Opinión Política
OPINIÓN

Eje empresarial Jalisco-Nuevo León

REFLEXIONES

Por Gonzalo Leaño Reyes

La llegada a nuestro país de una inversión como la anunciada por Tesla es, sin lugar a dudas, una gran noticia, no sólo porque representa una cuantiosa inversión de cinco mil millones de dólares (casi 100 mil millones de pesos), sino por las repercusiones positivas que genera en el extranjero.

La Inversión Directa Extranjera (IED) ha venido creciendo desde el año pasado, producto del deterioro de las relaciones comerciales de Estados Unidos con China, de la inseguridad que representan las inversiones en Europa de Este a causa de la invasión de Rusia a Ucrania, y de las ventajas competitivas que ofrece México, tales como su cercanía con Estados Unidos (nearshoring) y la abundancia de mano de obra relativamente barata.

Parece que así lo ha entendido el Gobierno mexicano, a pesar de su insistencia inicial de que Tesla se instalara en el sureste de la República y no en el norte como lo tenía contemplado la empresa. Finalmente, todo se resolvió favorablemente.

La IED es una gran palanca para el desarrollo de la economía, la tecnología y el bienestar del país, como también lo son las exportaciones, el turismo y las remesas; curiosamente, se trata de cuatro conceptos que de alguna manera están fuertemente involucrados con nuestras relaciones exteriores.

Otro aspecto que podemos extraer de la Gigafactory México que ensamblará autos eléctricos para exportación y consumo doméstico, es que fue escogido el estado de Nuevo León, en donde el inversionista Elon Musk encontró ventajas competitivas superiores a las que podrían ofrecer otros estados e incluso países emergentes. Nuevo León está muy cercano a la frontera con Texas, en donde se localiza otra importante planta industrial de Tesla, tiene un gobierno estable, una población trabajadora y un gran potencial de recursos humanos por sus universidades.

Es, por lo tanto, muy satisfactorio que nuestro estado de Jalisco y Nuevo León hayan establecido un Eje Empresarial entre las dos entidades. No escapa el tema político en cuanto a que los gobernadores Enrique Alfaro y Samuel García pertenecen al mismo partido político, pero más allá está el tema económico y el bienestar de la población.

En una reunión que sostuvieron los dos mandatarios en Ajijic, hace pocos días, Samuel García ofreció a Alfaro un trato preferente para utilizar la aduana “Puente Colombia” para dar salida a las exportaciones de Jalisco.

Jalisco es líder nacional en producción agroalimentaria y creación de empleos; Nuevo León se reafirma como líder industrial. Este tipo de alianza, el Eje Jalisco-Nuevo León, será de un gran provecho para el país, es un ejemplo digno de ser replicado.

 

Post relacionados

Romo y su maquinaria naranja

Opinión Política

Seguimos Acumulando Pasivos

Opinión Política

¿Qué nos depara el 2023?

Opinión Política

Dejar un comentario