Opinión Política
OPINIÓN

Hacer Ciudad o Administrar el Crecimiento

Por Carlos E. Martínez Gutiérrez

Consultor en Desarrollo Urbano y Vivienda

@carlosemgtz

Las estructuras urbanas se van construyendo a lo largo del tiempo formando conjuntos urbanos, barrios o colonias; sus habitantes forman un tejido social que les da la fortaleza como comunidad, y que hoy en día muchas zonas de las ciudades carecen de estas características y se convierten en áreas deshabitadas, despersonalizadas e inseguras.

A través de los años los grupos étnicos formaron asentamientos humanos, se consolidaron núcleos poblacionales con características propias, con aspectos culturales, económicos, sociales y/o políticas, formando un tejido social con identidad propia y características específicas.

Con paso del tiempo y con el crecimiento de las ciudades, un sinnúmero de núcleos poblacionales contiguos a la ciudad principal fueron absorbidos conservando sus características, encontrando en la actualidad zonas en las ciudades donde su diseño urbano, la arquitectura y los servicios juegan un papel muy importante en la calidad de vida de sus habitantes.

Ejemplos característicos pudieran ser los centros históricos de las ciudades donde desgraciadamente muchos de ellos están degradados, abandonados e inseguros. En contra posición, hay barrios o zonas con una vitalidad propia donde su comercio, su arquitectura, sus servicios, las tradiciones, el tejido social se conservan formando zonas mucho más seguras y con mejor calidad de vida.

Estos hechos nos llevan a una profunda reflexión en el momento de tomar decisiones para planear y diseñar en la ciudad; nos damos cuenta de que en los últimos años se ha diseñado solo para la expansión urbana de la vivienda, pero no se ha diseñado para hacer ciudad; los gobiernos abandonaron la rectoría en materia de formar ciudad y solo han administrado la expansión urbana en favor de los intereses inmobiliarios.

Lo inadecuado o inexistentes políticas públicas en el diseño de la ciudad, el erosionar los centros históricos, abandonar los barrios tradicionales y crear grandes extensiones de construcciones sin los servicios y equipamientos necesarios para la vida en comunidad, son algunas de las causas de los problemas sociales que hoy en día nos aquejan.

Para revertir este fenómeno se requiere rediseñar la ciudad, reconvertir zonas, distritos o colonias dotándolos de espacios, servicios públicos y equipamientos, por mencionar solo algunos aspectos, así como establecer políticas públicas urgentes con una clara estrategia de crear tejido social que garantice una vida en comunidad con mejor calidad de vida a mediano plazo.

El reto no es menor, se requiere un cambio en las estrategias de las administraciones públicas donde desgraciadamente muchas de ellas su visión es mediática, planear a mediano o largo plazo de forma integral son acciones que los gobiernos no les interese muchas veces porque no hay resultados tangibles en su periodo de gestión.

Pero también se requiere la participación decidida de la ciudadanía, de los organismos técnicos y sociedad en general en la toma de decisiones de la ciudad, que coadyuven y vigilen la permanencia de las políticas públicas a favor de las nuevas generaciones. La pregunta es: ¿Les interesa a nuestros gobernantes hacer ciudad o solo administrar el crecimiento?

 

Post relacionados

El futuro nos alcanzó

Opinión Política

Que No nos Frene la Legalidad, la Dignidad, la Ética o la Moral

Opinión Política

Futbol y Economía. Estados Unidos se nos adelanta.

Opinión Política

Dejar un comentario