Opinión Política
EDUCACIÓN E HISTORIA

La transición energética aún tardará años, por su alto costo: García Alcocer

Así lo afirmó el Mtro. Guillermo García Alcocer, ex presidente de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), durante conferencia a estudiantes de posgrado de la UAG.

 

Por Alfredo Arnold

La transición energética global tardará varios años. Se necesita mucho dinero, algunos expertos calculan que costaría de tres a cuatro trillones de dólares para los próximos seis años. En la actualidad, el 70 por ciento de energía en el mundo viene de fuentes no renovables y no es posible cerrar las refinerías que la producen.

Así lo afirmó el Mtro. Guillermo García Alcocer, durante la conferencia magistral que impartió a estudiantes de la Maestría en Energía Renovable de la Universidad Autónoma de Guadalajara.

García Alcocer fue presidente de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), trabajó en la Secretaría de Hacienda y en la Secretaría de Energía y fue galardonado con el Premio Banamex de Economía. Hoy es asesor en materia energética de varias empresas y organismos públicos nacionales y extranjeros.

En la conferencia “Oportunidad para la transición energética en México”, dijo que el país está en posibilidad de convertirse en una potencia del sector, sobre todo ahora con el nearshoring, pero es necesario que los particulares llenen el espacio que la Comisión Federal de Electricidad, a pesar de un gran esfuerzo, no ha podido satisfacer.

También existen necesidades, por ejemplo, de agua, telecomunicaciones, fibra óptica, carreteras, recursos humanos especializados, seguridad, telecomunicaciones y promoción, en lo cual los estados del norte del país están más activos que los del centro o los del sureste.

En México existe una gran necesidad de inversión en generación energética, mínima de ocho puntos del PIB. Requerimos producir 92.9 gigawatts y sólo se producen 17 GW. México se clasifica como “críticamente insuficiente” en metas ambientales.

Afirmó que el tema energético está ligado a la materia medioambiental, a la urgencia de electrificar todo para reducir la huella de carbón. El mundo se mueve hacia: 1) A la automatización y uso de la Inteligencia Artificial; 2) Electrificación de “usos finales”, como la medicina, los servicios y el transporte ligero; todavía no existe tecnología eléctrica para mover motores muy pesados, como los grandes aviones o maquinaria industrial; 3) Electromovilidad, como los autos eléctricos, y  4) Descarbonización, por ejemplo, el uso del hidrógeno aun con el problema de su explosividad ya que es la molécula más pequeña que se conoce, por lo tanto es muy volátil y difícil de controlar con seguridad. Aclaró que existen diferentes tipos de hidrógeno y su uso y costo son muy diferentes.

El almacenamiento va a ser un tema muy importante, ya que también hay una tendencia hacia la descentralización mediante el uso de generadores propios y techos solares, por ejemplo. La eficiencia energética, suficiente, barata y limpia, es un asunto que determina las políticas públicas y privadas.

Mtro. Guillermo García Alcocer.

En el caso de México, la política energética puede ser reversible sin necesidad de hacer cambios constitucionales; hay que analizar las instituciones y revisar el plan de infraestructura cada 15 años y eliminar el concepto de “cero privados”, pero aun en el entorno actual, existen posibilidades para reducir el costo eléctrico. La tarifa eléctrica es una de las más caras del mundo. “Tenemos una ley energética, pero es importante cumplirla”.

Entre las respuestas que el expositor dio al final a los asistentes presenciales y virtuales, dijo que la compra de plantas del Gobierno mexicano a Ibredrola fue como una operación de particular a particular, ya que se determinó que dichas plantas no podrán ser manejadas por personal de la CFE ni podrán compartirse información. Estas plantas, aunque no aportan nada adicional en producción a la energía que ya se estaba generando en el país, le evitaron al Gobierno construirlas; se compraron ya funcionando y por lo tanto se ahorró toda la tramitología que hubiera implicado el tener que iniciar desde cero.

En otro tema, consideró que la práctica de fracking que se quiere prohibir, ya se utiliza en México desde hace años, “lo que hace falta es hacer cumplir con las normas para el uso de esta práctica de extracción de gas natural y otros hidrocarburos que ya es muy común en Estados Unidos”.

El expositor inició su conferencia haciendo un repaso de las revoluciones energéticas que han ocurrido en el mundo desde el siglo pasado: Del carbón se pasó al petróleo, al que se le encontraron muchas ventajas y diversos usos; luego apareció la energía nuclear, que provocó tres grandes accidentes, a pesar de lo cual sigue vigente; en seguida vino el petróleo en aguas profundas; luego la “fractura hidráulica” o fracking, y actualmente la tendencia es desplazar el petróleo y adoptar el enfoque hacia lo eléctrico.

Al final de la conferencia, el director de Posgrados en Computación y Energía de la UAG, entregó un reconocimiento al Mtro. Guillermo García Alcocer.

 

Post relacionados

La UAG salió fortalecida de años retadores

Opinión Política

Celebran Jubileo de Oro de Antonio Leaño Reyes

Opinión Política

La izquierda cumple un cuarto de siglo gobernando la capital del país

Opinión Política

Dejar un comentario