Opinión Política
OPINIÓN

El Nearshoring, propuesta vital para México y Jalisco

TRIADA

Por Jorge Jaime Hernández

Master en Administración y Periodista

Sin duda que el futuro de México está de la mano de la propuesta y realización del eje económico del próximo gobierno para que los mexicanos podamos aspirar a mejorar nuestra condición de vida de manera exponencial y la ruta está planteada. Estamos ante una perspectiva inigualable, la gran oportunidad de aprovechar la relocalización o Nearshoring como catapulta de negocios.

Y, por lo pronto, las dos candidatas que encabezan las preferencias para ser presidente de la República tienen puntos de vista parecidos con respecto a la importancia de usar esta modalidad para avanzar económicamente con bases sólidas.

Recordemos que el Nearshoring está ahora más vigente que nunca al presentar buenos dividendos a la hora de exportar servicios y mercancías, utilizando más y mejores formas de distribución, bajando costos y gastos y ofertando empleos bien pagados en las cadenas de producción y suministro de los países productores y maquiladores cercanos a los mercados más grandes del mundo.

Estados Unidos es nuestro mayor mercado internacional y podemos convertirnos en su máximo proveedor, puente entre las empresas que deben enviar y producir los productos y servicios a gran escala para poder participar ampliamente en las ligas mayores en esta área.

¿Qué pasa si México no aprovecha esta cercanía con el vecino del norte? Simplemente estaríamos evitando la llegada de muchos millones de dólares y la posibilidad de aumentar los empleos no sólo a nivel frontera, sino en toda la República donde se pueden promover y apoyar esta posibilidad. Todo un reto para el próximo gobierno.

Llama la atención la perspectiva económica acerca de este proceso de la candidata Xóchitl Gálvez, que está muy claro y representa el cambio de rumbo frente a la propuesta de la candidata Claudia Sheinbaum que representa la continuidad, cuidándose de no tocar el formato económico que ha dictado el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Las propuestas de Xóchitl Gálvez para el Nearshoring incluyen seis ejes que los extranjeros y posibles inversores seguramente tomarán en cuenta para tener un socio comercial. El primero se refiere al Estado de Derecho donde su gobierno propone que se mantengan y se respeten los acuerdos jurídicos en las leyes internacionales, como el eje que mantendrá la inercia en la atracción de Inversión Extranjera Directa (IED).

En el segundo, energía, dice que sin capacidad eléctrica para satisfacer las necesidades de las empresas no llegarán más empresas extranjeras y anunció que ampliará en un 50% las líneas de transmisión de energía eléctrica, se regresarán las subastas eléctricas, se apostará por energías limpias y modernizará PEMEX, aclarando que no se privatizará, sino que invertirá en refinerías para convertirla en una empresa rentable.

Y en el área de energía propone la instalación de gas natural en el sureste mexicano, a fin de que se adhieran a la inercia del nearshoring.

Otro eje propuesto es el uso del agua con un modelo para la reutilización, almacenamiento y potabilización del vital líquido.

Dentro de ello, se tecnificará el campo de México para reducir el gasto de agua y que esta pueda invertirse para hogares e industria.

Capital humano es otro de los ejes y habla de contar con profesionistas competitivos y altamente capacitados. Se fomentará el estudio de áreas como robótica e inteligencia artificial, industrias que ofrecen salarios bien remunerados.

En todo gobierno la infraestructura es fundamental y en esta área propone la candidata que construirá nuevos puertos en Manzanillo para eficientizar el traslado de mercancías que llegan del extranjero.

La seguridad es básica para que México pueda funcionar adecuadamente y apoyará más a las corporaciones policiales, regresando a las Fuerzas Armadas a sus funciones sustantivas y acabará con la militarización. Y por su importancia, este rubro tiene su tratamiento aparte.

Contrastando las propuestas de Claudia Sheinbaum, también habla sobre la importancia para su gobierno de las inversiones con perspectiva regional e incluyente, teniendo una diferencia fundamental donde se le agrega el plus de la búsqueda de la igualdad y del factor social, pero sin cambiar la manera en que se está llevando a cabo en este gobierno. Ella señala que no sólo se debe pensar en aumentar el empleo, sino que se debe buscar que sea bien remunerado y que llegue a los trabajadores con prestaciones dignas, con mejores condiciones. Ante este planteamiento, ella reconoce que en este gobierno no se ha logrado aún, pero esa es la visión por rescatar a través de la relocalización.

En su estrategia plantea la creación de 10 nuevos polos de desarrollo que tomarán en cuenta las vocaciones regionales y que promoverán la construcción de parques industriales, así como las inversiones en energía que habrán de darse para la instalación de empresas.

Todo el plan para el Nearshoring deberá reflejarse en crecimiento económico, y las primeras estimaciones arrojan que México puede crecer al 5% hacia el quinto año, según Claudia Sheinbaum, en caso de que gane la elección presidencial el próximo 2 de junio.

Sin embargo, sabemos que la mayoría de los candidatos al estar en campaña tratan de deslindarse de los presidentes para hacer un planteamiento propio, pero en este caso, hablar de continuidad y alabar el trabajo del gobierno federal como un parteaguas trascendental hace una gran diferencia donde se promete un gobierno que trascienda los seis años y continúe una transformación que ha sido planteada fuera del neoliberalismo y en apoyo de las ideas de izquierda.

Lo cierto es que como país necesitamos unirnos en un solo camino para caminar juntos en el logro de los objetivos económicos que le puedan dar a los mexicanos una mejor vida.

En Jalisco también tenemos la misma oportunidad y será básico que los candidatos locales se pronuncien al respecto. El tema económico para las empresas y emprendedores puede ser aprovechado para dar el estirón, y el gobierno puede apoyar más a la sociedad civil organizada, a las cúpulas empresariales y, sobre todo, elaborando un plan y propuesta en este sentido, con inteligencia financiera y social que ayude a todos, porque hay que recordar que el pueblo somos todos los habitantes que jurídicamente formamos el Estado y no solo una parte. El pueblo, entonces, somos los trabajadores, los empresarios, las familias, los grupos, en fin, la población que necesita tomar aquí esa gran oportunidad.

Esperamos las propuestas de los candidatos de Jalisco. Medítalo.

 

Post relacionados

El presupuesto del INE

Opinión Política

¿Desmantelar la educación?

Opinión Política

Adiós al árbitro electoral

Opinión Política

Dejar un comentario