Opinión Política
ENTREVISTA

Luis Colosio: “Quienes mataron a Donaldo, bloquearon las investigaciones”

El padre de Luis Donaldo Colosio Murrieta jamás creyó en la versión oficial del “asesino solitario”. Se dijo “frustrado” porque las investigaciones nunca avanzaron. A diez años del crimen, concedió esta entrevista. Don Luis falleció hace 14 años sin ver que se haya hecho justicia en el asesinato de su hijo.

 

Por Julio César Hernández

Fotos: Especiales

(Entrevista publicada el 23 de marzo del 2004 en el periódico Ocho Columnas, en el décimo aniversario luctuoso del candidato presidencial del PRI, Luis Donaldo Colosio Murrieta).

Su salud está menguada. Sus pasos son cada vez más lentos, por lo que necesita acompañarse de un bastón negro. Sentad pasa el mayor tiempo posible. Son varias décadas de vida llevadas a cuestas, pero una de ellas -la última- llena de dolor por la ausencia del hijo amado.

 Es don Luis Colosio Fernández, cuyo rostro refleja la tristeza contenida desde aquella tarde del 23 de marzo de 1994 cuando una noticia cimbró el sentimiento más profundo que puede tener un padre: el asesinato de su hijo, de Luis Donaldo Colosio Murrieta, a la sazón candidato del PRI a la presidencia de la República.

En vísperas de conmemorarse el décimo aniversario de aquellos trágicos hechos, don Luis nos espera reposando en uno de los sillones del ingreso del Club Libanés, en la capital del país, donde el viernes anterior presentó “en blanco y negro” -como dijera en ese evento Enrique Jackson Ramírez., sus memorias recopiladas por Samuel Palma César.

“A diez años, Colosio habla”, es la voz de un padre que a lo largo de esta década ha reclamado justicia y que en el transcurso de estos 3 mil 650 días no ha encontrado eco en ninguno de los tres presidentes del país -Salinas, Zedillo y Fox- que, en su momento, se comprometieron a esclarecer el crimen.

Su pelo cano contrasta con el regio traje oscuro que porta. Del mismo color la corbata y el calzado.

En ese momento sus manos reposan sobre el ya inseparable bastón y sólo la derecha se despega temblorosa para poner énfasis en su reclamo: “Estamos como decía Luis Donald: hambrientos y sedientos de justicia”.

 

RECLAMA JUSTICIA

En marzo del 2001, durante una visita “relámpago” a Guadalajara, don Luis Colosio charló con Ocho Columnas, y en aquella ocasión afirmó:

PESAR. Don Luis Colosio falleció 16 años después de que su hijo fue asesinado en Lomas Taurinas, y nunca creyó en la versión.

“Durante los últimos años yo vengo luchando y batallando con las uñas y las súplicas, pero nadie de los poderosos me ha escuchado. Pero tampoco he claudicado y sigo solicitando y sigo exigiendo que se haga justicia en el caso de Luis Donaldo. Nada de que el tirador solitario… ¡pamplinas! Fue un complot muy bien organizado y llevado a cabo impecablemente por un brazo armado que pudo haber sido equis organización…”.

Sobre las investigaciones del crimen, en aquella entrevista expresó:

“Pero todo fue una comedia pésimamente actuada y llevada a donde se nos da a conocer a los mexicanos que definitivamente Colosio murió a manos de un solo tirador. Yo no comparto esa opinión. Yo sigo sosteniendo que el crimen de Luis Donaldo fue un crimen político; que lo mataron para eliminarlo en la lucha por el poder, en esa descomposición tremenda que ya se vivía…”.

Tres años después, el senador Colosio Fernández reitera su posición y añade:

LOS COLOSIO. Luis Donaldo y don Luis, padre e hijo que recorrieron el camino de la política.

“Yo soy un ciudadano agraviado y tengo muchas dudas de cómo se llevaron las investigaciones y. desde luego, de ninguna forma estoy conforme. Considero que los intereses que generaron el asesinato son los mismos que pusieron la barrera (para investigar con éxito) y que va a ser un milagro que pueda traspasar”.

LUIS COLOSIO FERNÁNDEZ / PADRE DE LUIS DONALDO COLOSIO

Esta es la charla con Luis Colosio Fernández:

-Don Luis, han pasado ya diez años sin Luis Donaldo, ¿cuál es su sentir?

-Sigue siendo el mismo sentimiento de tristeza que nos invadió desde el momento en que lo asesinaron; es el mismo sentir de frustración de que las investigaciones no avanzaron y que, como lo dije en algunas ocasiones, en los presidentes anteriores nunca encontré voluntad para que el caso saliera adelante. Ese es mi sentir, ese es mi sentimiento actual.

 

-A raíz de aquel discurso del 10 de febrero pasado (aniversario del natalicio de Luis Donaldo), ¿ha ocurrido algo? ¿Se han acercado a usted las autoridades?

-No, no, en lo absoluto. Nadie. Periodistas nada más. Y la comisión senatorial que le da seguimiento (al “Caso Colosio”), tuvo una reunión en la Procuraduría (General de la República) donde se le informó la metodología que están siguiendo para el estudio del expediente. Nada más, hasta ahí. Y desde luego que lo que llevan trabajando hasta la fecha no han encontrad ningún motivo de cambio o algo trascendente para reabrir el caso.

 

-¿Y usted les cree? ¿Cree que no han nuevos elementos para reabrir el caso?

-Pues mira, yo soy un ciudadano agraviado y tengo muchas dudas de cómo se llevaron, desde que se iniciaron, las investigaciones y, desde luego, de ninguna forma estoy conforme. Soy un ciudadano agraviado, considero que los intereses que generaron el asesinato son los mismos que pusieron la barrera y que va a ser un milagro que pueda traspasar.

 

-¿O sea que si hubo un complot para asesinar a Luis Donaldo existe un complot para no avanzar en las investigaciones?

-Pues de alguna manera tienden las redes y tienden sus arreos para que no les pase ni un mosquito entre sus redes.

 

-¿Será tan poderosa esa red como para que un nuevo gobierno, de otro partido, tampoco pueda hacerlo?

-¡Absolutamente! Y esto no es privativo de México, en todas partes del mundo donde hay crímenes políticos. Pero más aquí en México donde los mexicanos hemos estado huérfanos de la justicia. Nunca se ha hecho justicia a plenitud. Estamos como decía Luis Donaldo: hambrientos y sedientos de justicia.

 

-Tras el discurso por el natalicio de Luis Donaldo, ¿no lo han buscado el expresidente Carlos Salinas o Manuel Camacho Solís? ¿O todo ha quedado en meras declaraciones a los medios?

-Todo lo han manejado los medios. Los actores políticos que yo señalo, incluyéndome a mí, no hemos sido requeridos ni en lo particular ni en ninguna forma. Las cosas siguen igual.

 

-En aquella ocasión Alfonso Durazo reconoció que la actual administración federal no había tenido voluntad para investigar más a fondo. ¿Nadie más del gabinete del presidente Fox le ha dicho algo?

-No, nadie más ha dicho nada, Nadie ha vuelto a emitir alguna opinión. En lo absoluto.

 

MEMORIAS. A diez años del asesinato de su hijo, don Luis decidió dejar el relato de su vida.

Con motivo de este décimo aniversario, además del suyo, han aparecido otros dos libros: el de Héctor Aguilar Camín y el de Federico Arreola. ¿Ya los leyó? ¿Qué opina de ellos?

-En realidad no los he leído porque me la he llevado entre médicos y hospitales. Realmente mi salud está muy quebrantada. Pero el propósito de publica este libro (“A diez años, Colosio habla”), es abrir un abanico más de opinión a la ciudadanía, para que sea la ciudadanía la que juzgue.

 

-La PGR dice que en estos dos libros no hay nuevos elementos que la obliguen a abrir el expediente. ¿En su libro ofrece algunos nuevos elementos para abrir las investigaciones?

-Pues depende de cómo lo encuentra la Procuraduría, yo no podría definir mi obra. Esta obra, en colaboración con Samuel Palma, es una obra modesta que no pretende ser la panacea; más bien son reflexiones, son opiniones. Sobre todo, es un llamado a la conciencia del pueblo de México, más que todo.

“No es que campee en el libro sed de venganza, no señor, de ninguna manera; más bien es un llamado para que México retome el camino de la civilización y seamos el país de orden, el país que queremos los mexicanos, desde hace muchos años, construir”.

 

-En vísperas de este décimo aniversario sus nietos, Luis Donaldo y Mariana, han aparecido ya a la luz pública: enviando una carta a un semanario, otorgando entrevistas y dejándose retratar para una revista social. ¿Considera que ya es el momento para esto?

-Yo creo que aquí es muy prematuro. El niño acaba de cumplir apenas 18 años, y aunque el muchacho ya tiene sus derechos cívicos y es dueño de sus acciones, pero le falta madurez. Yo creo que sería errático tratar de involucrarlo en la vida política actual. El muchacho lo que requiere ahorita es estar inmerso en el estudio, formarse académicamente y observar un poquito más el devenir de este país.

 

-En una entrevista que concedió, Luis Donaldo declaraba que no sabía aún si se dedicaría o no a la política. ¿A usted le gustaría que se dedicara a la política?

-Pues yo he sido muy respetuoso de mi familia, de mis propios hijos, nietos, y en este caso especialmente por ser hijo de quien es, no me atrevería a tratar de conducir o intervenir en su vida. El muchacho en un par de años tendrá la madurez para saber por dónde va a empezar. Tiene que aprender, primero, que la vida es larga y que la lucha es ardua; que de la noche a la mañana no va a adquirir todos los conocimientos habidos y por haber, que tiene que estudiar mucho.

“Ya cuando conozca códigos, leyes, sistemas, esquemas, según sea la carrera que vaya a estudiar, entonces sí que actúe por su cuenta”.

 

Post relacionados

Verónica Delgadillo: “La política es mi vida; me ha dado todo”

Opinión Política

“El reto, consolidar la confianza ciudadana”

Opinión Política

MC divide opinión en Va por Jalisco

Opinión Política

Dejar un comentario