Opinión Política
ANÁLISIS

La lucha ¿infructuosa? por una reforma electoral

A la iniciativa de reforma electoral lópezobradorista planteada por Morena, el PAN y el PRI responden con sus propias propuestas de reforma, destacando la defensa que hacer de la autoridad electoral ante el embate morenista. Las reformas de ambos bandos buscan la voz ciudadana con sus foros abiertos.  

 

Por Julio César Hernández

Las fracciones parlamentarias de la coalición “Va por México” y de Morena en la Cámara de Diputados, han organizado por separado foros abiertos para discutir una reforma electoral que el presidente Andrés Manuel López Obrador se ha empeñado en concretar a como dé lugar, y que dio motivo a que el PAN y el PRI elaboraran sus propios proyectos de reforma que contrasten con la presentada por el partido de la cuarta transformación.

Si bien los proyectos de reforma del PAN y PRI contienen novedades y algunas propuestas innovadoras, y Morena prácticamente presentó una reforma dictada desde Palacio Nacional, la discusión central está en el futuro nada menos que del árbitro electoral: el Instituto Nacional Electoral (INE). López Obrador pretende ajustar cuentas con el consejero presidente Lorenzo Córdova Vianello y lo quiere fuera del órgano electoral, junto con su compañero Ciro Murayama, quienes se han enfrentado y respondido a la arremetida en su contra desde el gobierno federal y su partido.

En este marco, y contra lo que se hubiese esperado, Córdova Vianello ha aceptado a asistir tanto al parlamento abierto de Morena como a los foros alternos de “Va por México”.

En nuestra edición número 709 de Opinión Política, bajo el título “Reforma electoral: regreso al pasado”, abordamos ampliamente la reforma presentada por Morena y que responde a los deseos del presidente López Obrador; ahora referiremos lo que propone la iniciativa hecha pública por Acción Nacional y las propuestas planteadas por el Revolucionario Institucional, aún no vaciada en una iniciativa como tal.

PRIISTAS. Alejandro Moreno le apuesta a sacar una iniciativa común con el PAN.

La reforma panista

La iniciativa del PAN plantea integrar a la Constitución tres figuras que califica de “novedosas” y dos adecuaciones a reglamentos que, argumenta, “requieren de modificaciones ante las nuevas realidades políticas”.

Las figuras que propone incorporar a la Carta Magna son: La segunda vuelta electoral para la elección del presidente de la República; la nulidad de la elección por la participación del crimen organizado; y que la lista plurinominal sea integrada mediante la conformación de dos listas.

Respecto a las adecuaciones reglamentarias, sus propuestas son: Porcentaje de sobrerrepresentación, disminuyéndolo del 8 al 4 por ciento; los gobiernos de coalición; y la comunicación social del gobierno.

En cuanto a la segunda vuelta electoral en la elección presidencial, el PAN argumenta que “sea electo Presidente por mayoría absoluta el candidato que obtenga la mitad más uno del total de los sufragios emitidos. Si ningún candidato obtiene más de la mitad de los votos, se realizará una segunda votación la cual tendrá verificativo el mismo día de la jornada electoral”.

Y luego precisa: “Conforme a las reglas previstas en la ley, los votantes enlistarán el mismo día de la jornada electoral a dos candidatos por orden de su preferencia. Si ninguna candidatura obtiene la mayoría absoluta se llevará a cabo el cómputo de la segunda vuelta electoral, para cuyo efecto se eliminarán las candidaturas con el menor número de votos y se considerará únicamente las dos candidaturas que hayan obtenido la mayor votación. En ese caso, se determinará quién obtuvo la mayoría absoluta, considerando la preferencia expresada en el voto de los cruces posibles por la ciudadanía”.

Sobre la nulidad de la elección por la intervención del crimen organizado, luego de lo sucedido en los procesos electorales del 2021 donde se sospechó que esto sucedió en varias entidades donde la victoria favoreció a Morena, los panistas proponen “un nuevo blindaje electoral, con objeto de hacer frente a la delincuencia organizada respecto a la intervención en procesos electorales, mediante la incorporación de un supuesto adicional para que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación declare la nulidad de una elección cuando se acredite que en la misma ha ocurrido la intervención, involucramiento, acto de intimidación, amenaza, o influencia de persona o personas que pertenezcan o se encuentren vinculadas a un grupo del crimen organizado en el proceso electoral correspondiente”.

 

Modificaciones constitucionales

En este punto de las modificaciones a la Constitución, Acción Nacional aborda el tema del gobierno de coalición, y plantea así su reforma:

“Se propone derogar la facultad optativa del Titular del Ejecutivo Federal de conformar un gobierno de coalición, a fin de establecer que en caso de que el partido que haya postulado al Titular el Ejecutivo Federal no cuente con una mayoría absoluta en las Cámaras del Congreso de la Unión, “se deberá” conformar un gobierno de coalición con uno o varios de los partidos políticos representados del mismo Congreso. Una vez conformado, se establece que el convenio de gobierno de coalición, el programa de gobierno y la agenda legislativa deberán ser aprobados por ambas Cámaras”.

Por último, el PAN aprovecha para entrar al tema de la “mañanera” lópezobradorista, en lo que define como “esquema de comunicación social”, que en concreto refiere lo siguiente:

“La iniciativa propone establecer la prohibición de que, a través de las campañas de comunicación social, expresiones o ejercicios informativos, se realice la promoción personalizada de cualquier servidor público y adicionalmente la promoción de algún partido político, candidatura o precandidatura a un cargo de elección popular o de los procesos de consulta popular o revocación de mandato”.

Y es que el partido blanquiazul, dando por sentado que en el futuro gobiernos venideros podrían replicar la fórmula de López Obrador, alega que se deben “reglamentar los ejercicios informativos realizados diariamente y que son conocidos como “las mañaneras”, que tienen características claramente definidas tales como: no tienen un carácter institucional ni son con fines informativos, educativos o de orientación social, emite datos difícilmente comprobables, promueve la confrontación y la persecución institucional de personas u organizaciones de la sociedad civil ajenas a sus ideologías o que

cuestionan las políticas u obras públicas, incita a la violencia, transgrede diversos derechos y garantías, vulnera el principio de división de poderes, interviene en facultades y atribuciones de órganos públicos autónomos, realiza una promoción personalizada de su propia imagen, entre otras, e incluso comente actos sujetos de sanción tanto penal como administrativamente”.

MORENISTAS. Mario Delgado, en defensa de la reforma promovida desde Palacio Nacional.

Reformas secundarias

Acción Nacional también propone reformas secundarias a la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, a la Ley de Partidos Políticos y Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral, del que sobresalen las propuestas de elecciones primarias y las candidaturas comunes.

Respecto a las elecciones primarias, el PAN establece:

“Se propone la instauración de elecciones primarias en México y que éstas tengan carácter de “abiertas”, es decir, que tanto militantes como simpatizantes de los partidos políticos tengan la posibilidad de participar en la toma de decisiones y que las autoridades electorales den validez y certeza a dichos procesos en los casos que dos o más fuerzas políticas decidan coaligarse y quieran decidir con la participación popular al candidato que habrá de representar a dicha coalición.

“Las elecciones primarias serán la forma que puedan convenir los partidos políticos que deciden coaligarse para la elección y postulación de su candidato a la Presidencia de la República. Las elecciones primarias serán abiertas y simultáneas”.

Sobre las candidaturas comunes, plantea:

“El impulso de candidaturas comunes entre dos o más partidos ofrece claros ejemplos a los ciudadanos de que por grandes que sean las diferencias, sí es posible dialogar, construir, generar proyectos que sumen más y más voluntades, y que cualquier disenso o desacuerdo del pasado se puede reparar con la disposición de hacerlo.

“Las candidaturas comunes son viables en tanto existan acuerdos e instrumentos normativos que las puedan sostener y mantener más allá de los procesos electorales, con objeto de que éstas se vean proyectadas en las agendas legislativas y de gobierno en caso de triunfar”.

 

La reforma priista

A diferencia de Acción Nacional, el PRI no ha presentado una iniciativa de reforma electoral como tal, sino únicamente ha enunciado una serie de propuestas en las que hay coincidencias con algunas del PAN, quizás apostando a que como interantes de la coalición “Va por México”, terminarán presentado una sola iniciativa con lo planteado por ambos partidos e incluyendo, quizás, algunas propuestas hoy no conocidas del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Lo que destaca de la reforma del PRI son las siguientes propuestas:

“Reducción de las diputaciones federales de 500 a 300: 150 de mayoría relativa y 150 de representación proporcional; y establecer límites para evitar la sobrerrepresentación, a fin de nadie pueda tener más escaños que el porcentaje de votos alcanzados, propiciando la asignación directa de curules.

“Crear la figura de Vicepresidencia de la República, que iría en la fórmula del candidato presidencial, que lo acompañe en el desahogo de los asuntos de política interior, que dé certidumbre al proceso de sustitución del Presidente en caso de falta absoluta.

“Reducción del financiamiento público a partidos y ampliación del financiamiento ciudadano global hasta en un 30% del dinero público para su sustitución por un financiamiento ciudadano.

“Mayor libertad de expresión durante las campañas electorales, sin uso de recursos; transfiriendo al tribunal electoral la competencia en materia de libertad de expresión electoral (medidas cautelares).

“Que los partidos políticos y las autoridades tengan la obligación de revisar antecedentes financieros y penales de precandidatos, candidatos, familiares, equipos de campaña, directivos de partidos a niveles nacional, estatal y municipal.

“Imponer sanciones máximas para partidos que hayan postulado candidatos ligados al crimen organizado.

“Que el INE asuma la rectoría plena de los comicios federales y locales y los organismos públicos locales.

“Desaparición de los OPLE ́s, para reducir costos a las entidades y salvaguardar su soberanía.

“Los nombramientos de los Consejeros Electorales será por insaculación ante la Junta de Coordinación Política, previa elaboración de quintetas por un Comité Técnico de Evaluación de los aspirantes mejor evaluados.

“Nombramientos de los magistrados electorales por insaculación ante la SCJN.

“Desaparición de los tribunales estatales electorales para contar con una sola organización nacional y una sola justicia electoral nacional”.

PRESIDENTE. Lorenzo Córdova, el defensa del INE.

¿Habrá reforma electoral?

En medio de estas discusiones la interrogante en el aire es si estas reformas electorales tendrán futuro alguno cuando en ambas propuestas se requieren de reformas constitucionales que exigen la votación a favor de las dos terceras partes de la Cámara de Diputados, y ninguno de los dos bandos -Morena y aliados y “Va por México”-, cuentan con los sufragios necesarios para ello.

Y es que el PAN, el PRI y el PRD ya anunciaron en su momento que no apoyarían la reforma electoral lópezobradorista, en tanto Morena no votaría a favor de las iniciativas panista y priista. La esperanza que queda es que todas las fuerzas políticas en San Lázaro logren llegar a un acuerdo del que salga una reforma por consenso, mezcla de lo que proponen unos y otros. Pero la verdad es que no se advierte que haya esta posibilidad y lo que podemos augurar es que este intento de una nueva Ley Electoral “reviente” en el camino. ¿O habrá una sorpresa?

Post relacionados

“Jalón de orejas” de Adán Augusto a morenistas

Opinión Política

Clemente y Pablo, una final “cantada” en MC

Opinión Política

Urge un nuevo Pacto Fiscal

Opinión Política

Dejar un comentario