Opinión Política
ENTREVISTA

“Seré una voz firme, no me doblaré” Laura Haro

Laura Haro Ramírez se convertirá esta semana en la nueva presidenta del comité estatal del PRI, con Omar Hernández como secretario general. La también diputada federal adelanta que en el 2024 su partido contenderá en la coalición “Va por Jalisco” con el PAN y el PRD, y espera se sumen otras fuerzas políticas. Se compromete a respetar los liderazgos locales en el estado para definir las candidaturas. “Mi lealtad al PRI, a prueba de fuego”, dijo.

 

Por Julio César Hernández

Dentro de pocas horas el Partido Revolucionario Institucional (PRI) tendrá una nueva dirigencia al frente del Comité Directivo Estatal, y por vez primera será electa una mujer como presidente: Laura Haro Ramírez, una joven política que del activismo ambiental pasó a ser regidora en el Ayuntamiento de Zapopan, buscó convertirse en diputada local por el distrito 10 de manera infructuosa, pero esa derrota prácticamente le abrió el camino para convertirse en la nueva dirigente del priismo jalisciense.

Tras un paso fugaz por el CONALEP Zapopan, Haro Ramírez se fue a probar suerte a la Ciudad de México a donde llegó a sumarse al equipo político del ex gobernador de Campeche, quien como tal le apostó a los jóvenes y con ellos comenzó a construir su llegada al Comité Ejecutivo Nacional al que integró a varios de ellos, entre ellos Haro Ramírez, a la que además incluyó en la lista nacional de candidatas a diputadas federales por la vía plurinominal, espacio que le disputó al extremo, sin éxito, la ex gobernadora de Sinaloa, Claudia Pavlovich.

Laura Haro Ramírez se registrará mañana martes junto con el ex alcalde de Arandas y ex diputado Omar Hernández Hernández, como fórmula única para la dirigencia estatal, lo que la convierte en la virtual nueva presidente del PRI Jalisco que aún hoy encabeza Ramiro Hernández García.

Con esta calidad, Haro Ramírez sostiene una amplia charla con Opinión Política y ante la que expone de manera exclusiva su visión sobre lo que debe ser el PRI bajo su dirección y el papel que deben de jugar quienes forman parte de él, sean militantes en lo individual o como parte de uno de los sectores u organizaciones que lo componen. Al mismo tiempo confiesa su pasión por la política, lo que la lleva a comprometerse a ser una dirigente de tiempo completo, de 24 horas, de siete días a la semana y de los 365 días del año.

 

-Laura, ¿qué significa para ti llegar en estos momentos y circunstancias a presidir la dirigencia estatal del PRI?

-Mira, Julio, un reto enorme. Sin duda, el mayor reto político partidista que he enfrentado en mi vida. Pero estoy muy contenta, muy emocionada. Me siento y me encuentro en un momento muy importante de mi vida, no solamente por mi juventud sino por las condiciones en las que estoy hoy como diputada federal; con un amplio recorrido no sólo en el estado sino en el país; con la camiseta bien puesta, con la lealtad a prueba de fuego dentro del partido, con experiencias importantes en mi vida partidista, política; con derrota también en los hombros, pero también con importantes victorias. Creo que como cuadro político priista ya estoy más que probada, estoy hecha.

“Es muy claro que en mi haber de mi carrera política no hay una sola mancha de la cual se me pueda señalar, y eso hace sentirme no solamente muy tranquila sino muy firme, en que la voz que vaya a asumir será una voz muy firme y clara. No se nos va a quebrar la voz. No hay algo de lo cual yo pueda, o el priismo jalisciense, sentir alguna duda o sospecha de tu servidora.

“Mi trabajo habla por sí mismo. Llego en un momento muy importante, valiosísimo, porque seré la primera mujer electa que presida al partido. Todavía joven, sí, y eso me entusiasma más. Sin embargo, hay otros atributos que el priismo jalisciense necesita como una convicción inquebrantable con el partido. Yo soy una convencida de que tenemos que hacer equipo con la experiencia del partido, con quienes les ha tocado tener momentos muy complejos y tomar decisiones por el partido.

“Es el caso de la dirigencia actual que hoy, sin ese buen tino político, sin esta finura política que caracteriza a Ramiro Hernández y Verónica Flores, no estaríamos en estos momentos en el partido. Y lo tengo que decir como es: Si no hubiera sido por esta dirigencia asertiva, por esa capacidad política del ingeniero, de Vero, pues naturalmente hoy las cosas se podrían haber puesto más complejas. Y esto te deja ver que esta dirigencia sí nos deja la vara muy alta. Ha sido una dirigencia de puertas abiertas, siempre solidaria, generosos, y eso ha permitido que podamos transitar en un ánimo de unidad, de tranquilidad, de paz en este proceso”.

 

-Llegas al partido colocado en la cuarta posición como fuerza política, y los priistas querrán resultados inmediatos, y lo más cerca es el 2024. ¿Qué tanto crees que puedas avanzar?

-El 2024 va a ser un año en el que, sin duda, las coaliciones y las alianzas van a jugar un papel fundamental. Hoy no existe en el país ninguna fuerza política, ni el propio Morena, que se entienda enfrentando los procesos electorales solos como partido.

Por eso, en este entendimiento y en esta realidad de las coaliciones, tendremos que tener con mucha claridad, desde el día uno, en la construcción y en las viabilidades del fortalecimiento de las coaliciones en las que eventualmente habrá más fuerzas políticas que se puedan integrar con un solo objetivo: ponerle un freno para siempre a Morena. Creo que ese debe ser el objetivo principal y primario, y por supuesto recuperar espacios.

“Pero también sería muy precipitado de mi parte si esta ruta de la construcción de un proyecto ganador la hago sin pensar en una eventual coalición o alianza, que creo es lo que más conviene al país y al estado.

“Entonces, sí puedo decir que desde el día uno estaré muy concentrada no sólo en hacer un gran trabajo de reconocimiento y recorrido en cada uno de los municipios, donde veo un priismo fuerte y firme, que tiene sed de triunfo. Y esto es muy valioso porque a veces yo me pregunto qué es lo que motiva a los jóvenes a creer en el PRI, cuando hemos crecido en la oposición, cuando no han tenido experiencias en el ejercicio del gobierno. ¿Qué los mantiene? Pues un compromiso inquebrantable con el país.

“Creo que el principal reto de los primeros días será hacer un gran recorrido por el estado con la intención de identificar los perfiles de aquellas mujeres y hombres que, dicho en lo local, sean altamente competitivos; identificar que esté probada su militancia y compromiso con las comunidades, porque hoy eso es lo que más demanda la política. Tendrá que hacerse con una política de acupuntura muy focalizada, muy clara, con estrategias muy regionales.

“Respetaré, lo tengo que decir para que haya tranquilidad, las dinámicas locales porque yo lo he enfrentado y lo he padecido; porque nadie más que los que hacemos la chamba de tierra sabemos qué necesitamos. Entonces, tenemos que ser muy respetuosos con los liderazgos locales y convertirnos en un partido de alta utilidad social. ¿A qué me refiero? A que el partido debe tener espíritu, alma, y que las instalaciones no sean “elefantes blancos”. Hay que consolidar estrategias que permitan a los vecinos de las comunidades ir al PRI para tener algún beneficio. Conforme vayamos presentándonos como un partido que habla de las causas que más nos interesa a las personas, más gente nos volteará a ver.

“Y ojo, también es importante que nuestros abanderados sean personas altamente probadas es sus comunidades. Porque no podemos, como en el pasado sucedía y varios fuimos víctimas o vivimos las consecuencias, ser como aquellas dirigencias que tomaban decisiones en el confort y en la comodidad de una oficina con aire acondicionado. Eso no puede volver a pasarle al PRI, porque gracias a esa arrogancia, a esas decisiones que se tomaron de manera hasta ególatra, estamos en las condiciones en que estamos.

“El partido no está en las condiciones que desearíamos estar, pero en el 2018 estábamos peor, porque desde el comité estatal se quitaban, se movían, se acomodaban a los cuates en las planillas y se lastimaban liderazgos locales. Y eso lo padecimos, por ejemplo, en Zapopan, donde desde el comité estatal movieron la planilla que estaba acordada ya con el candidato, y fue un problema toda la campaña del cual no pudimos salir. ¡No puede volver a suceder eso! Se tienen que respetar los acuerdos que se hagan con el priismo local, con quienes van a dar la cara por el partido, porque no podemos creer que los espacios del partido son los espacios para los cuates.

“Insisto, como a nosotros también nos ha tocado vivir ese tipo de situaciones, no podemos repetir los errores que nos costaron mucho, que nos llevaron a enfrentar derrotas, que nos llegaron a lastimar”.

 

-¿Entonces dejas en claro que en el 2024 el PRI se mantendrá en esta coalición de “Va con México” y con ella jugará las elecciones federales y locales?

-Así lo estableceremos desde el día uno. Yo creo que la coalición debe de aperturarse, debe de haber más expresiones que se sumen. Yo veo con buenos ojos que hay nuevas fuerzas partidistas que vean que la coalición “Va por México” va potente, porque si no fuera por la coalición hoy tendríamos todas las reformas constitucionales aprobadas.

“Creo que la coalición fue exitosa, pero debe de perfeccionarse. Y debemos de buscar desde ya, en lo local, cuál va a ser la ruta que vamos a tejer no solamente con el PAN y el PRD sino con otras fuerzas políticas. Yo no estoy cerrada a nada, todo lo contrario”.

 

DIPUTADA. En San Lázaro, con Guadalupe Fletes y Cuquis Camarena, diputados jaliscienses.

En este sentido, estarás al frente del PRI con gobiernos federal y estatal de oposición. ¿Contra quién vas a ser oposición? ¿Contra el gobierno federal cuyo partido en Jalisco no termina de crecer o contra el gobierno local cuyo partido lleva gobernando municipios desde el 2015 y con varias mayorías legislativas? ¿Serás aliada de MC para combatir al gobierno federal y de Morena para combatir al gobierno estatal?

-Mira, Julio, esa es una pregunta bien interesante y creo que es más complejo que esto. Yo creo que nosotros tenemos que ser una férrea oposición a la violencia, a las desigualdades; una aliada estratégica de las mujeres, del emprendimiento para los jóvenes. Entonces, más que ser oposición a una fuerza política partidista o a algún gobierno, hay que conocer el cauce de las causas de la sociedad jalisciense.

“Yo soy una convencida de que siempre hay que hablar en lo positivo. ¡Ah! Y que también hay que denunciar, como ya lo he hecho y los tengo denunciados, cuando haya excesos y fallas del gobierno. Soy una convencida de que el PRI tiene que ser esa balanza que ayude a salir de ese cuello de botella en el que estamos los ciudadanos con este gobierno estatal y con el gobierno federal.

“Yo lo he dicho muchas veces: toda la colaboración con los gobiernos para que nos vaya bien a las familias. Si hubiese esa intención y esa voluntad, ahí vamos a transitar en positivo. Ah, también hay que decir: no le vamos a hacer la chamba a nadie. ¿Vamos a colaborar para tener mejores condiciones? Sí, indiscutiblemente, pero también ante cualquier exceso, ante cualquier irresponsabilidad, la voz es firme. Porque hay una gran realidad, Julio, y una gran ventaja: yo no tengo ningún tipo de interés, ningún negocio, ni a ningún familiar o gente cercana a mi trabajando en el gobierno estatal ni federal.

“Eso me permite tener una libertad absoluta no solamente de conciencia sino de acción. Y lo tengo que decir como ya lo he dicho en muchos espacios: el día, en el caso de Jalisco, que el gobernador convoque a los 33 diputados federales de Jalisco para impulsar proyectos que sean de beneficio para el estado, ahí vamos a estar los diputados priistas, sin duda. ¿Qué ha pasado? Que ni nos convocan, cómo jalamos, cómo ayudamos, si no conocemos los proyectos estratégicos.

“Entonces, ¿qué deben esperar de nosotros? Una dirigencia incansable, muy chambeadora, muy echada para adelante que busca, en primer lugar, la conciliación y la reconciliación con el priismo que enarbole causas. Pero no pienso quedarme callada, nunca, ante cualquier injusticia y de cualquier violación que enfrenten los priistas o la ciudadanía en general, de cualquier gobierno”.

 

-Durante muchos años el PRI sostuvo su fuerza en los sectores y organizaciones, pero hoy sólo existen de nombre o están muy cercanos al gobierno. ¿De qué se va a sostener ahora la fuerza del PRI?

-Yo creo que los sectores y organizaciones existen, son base fundamental del partido. Creo que lo que hay que hacer es un replanteamiento de las causas que enarbolan. Y no podemos creer que el pasado es igual que el presente. El PRI consolida a sus sectores y organizaciones en momentos históricos del país. El PRI ha sido un partido que siempre ha sabido adecuarse a las circunstancias y momentos que estamos viviendo. Por ejemplo, nuestra organización más reciente es el PRI MX en esta era digital y vertiginosa.

“Qué creo y qué planteamientos haré con respeto a los sectores y organizaciones desde la dirigencia y como directriz: primero, que tenemos que ser selectivos en las causas que tenemos que enarbolar, que no podemos estar hablando de 40 mil temas. Debemos hablar de un tema. El sector popular debe de enarbolar una causa y de ahí no salir, y concentrarse con mucha contundencia en el área metropolitana, por ejemplo. Los jóvenes, ellos deben de enarbolar, creo yo, la causa más sensible y más sentida de la humanidad que son los temas del medio ambiente, porque además los jóvenes quieren participar en estos temas, en el tema de las nuevas tecnologías; consolidarnos como el partido innovador, digital, disruptivo, atrevido. Que se olviden de esas formas anticuadas.

“Las mujeres deben ser una voz crítica, fuerte, que alce la voz ante lo que hoy están viviendo en Jalisco. Debe de existir un alto sentido en la causa de la lucha feminista, indiscutiblemente.

“La CNC, que lo ha hecho muy bien, un gran trabajo al interior del estado al lado de los campesinos, de sus luchas, y también es su pase por tener una amplia gestión y una fluida comunicación con los gobiernos. Es su chamba. No podemos creer que vamos a andar a gritos y sombrerazos cuando la acción del gobierno es resolver las demandas y necesidades de la sociedad.

“Y el sector obrero, que tendrá que hacer una definición de su participación dentro del partido. Yo he hablado con algunos de sus liderazgos. Su fuerza social es indiscutible. Van a participar, están entusiasmados en seguir teniendo representación dentro del partido. Tendrán representación dentro del comité. Hoy no podemos creer que el partido se aleje de las causas de los obreros.

“El Movimiento Territorial debe concentrarse en las causas de los barrios, de las colonias. Hoy las colonias de todos los estratos sociales están enfrentando una gravísima crisis en la gestión del agua. Desde Providencia hasta las Mesas Coloradas. Esas causas son las que se tienen que enarbolar en el área metropolitana. Estoy convencida de que estaremos a la altura de los tiempos, de las demandas, de esta era vertiginosa, cambiante”.

“El partido no está en las condiciones que desearíamos estar, pero en el 2018 estábamos peor, porque desde el comité estatal se quitaban, se movían, se acomodaban a los cuates en las planillas y se lastimaban liderazgos locales.

-Contigo llega un relevo generacional a la dirigencia. ¿No puede ser, al mismo tiempo, una desventaja, que genere resistencias a la participación de quienes tienen mayor edad y experiencia? Que no crean en ustedes los jóvenes…

-Creo que tenemos que entender algo: ni los jóvenes lo sabemos todo ni la experiencia, por sí misma, tiene la energía de los jóvenes. Tenemos, entonces, la fórmula que ha mantenido y le ha dado fuerza al partido, que ha sido ese entreveramiento. Tú sabes que a lo largo de mi carrera política ha habido muchas personas, mujeres y hombres, de mucha más experiencia que han sido pilares fundamentales en mi desarrollo político, y no los niego, todo lo contrario. Porque yo valoro inmensamente la experiencia de quienes tomaron decisiones, de aprender en lo positivo y de no repetir los errores que se cometieron. Y también buscar de equivocarnos lo menos posible, y la única manera en que sucede esto es teniendo la humildad de escuchar todas las voces.

“Toda esta fuerza, este ímpetu, esta experiencia, estos conocimientos, los necesitamos. En el PRI vamos a crear un gran laboratorio legislativo. Ahí tenemos la experiencia más probada, a los maestros más importantes en leyes y en la administración pública. ¡Son priistas!

“Es natural, hay dudas, pero la certidumbre mayor que yo puedo ofrecer al priismo jalisciense es que estoy dispuesta a seguir empeñando mis mejores años de vida a las causas del partido para que el PRI vuelva a ganar”.

PRESIDENTA. Esta semana toma las riendas del PRI Jalisco.

-Por último, Laura, hay voces que exigen una dirigencia de tiempo completo. Tú eres diputada federal y compartirás tu tiempo entre Calzada del Campesino y San Lázaro. ¿Qué dices?

-Soy una mujer que a lo único que me dedico es mi vida, a lo único, es a hacer política de tiempo completo, de lunes a domingo, sin descansos, sin vacaciones, sin fines de semana. Han de decir que qué extraña vida la mía, pero me apasiona y lo hago con mucho gusto.

“El priismo jalisciense necesita una representación federal; al priismo jalisciense le conviene más tener una representante con voz fuerte en la máxima tribuna del país, porque no tengan duda: Yo sí sé hacer valer la tribuna federal, yo sí sé hacer la gestión que te da ser diputada federal. No es lo mismo ser diputada federal que no serlo. Hoy tengo una representación que me permitirá impulsar proyectos para los municipios, para el priismo, para los campesinos, para las mujeres. Entonces, a todas luces lo que más le conviene al priismo jalisciense es que su dirigente tenga una voz fuerte, una voz con representación. Que en estos tiempos de persecución política no se nos va a quebrar la voz ni a temblar las piernas.

“Yo lo he dicho mil veces: no reciben igual a un presidente de partido que a un diputado federal para hacer gestiones.

“Entonces, ¿qué sí van a ver de su presidenta? Una presidenta que no va a reconocer días de descanso, sábados y domingos; que atenderé al partido sin descanso, porque no hay tiempo que perder. Y porque yo sí concibo que esta tarea es el reto más grande que voy a enfrentar hasta ahorita en mi carrera política. Porque sé que soy bien chambeadora e incansable”, concluyó.

Post relacionados

PAN estrenará “traje” rumbo al 2024

Opinión Política

Flor Michel, sorprendió a propios y extraños en Morena

Opinión Política

“No desbordamos optimismo”

Opinión Política

Dejar un comentario