Jalisco.

-Manuel, empezamos 2023, año de definiciones con miras al 2024. ¿Cómo está Movimiento Ciudadano para enfrentar este año?

-Ciertamente, 2023 es un año decisivo donde tenemos que estar preparados y fortaleciéndonos para lo que será el 2024, un parteaguas a nivel nacional porque nos enfrentamos por primera vez a una situación donde un gobierno busca permanentemente dividir a México, generar una polarización y confrontación en el pueblo que no debe de ser.

“Y este 2023 debemos prepararnos para presentar, como Movimiento Ciudadano al electorado de Jalisco, una opción viable para repetir como gobierno estatal, para volver a ganar las principales alcaldías de la zona metropolitana y en el interior del Estado y, por supuesto, tener mayoría en el Congreso. Y al ser un partido nacional, aportar la mayor cantidad de votos para el proyecto que en su momento se pueda definir por parte de Dante Delgado”.

-¿Qué meta se han puesto a lograr en el 2024?

“Nuestro objetivo principal, en primerísimo lugar, repetir el gobierno del Estado, esta es nuestra meta estratégica, y en función de eso son los municipios de la zona metropolitana. En la elección del 2021 tuvimos un aprendizaje: la gente de Tonalá y Zapotlanejo nos mandaron un mensaje muy claro que tenemos que corregir, pues es nuestra obligación recuperarlos”.

Pero, además, hay municipios como Tepa, como Zapotlán el Grande, Tala, Puerto Vallarta, que estamos obligados a recuperarlos, y ahí es donde también nos estamos concentrando.

“Es decir, ganar el gobierno del Estado, ganar la mayoría de las presidencias municipales y, desde luego, tener mayoría en el Congreso del Estado, porque eso es lo que te permite la gobernabilidad. Pero al ser también una elección federal, concurrente, tenemos que ganar el Senado. Tenemos que postular candidatos que sean ganadores y aportar la mayor cantidad de diputados federales al Congreso de la Unión. Es muy claro el objetivo que tenemos y lo vamos a lograr”.

-¿Cómo adviertes el escenario para Movimiento Ciudadano frente a dos fuerzas como Morena, partido que gobierna el país, y una posible coalición del PAN. PRI y PRD que auguran una elección de tres?

-A nivel local nosotros mantenemos una baraja con posibilidades, con alternativas, de hombres y mujeres que nos pueden representar como candidatos, tanto al gobierno del Estado como a presidentes municipales, y que tienen posibilidades reales de ganar. Entonces, creo que el momento de Movimiento Ciudadano es bueno; sin embargo, no echamos campanas al vuelo, trabajamos día a día. Una frase que me encanta de Dante Delgado es: ‘La política no es, se va haciendo’. Entonces, no puedo tomar como hecho absoluto si hoy tengo la preferencia electoral de la gente, más bien tengo que estarla construyendo día a día, y esa es la ruta que tenemos y estamos construyendo de aquí al 2024.

MAQUINARIA. “Trabajo para que el candidato tenga un auto afinado y llegue a la meta en el 2024”.

-Pero el desgaste del ejercicio del gobierno, Manuel. Eso cuenta y es la apuesta que tienen sus adversarios. ¿Qué tanto crees que pueda repercutir?

-Evidentemente, sí hay un desgaste cuando tu gobierno es un desastre, cuando lo que tú estás haciendo va en contra del interés de la sociedad, y hay tareas pendientes que sin duda se tienen que atender. Pero contra ese desgaste vemos resultados tangibles, eficientes y están a la vista de todos. Se ha avanzado mucho en la problemática del transporte; el 82% de las carreteras están rehabilitadas; hoy hay más de mil escuelas rehabilitadas; tenemos hospitales y Centro de Salud, y eso demuestra que se están haciendo bien las cosas. Jalisco genera mayor atracción de inversión extranjera, y es primer lugar en generación de empleos.

“Esto es nuestra principal carta de presentación ante la sociedad. Faltan cosas por hacer, pero estamos en la ruta correcta”.

-Pero el ciudadano considera es una obligación del gobierno que llevó al poder. Siempre reclama la solución a otros problemas no resueltos, como la inseguridad pública con sus variantes: desapariciones, feminicidios, fosas clandestinas, homicidios. ¿Cómo sortear electoralmente esta irritación social?

-Entendemos que la obligación del Estado es ir satisfaciendo las necesidades de la sociedad, y siempre habrá cosas por hacer y mejorar lo ya hecho. Eso lo tenemos clarísimo, no desbordamos optimismo, buscamos establecernos en la realidad para poder informar a la gente de manera correcta. Y en la asignatura pendiente que tiene el país es la inseguridad, y Jalisco no es la excepción. Pero esta tarea tendrá que ser permanente. La degradación que ha tenido el problema de la inseguridad y la degradación social, se han gestado a través de décadas que ha ido mermándonos y llevándonos, como sociedad, a estos niveles que son insostenibles y lo reconocemos. Pero también reconocemos que tenemos que trabajar de manera permanente, coordinada y dando la cara. Se pueden decir muchas cosas de los gobiernos de Movimiento Ciudadano, pero jamás que evada alguna responsabilidad por muy dura que sea.

“Y nosotros estamos confrontándola de manera directa y apoyando cuando tiene que ver con la competencia federal. Hay mucho por hacer y estamos en la ruta”.

-Entonces no consideras que hacia el exterior el desgaste de gobierno sea un factor que ponga en riesgo el triunfo…

-No lo considero, pero no lo desdeño; es decir, lo que pueda significar un desgaste lo tenemos que contrarrestar estando cerca de la gente, platicando y explicando, no evadiendo responsabilidades.

-En lo interno, Manuel, Movimiento Ciudadano trae un ambiente enrarecido, particularmente en lo que tiene que ver con la candidatura al gobierno del Estado.

-Sí, creo que son tiempos de mucho movimiento que no solamente hacia el exterior puedes encontrar diferencias, que esas sí son naturales y hasta obligadas. Y en el interior también, y esa parte no la puede uno desestimar. Lo importante es cómo enfrentas esa problemática, y nosotros lo hemos hecho a través de la comunicación. Ciertamente no podríamos negar que existen diferentes visiones en torno a lo que se debe tomar en cuenta para elegir al candidato que pueda representarnos al gobierno del Estado, a las diferentes alcaldías y los diferentes distritos del estado. Pero hemos mantenido buena comunicación.

“Creo que los momentos que han sido álgidos en cuanto a las diferencias que hemos tenido con los diferentes actores, los hemos podido resolver a través de la generosidad de cada uno de ellos y de ponderar el diálogo. Y creo que esa va a ser nuestra tónica, siguiendo la recomendación que el senador Dante Delgado me ha hecho: ‘Tú mantén la comunicación con los actores, hay que ser factor de unión y no de desunión’, y en esa lógica hemos estado trabajando”.

-Sin embargo, cimbró al interior el pleito de Pablo Lemus contra Manuel Romo, Alberto Esquer y Clemente Castañeda. ¿Qué tanto puede dañar este episodio a la unidad y armonía que debe existir en el partido en estos momentos?

-Afecta cuando no se tiene la capacidad de dialogar, de poner sobre la mesa cuáles son las percepciones, las opiniones, que tuviste para emitir cualquier declaración al calor de la contienda o una diferencia de opinión; cuando no se atienden de fondo, entonces sí generan un problema; pero cuando se atienden, cuando se platica, cuando hay diálogo, cuando se explican las motivaciones, entonces puedes enfrentar ese problema como una experiencia que, para nosotros. Esa parte ya quedó atrás, hemos dado completamente la vuelta a la página, haciendo lo que nos corresponde.

“Yo veo a Pablo muy concentrado en el ejercicio de gobierno, y yo en lo que me corresponde: fortalecer nuestra estructura, en hacer que la presencia de Movimiento Ciudadano sea más fuerte, que nuestra militancia esté motivada, y no tenemos que aflojar el paso de aquí al 24”.

-Nunca vimos una disculpa de Pablo Lemus para el presidente de Movimiento Ciudadano, Manuel Romo, pero sí para el senador Clemente Castañeda…

-Esa es una situación que en momentos que se dirigió a la convención nacional, en diciembre, comentó que se había equivocado, que teníamos que trabajar unidos, lo que requeríamos para seguir adelante. Y para mí eso es suficiente, no necesito del presidente municipal palabras expresas para definir algo que a mí me hubiera ofendido. La realidad es que las expresiones que él hizo en su momento, para mí no fueron algo que tuviera una afectación directa.

“Si alineamos correctamente nuestros intereses en función del objetivo que es Movimiento Ciudadano, para mí es suficiente; no hay agravio alguno que tengamos que remediar de mi parte”.

CONSEJO. Con Dante Delgado, el dirigente nacional. “Me aconseja ser factor de unidad”.

-¿El caso de Pablo Lemus se ha convertido en un problema para Movimiento Ciudadano? El que lo hagan cuasi candidato ¿es manejable esta situación?

-Pablo Lemus, Alberto Esquer, Clemente Castañeda, Verónica Delgadillo, Salvador Zamora, son activos de Movimiento Ciudadano, no son problemas. Son activos que cada quien, con sus diferentes personalidades y en sus diferentes actividades, le suman a nuestro movimiento. Yo no veo en Pablo, ni en ninguno de nuestros compañeros, un problema o un lastre; más bien son fortalezas que, sumados, nos dan el rumbo para asegurar que vamos a ganar en el 2024. Entonces, lejos de ser un lastre, son una fortaleza”.

-Aquello de que ‘conmigo ganan y con los demás pierden’…

-Fue seguramente una percepción que tuvo él, pero las encuestas nos dicen que con cualquiera podemos ganar y eso nos da satisfacción.

-Para decidir quién será el candidato, ¿sólo se tomará en cuenta quién va a delante en las encuestas?

-Nuestro candidato será el que garantice ganar, de entrada. El que garantice la unión del emecismo en Jalisco; el que garantice también la continuidad de los proyectos en nuestro gobierno en el estado. Esa suma de condicionantes será la que puedan tomar, en su momento, la coordinadora estatal, el Consejo Estatal, y ponerlos en consideración de la Coordinación Nacional, que sin duda es lo que se va a tomar en cuenta.

“Esa es la forma en que se van a tomar las decisiones. Fechas aún no hay, porque no hay una decisión tomada por la Coordinación Nacional. Pero estamos trabajando para que con quien se tome la decisión tenga un carro afinado, con buenas llantas, para llegar a la meta en el 2024. ¿Quién será el piloto? A mí como dirigente me tiene sin cuidado. Yo tengo que prepararme para que el piloto tenga el vehículo apropiado y llegue a la meta en primer lugar. Y en este momento los números dicen que cualquiera que pueda pilotear este vehículo va a llegar a la meta”.

-Tú sabes, Manuel, que el gobernador en turno es quien decide quién será el candidato, y los órganos del partido sólo lo legitiman…

-El gobernador escucha, es un político con mucha experiencia que sabe qué le conviene a Jalisco, qué le conviene a nuestro movimiento. Y escucha la voz de todos, la voz de la dirigencia; escucha todas las opiniones del partido y seguramente está muy atento a lo que la sociedad dice. Y claro que tiene una opinión, y tendrá una opinión de peso importante para decidir quién será el candidato. Pero será de esa manera: al seno de nuestro movimiento y escuchando las voces de todos.

-El gobernador escucha, pero él tendrá la última palabra y los órganos del partido legitimarán.

-Seguramente tendrá un peso importante su voz, eso nadie lo puede negar, en la toma de decisiones para definir el rumbo de Movimiento Ciudadano.

 

Post relacionados

“El Verde sabe ser aliado para cogobernar”

Opinión Política

Evitemos el desgaste interno: Clemente Castañeda

Opinión Política

Aún no son tiempos electorales: Hagamos

Opinión Política

Dejar un comentario