Opinión Política
OPINIÓN

Movilidad sustentable

REFLEXIONES

Por Gonzalo Leaño Reyes

El Gobierno de Jalisco anunció que llevará a cabo diversas acciones para solucionar el problema de movilidad que afecta a una numerosa población que habita al sur de la Zona Metropolitana de Guadalajara, un problema al que usualmente se le identifica únicamente con la saturación vehicular de la avenida López Mateos, pero que ya tiene otras derivaciones.

La avenida López Mateos es una de las arterias viales más largas e importantes de la Zona Metropolitana, prácticamente cruza de norte a sur toda la ciudad y en la actualidad se prolonga hacia Tlajomulco en medio de un enorme crecimiento urbano. El nacimiento de Plaza del Sol y de los fraccionamientos aledaños a fines de los años sesenta propiciaron el desarrollo imparable de esa zona; desarrollo que sigue hasta nuestros días, pero también surgieron y siguen surgiendo problemas. Uno muy grave fue el de las inundaciones a causa de las lluvias; otro, fue la saturación vehicular.

La avenida López Mateos norte se intervino con túneles que abatieron el problema, pero en el tramo sur apenas en el sexenio pasado de hicieron ampliaciones que ya han sido rebasadas.

Esta situación llevó al Gobierno estatal a formular un plan que contemplara una solución integral y de largo plazo. Este plan parece ya estar listo y se espera que en breve sea puesto en marcha. Por principio de cuentas se hizo una encuesta en más de 46 mil hogares para obtener propuestas de quienes padecen directamente el problema, también hubo mesas de diálogo con vecinos, expertos y universidades. Una alternativa que fue rechazada fue la construcción de un segundo piso vehicular. Curiosamente, una propuesta similar para hacer un “paso elevado” sobre la calzada Lázaro Cárdenas, también fue rechazada hace unos doce años.

El plan del Gobierno estatal consta de varias acciones, algunas implican obra pública y otras se refieren a reordenamientos administrativos e incluso a cultura vial ciudadana. El tema del transporte público ocupa un lugar esencial, y para ello se propuso la ampliación de la Línea 1 del Tren Ligero y una nueva línea de Macrobús (BRT) con rutas alimentadoras que se sumarían a la Línea 4 del Tren Ligero que está en construcción.

Desarrollar estos proyectos costaría más de 28 mil millones de pesos, de los cuales el Gobierno estatal presupuestaría más de 13 mil millones (menos del 50%). Es decir, le tocaría a la próxima administración estatal continuar y concluir el proyecto, incluso buscar la posibilidad de obtener fondos federales. En estos tiempos, no es fácil iniciar una obra transexenal, pues siempre existirá la incertidumbre de que el sucesor quiera continuarla o suspenderla, como ha sucedido frecuentemente.

Por lo pronto, hay que ver con optimismo el plan estatal; ya quedaron planteadas algunas acciones y sólo hay que esperar que se pongan manos a la obra. Algo se podrá avanzar en el año y medio que le queda a esta administración.

 

Post relacionados

Reformas Constitucionales: entre lo viable y ¿Lo necesario?

Opinión Política

Desdramaticemos los derechos culturales

Opinión Política

Trabajar en el INE

Opinión Política

Dejar un comentario