Opinión Política
OPINIÓN

La SIP y el reto del nuevo periodismo

REFLEXIONES

Por Gonzalo Leaño Reyes

La pandemia provocó efectos devastadores en casi todos los campos de la vida social. La economía, la educación, la política, el área de la salud, la religión… todo fue trastocado, ya nada es como antes. Por supuesto, el periodismo sufrió un gran cambio.

No necesariamente todas las actividades registraron saldo negativo. La tecnología, por ejemplo, fue impulsada durante la contingencia sanitaria, ya que era imprescindible mantener la comunicación, así que herramientas como Zoom se volvieron sumamente populares para llevar a cabo juntas empresariales o para impartir clases a niños y jóvenes en sus propios hogares.

El periodismo sufrió grandes transformaciones en tan sólo dos años. Muchos periódicos desaparecieron, pero otros más encontraron nuevas formas de llegar a sus audiencias por medio de plataformas digitales, incluso algunos medios multiplicaron exponencialmente sus lectores. Ha sido una gran transformación, aunque los beneficios no han sido para todos.

Los medios de prensa latinoamericanos siempre han tenido un referente que orienta su actividad hacia los mejores caminos. Este referente es la Sociedad Interamericana de Prensa, a la cual los periódicos y revistas impresos o digitales dirigimos la mirada para encontrar soluciones a problemas comunes en el periodismo. Es por ello que nos congratulamos enormemente por volver a la presencialidad en esta Asamblea General, a tener contacto directo los colegas, a compartir experiencias y a impulsar con renovado ímpetu el crecimiento del periodismo en nuestras localidades.

Son muchas las cuestiones que afectan actualmente al periodismo, entre ellas, la transición de lo escrito a lo digital, la creación de contenidos pertinentes para nuevas audiencias, el financiamiento de las empresas editoriales, el pago por los servicios informativos que se ofrecen, la capacitación del personal para hacer una nueva forma de periodismo y la capacitación en el uso de las técnicas digitales, la conformación de las nuevas redacciones, la búsqueda de nuevos mercados de lectores y la creación de estrategias para atraer anunciantes. Son numerosos los retos que nos presenta el periodismo y una gran parte de las respuestas las encontraremos en esta Asamblea General.

Pero si el tema logístico, tecnológico y financiero es importante, mucho más lo es la libertad de prensa que, lamentablemente, se ve cada vez más estrecha, más acotada e incluso abiertamente amenazada en algunas regiones de América Latina.

De ahí la gran importancia que tiene la Asamblea General de la SIP, donde decenas de expertos nos darán luz sobre los cambios que envuelven al nuevo periodismo, pero también para denunciar a quienes desde el poder ponen el riesgo la libertad y la democracia al impedir la libertad de prensa.

Saludamos a la SIP y deseamos que esta Asamblea General traiga muchos frutos para las empresas periodísticas y para la sociedad en general.

 

 

Post relacionados

Ahora sí… las precampañas

Opinión Política

Hacer Ciudad o Administrar el Crecimiento

Opinión Política

MC gana los reflectores

Opinión Política

Dejar un comentario