Opinión Política
ANÁLISIS

Al Frente Amplio le crecen los “enanos”

Preparados para hacer candidato a Santiago Creel, irrumpió sorpresivamente la senadora Xóchitl Gálvez, y cuando se creía que la senadora “barrería” con sus adversarios, aparece Beatriz Paredes y cierra la diferencia entre ambas.

 

Por Julio César Hernández

Integrados primero en la alianza Va por México, luego de los comicios intermedios del 2021, los partidos PAN, PRI y PRD enviaron señales de que en torno al acuerdo firmado por los tres se construía el andamio para que el diputado Santiago Creel Miranda fuera el candidato a la presidencia de la República en un nuevo formato denominado Frente Amplio por México.

Acción Nacional había encaminado sus pasos a favor de Creel Miranda, con la aparente complacencia del Revolucionario Institucional y de la Revolución Democrática. La estructura blanquiazul se había dado a la tarea, en todos los estados, de trabajar a favor del entonces presidente de la Cámara de Diputados, quien en su condición de favorito fue objeto del “golpeteo” por parte del presidente Andrés Manuel López Obrador desde la “mañanera”, quien se mofara de él por ser “güerito y de ojos azules”.

Sin embargo, de la noche a la mañana el escenario del grupo opositor ante la irrupción sorpresiva de la senadora Xóchitl Gálvez Ortiz, quien inicialmente había manifestado su deseo por contender por la candidatura a la jefatura de gobierno de la Ciudad de México y hacía ese destino había dirigido su trabajo político. Sin embargo, el haberle ganado al presidente López Obrador ante tribunales el derecho de réplica a una acusación que el tabasqueño había hecho en su contra y el  que no se le permitiera el acceso a Palacio Nacional para en la “mañanera” cumplimentar la resolución judicial, la hicieron cambiar de opinión ante el empuje que a través de las redes sociales comenzaron a hacerle para que se apuntara como aspirante a la candidatura presidencial.

Cuando Xóchitl Gálvez anunció que iba por la candidatura a la presidencia, se registró una enorme inversión en redes sociales para hacer crecer su imagen pública y convertirla en un fenómeno mediático que fue fortalecida, incluso, con una serie de críticas que el presidente López Obrador le hizo durante varios días hasta que otra vez los tribunales le prohibieron referirse a la senadora hidalguense, quien lo había acusado de ejercer en su contra violencia de género.

La irrupción sorpresiva y el crecimiento público de la imagen de Xóchitl Gálvez, gracias a la fuerza de las redes sociales, le modificó al Frente Amplio por México su escenario para el que se había preparado a favor de Creel Miranda, y la estructura de Acción Nacional tuvo que movilizarse para sumarle las más de 150 mil firmas que requería para quedar inscrito como aspirante, cuando la senadora logró superar el medio millón de esas firmas a su favor.

O sea, una figura a quien nadie volteaba a ver y mucho menos alguien se imaginaba que podría tener un crecimiento tan rápido en la preferencia ciudadana opositora a la Cuarta Transformación, le “creció” al Frente Amplio por México y al mismo tiempo desplazó a Santiago Creel como el aspirante favorito a quedarse con la candidatura del bloque opositor por la presidencia.

La figura de Xóchitl Gálvez metió en un “aprieto” al Frente Amplio y prácticamente lo obligó a aceptarla como la aspirante con más posibilidades de ser la candidata opositora, toda vez que la opinión pública la “compró” como la única que no sólo podría hacerle competencia a Morena sino, incluso, ganar las elecciones en el 2024.

Xóchitl les “creció” sin darse cuenta…

RIVALES. Beatriz Paredes y Xóchitl Gálvez, por la candidatura del Frente Amplio.

LES “CRECIÓ” BEATRIZ

Cuando vino el momento de hacer los descartes de los aspirantes registrados, a través del conteo de firmas recabadas, quedaron fuera los perredistas Miguel Ángel Mancera y Silvano Aureoles, al igual que el panista Francisco García Cabeza de Vaca. Todos ellos sumaron más de las 150 mil firmas requeridas, pero no cumplieron otros requisitos, como el que mínimo hubiesen sido recabadas en 17 estados o que esas firmas no fueran de militantes de otros partidos.

Y es así que quienes lograron pasar a la siguiente etapa fueron los panistas Xóchitl Gálvez y Santiago Creel y los priistas Beatriz Paredes y Enrique de la Madrid quien, sin embargo, en la primera consulta ciudadana no alcanzó la calificación necesaria para estar entre los tres finalistas que participarían en los foros regionales que comenzaron el pasado día 17, y quedó fuera.

En el caminar de esta contienda, hubo voces que descartaban a la priista Beatriz Paredes Rangel como una contendiente con fuerza, pues si bien le reconocían su capacidad y experiencia política, consideraban que este no era ya su tiempo y que su problema para caminar -necesitando en ocasiones del bastón o de la silla de ruedas- eran sus desventajas frente a una Xóchitl Gálvez echada para adelante, con un permanente pleito con el presidente López Obrador y con el apoyo de toda la maquinaria de las redes sociales, así como ante un Santiago Creel que aún mantenía el apoyo de la estructura partidista de Acción.

Sin embargo, Paredes Rangel demostró en los tres foros que se han llevado a cabo -el primero en la Ciudad de México y los otros dos en Durango y Monterrey-, que está muy lejos de retirarse de la política, que su lucidez, su capacidad y experiencia política se mantienen intactas y no sólo ha hecho ver mal a Xóchitl Gálvez sino que también demuestra amplias tablas para debatir y hacer ver que si alguien tiene el nivel y la estatura para ser una candidata presidencial es ella.

En los hechos, la competitividad de Paredes Rangel se demostró en la recolección de firmas al obtener 451 mil 934 contra 554 mil 699, muchas de las cuales fueron resultado de la movilización de la estructura del PRI. Posteriormente, en la primera consulta ciudadana quedó apenas tres puntos porcentuales debajo de Xóchitl en la encuesta aplicada casa por casa, al obtener 29% contra el 32% de la senadora panista.

En los foros, Xóchitl Gálvez ha incurrido en varios “resbalones” que sin duda la dejaron mal parada, como cuando dijo que para combatir la inseguridad hay que cerrar los lugares donde se expenden las populares “micheladas”. O en Monterrey donde dijo que en el sur y sureste del país no estaban acostumbrados a trabajar ocho horas corridas, y que eso se demostró cuando como colaboradora de Vicente Fox llevaron una maquiladora a San Cristóbal de las Casas y fracasó.

Tras esta anécdota contada por Gálvez, en redes sociales se reveló que dicha maquiladora era propiedad del empresario Kamil Nacif, acusado de mandar secuestrar y torturar a la periodista Lydia Cacho, y que los salarios de los trabajadores eran pagados por el entonces gobernador de Puebla, Mario Marín, acusado y preso por el mismo delito.

Para entonces, al Frente Amplio ya le había “crecido” Beatriz, sin darse cuenta.

DESPEDIDA. En este desayuno entre panistas, el abrazo de Gálvez y Creel.

“FOCOS ROJOS” EN EL PAN

Tras la salida de Enrique de la Madrid de la contienda, Beatriz Paredes quedó como única aspirante por el PRI, mientras que Xóchitl Gálvez y Santiago Creel disputan la precandidatura por el PAN, con los riesgos que ello implica de una posible división al interior del partido entre los simpatizantes de uno y otro. Y así lo advirtió la dirigencia nacional blanquiazul.

Un día antes del foro en Nuevo León, la estructura nacional del PRI “arropó” a su candidata Beatriz Paredes, cerrando filas en torno suyo, lo que le inyectó una enorme motivación a la aspirante, mientras que en el PAN observaron esta escena con preocupación y se comenzó a analizar al interior la posibilidad de que Santiago Creel, quien se rezagó ya en la tercera posición, se “baje” de la contienda -como se lo comenzaron a pedir militantes y grupos simpatizantes panistas-, y deje a Xóchitl como única adversaria de la priista.

Trascendió que la semana antepasada el propio Creel Miranda le había comentado a un grupo de diputados panistas que pensaba declinar y salirse de la competencia, pero días después anunció que solicitaría licencia como diputado, lo que hizo el lunes de la semana pasada.

El “fantasma” de la declinación de Santiago rondó el foro celebrado en Monterrey, y tomó forma cuando en su mensaje final no se dirigió a la ciudadanía en general sino a los dirigentes del PAN, PRI y PRD, pidiéndoles unidad, y luego anunció: “Yo ya tomé mi decisión de estar en la primera línea de defensa de lo que ustedes y yo creemos, y ustedes tendrán la última palabra. Pero para mí, estaré, y no duden de ello, las próximas 41 semanas, veinticuatro por siete, para que esos sueños los hagamos entre todos realidad”.

Hubo quienes tomaron esta declaración como una confirmación de que Creel continúa en la contienda, pero otros lo consideraron su despedida sin decirlo textualmente. Sin embargo, ese día por la mañana se realizó un desayuno entre panistas en Monterrey, y en su comunicado de prensa donde se dio a conocer el encuentro, se reveló la declaración textual de Marko Cortés que para muchos confirma que Santiago Creel declinará. El dirigente panista, luego de agradecer la “generosidad” de Santiago Creel, dijo:

“La suma de ustedes dos da una gran fortaleza, una gran credibilidad. Yo les diría de otra forma: va a poner el ejemplo para quienes todavía quieran estar en esta contienda, disputando lo que la gente quiere en las calles”. Santiago Creel/ Frente Amplio Va por México.

Se estima que la declinación de Santiago Creel podría darse -si no se registró este fin de semana-, en las próximas horas, quizás antes de que se celebre el siguiente foro regional que tendrá lugar mañana en León, Guanajuato, aunque hay quien no descarta que pudiera retrasarse y hacerlo al final de los foros que concluyen el día 26.

De esta manera, la lucha por la candidatura del Frente Amplio por México se decidiría entre Xóchitl Gálvez y Beatriz Paredes, y cuando se presumía que la senadora hidalguense dejaría muy atrás a cualquiera de sus rivales, comienzan a escucharse voces que no descartan que la priista pudiera dar la sorpresa y levantarse con la victoria, gracias a la estructura del PRI y votos que pudieran provenir del perredismo e, incluso, hasta de panistas que no se sienten identificados con “la innombrable”, como la llamó el presidente López Obrador.

 

Post relacionados

Corren las apuestas en Morena Jalisco

Opinión Política

Raúl Padilla: “Yo me muero como viví…” *

Opinión Política

La “guerra” declarada: Lomelí vs Castellanos

Opinión Política

Dejar un comentario