Opinión Política
ANÁLISIS

Los tiempos y métodos de la Alianza

Alejandro Moreno, dirigente nacional del PRI, “dibuja” en Jalisco el cronograma de la coalición Va por México para concretar el acuerdo tripartita y revela las propuestas, de su partido, del PAN y del PRD, para la elección de quien será el candidato que contenderá contra la 4T.

 

Por Julio César Hernández

Gráficas: CEN del PRI

En el escritorio del presidente nacional del PRI, Alejandro “Alito” Moreno, se encuentra ya el borrador de un cronograma sobre los tiempos que tiene la coalición “Va por México” para, después de las elecciones en Coahuila y el Estado de México, iniciar el proceso interno de selección de su candidato, la firma formal y oficial de la alianza con el PAN y el PRD y arrancar la campaña por la presidencia de la República.

La apuesta de “Alito” Moreno es que la coalición se levantará con la victoria y retendrá en su poder las dos gubernaturas que se juegan en junio de este año, con lo que esperan salir fortalecidos para enfrentar la “madre” de todas las elecciones en el 2024.

Sin embargo, el primer escollo que deberá de sortear el bloque opositor es el método para elegir a quien será su abanderado, que a decir del dirigente priista nunca se acordó que será panista, como se interpretó tras darse a conocer que el PRI manejaría las elecciones del estado de México y Coahuila, y Acción Nacional las candidaturas a la presidencia y a la jefatura de la Ciudad de México.

De acuerdo a Alejandro Moreno, cada uno de los partidos integrantes de la coalición han puesto sobre la mesa su propuesta de método para elegir a su candidato, que aclaró no necesariamente debe de ser un militante de cualquiera de ellos sino que podría ser un representante de la sociedad civil, pero que debe de comprometerse con el PAN, PRI y PRD, y no tratar de desligarse de ellos, como ya se lo hicieron ver al ex presidente de la Coparmex, Gustavo de Hoyos, quien ha manifestado su deseo por ser el abanderado de la alianza.

GUBERNATURAS. Nueve estados relevarán al titular del Ejecutivo.

LOS MÉTODOS EN LA MESA

Hasta el momento, a decir del dirigente nacional priista, cada uno de los partidos propuso un método en particular que debe de estar definido en julio próximo, apenas concluya el proceso electoral en Coahuila y el Estado de México, para que a más tardar en agosto tengan a su candidato, en diciembre formalizar la concreción de la coalición con la firma de los tres partidos y de inmediato arrancar la campaña por todo el país, de acuerdo al calendario establecido por el Instituto Nacional Electoral.

El partido de la Revolución Democrática, que encabeza Jesús Zambrano, propone la realización de una elección primaria, pero el inconveniente que el PAN y el PRI advierten es que no existe una regularización de este método, y quizás por eso sea el menos indicado para sacar al candidato. Advierten como una desventaja la realización de una primaria es que el gobierno se involucre y termine por inclinar la balanza hacia el lado que más le convenga.

El partido Acción Nacional plantea que el candidato de la coalición se defina a través de encuestas, método aplicado por el partido Morena, aunque con su peculiaridad.

El Revolucionario Institucional propone un método que considera el más representativo, que consiste que cada partido proponga uno o dos precandidatos; que estos acudan a cada uno de los 32 estados del país y participen en un foro en el que participarían militantes de los tres partidos, más sectores representativos de la sociedad civil. Posteriormente, luego de la participación discursiva de cada precandidato, los asistentes al foro emitirían su voto a través de urnas electrónicas, y será candidato o candidata aquel que gane el mayor número de los estados.

Alejandro Moreno también planteó otra idea: Que cada partido realice una elección interna y que de ellas surjan dos candidatos por cada partido, los que participarían en una elección de donde saldrá el ganador convertido en el candidato presidencial de la coalición.

Por el momento, las propuestas están sobre la mesa de la coalición, pero aún no se define cuál de ellas se aplicará finalmente, de ahí que a la par de los comicios en Coahuila y el Estado de México, “Alito” Moreno considera que debe de trabajarse para, precisamente, en julio ya tenerlo definido y aplicarlo.

VOTACIÓN. Los números registran un crecimiento con la alianza.

UNA COALICIÓN GANADORA

En su paso por Guadalajara este fin de semana, el dirigente nacional del PRI insistió en dos puntos: la coalición “Va por México” sí puede ganar la presidencia de la República en el 2024 y su llamado a que el partido Movimiento Ciudadano se sume a ella, pues ya quedó demostrado en comicios anteriores que con la suma de todos sí es posible derrotar a Morena y a la cuarta transformación.

En su intervención frente a los invitados de la agrupación política Confío en México, Alejandro Moreno expresó:

“¿Por qué está la preocupación del gobierno (federal) en querer destruir la coalición? Porque electoralmente en votos la coalición PAN, PRI y PRD tenemos prácticamente 40 puntos y Morena y sus aliados suman poco más de 42 puntos, mientras Movimiento Ciudadano tiene siete puntos. Entonces, ¿quién dice que no se puede ganar la presidencia de la República?

Alejandro Moreno/ presidente del pri.

Hay que hacer un gran frente; por eso quieren destruir la coalición. Lo que necesitamos es tener inteligencia y estrategia para construir. Por ello el gobierno quiere romper la coalición, porque saben que si no vamos unidos, Morena va a ganar la elección”.

Previamente, en una cena con líderes de opinión locales, auguró que la elección presidencial del próximo año terminará siendo una lucha entre dos: Morena y la coalición Va por México, por lo que Movimiento Ciudadano tendrá que definirse a cuál alianza se suma.

El optimismo y confianza de “Alito” Moreno en que pueden derrotar a Morena su fundamenta en los números recientes que han arrojado las elecciones del 2021 y 2022, amén de que asegura que saldrán victoriosos en los comicios de este año en Coahuila y el Estado de México.

En este encuentro con comunicadores, el priista presentó una serie de láminas, entre las que mostró por qué -asegura-, la alianza sí funciona. Por ejemplo, refirió que en la elección del 2021 el 31% de los votos fueron motivados por la existencia de la coalición, y que el 14% de los sufragios que López Obrador obtuvo en el 2018, el 14% se fueron a la coalición Va por México en el 2021.

COALICIÓN. Que ya se demostró que sí funciona.

Los resultados del 2021, en la contienda por varias gubernaturas alentaron también la confianza de obtener un triunfo en el 2024, pues en Campeche, por ejemplo, Morena ganó con el 33.22% por el 31.81% de la coalición; en Chihuahua la coalición ganó con el 42.46% por el 32.76% de Morena; y en Michoacán, Morena obtuvo la victoria con el 41.59%, pero la coalición alcanzó el 39.04%. Y ya no se diga lo obtenido en la Ciudad de México, concretamente en las alcaldías de Álvaro Obregón, Coyoacán, Miguel Hidalgo, Tlalpan, Azcapotzalco, Cuauthémoc, Cuajimalpa y Magdalena Contreras.

Alejandro Moreno destacó que la unidad en la coalición Va por México genera un crecimiento electoral, ya que si bien en el 2018 no hubo alianza, la suma de votos de ese año es menor a lo alcanzado en el 2021: un millón 829 mil 956 votos en el 2018 por un millón 957 mil 139 en el 2021.

Por último, también hizo ver lo importante que será la participación de los jóvenes en el 2024, pues de la lista nominal que llega a los 91.9 millones de ciudadanos, el 48% tiene entre 18 y 39 años, o sea el 44.8 millones de mexicanos.

ELECCIONES. Lo que se juega en el país en el 2024.

Post relacionados

Plan B “fulmina” credibilidad electoral

Opinión Política

Un debate sin consecuencias

Opinión Política

¿Qué valiente tomará las riendas de Morena?

Opinión Política

Dejar un comentario