Opinión Política
EDUCACIÓN E HISTORIA

El futbol es historia, y Carbajal es parte de ella

El “cinco copas” falleció la semana pasada a la edad de 93 años.

 

Por Alfredo Arnold

Parecería una insolencia hablar de futbol cuando se tocan temas históricos de un país o temas políticos internacionales. Pero no lo es, ya que el futbol no sólo es un deporte, sino que produce emociones a miles de millones de habitantes del planeta, decisiones que han afectado, para bien o para mal al mundo a lo largo de casi un siglo.

La FIFA tiene más países afiliados que la ONU y está presente, con decisiones autónomas y muchas veces controvertidas, en los cinco continentes. Lo mismo agrupa a una federación rica como la de España, que a una humilde como la de Haití; a un país pacífico como Suiza, que a uno en guerra como Rusia; a uno que es ejemplo de democracia, como Estados Unidos, que a una dictadura como la de Cuba.

El futbol es el gran invento de la humanidad que permitió evitar las grandes conflagraciones bélicas que tuvieron su punto culminante en la Segunda Guerra Mundial; que permitió paliar las miserias humanas como la desnutrición en países africanos o la reciente pandemia de Covid 19, y a llevar un poco de alegría a poblaciones pobres mediante el disfrute de una actividad lúdica. Incluso es un factor de movilidad social que ha permitido a personajes que nacieron en condiciones muy humildes, alcanzar fama y riqueza.

El futbol es parte de la historia y, por lo tanto, algunos de sus personajes más importantes deben considerarse históricos en el sentido más amplio de la palabra, sin eufemismos ni exageraciones. Uno de ellos es el mexicano Antonio Félix Carbajal Rodríguez, “La Tota”, fallecido la semana pasada a los 93 años de edad.

Carbajal vivió la primera época del futbol profesional mexicano. Nació en la ciudad de México y debutó en 1948 en el equipo Real España, un club que ganó cinco títulos en la época amateur y fue el segundo campeón de la era profesional. En esa época, dominaban los equipos integrados por españoles (o hijos de españoles) acogidos por el Gobierno de Lázaro Cárdenas a raíz de la Guerra Civil. El primer campeón profesional fue el Asturias, en la temporada 1944-1945.

Pero la fama y trascendencia de Carbajal vendría poco después como portero del León y de la Selección Nacional. Asistió a los Juegos Olímpicos de 1948 aunque no jugó. Fue aquella histórica Olimpiada de Londres donde México obtuvo medallas con el clavadista Joaquín Capilla, el caballista Humberto Mariles y su equipo, así como la Selección de Basquetbol. La gran historia de Antonio Carbajal comienza en el Campeonato Mundial de 1950 en Brasil y se extiende a las siguientes cuatro versiones disputadas en Suiza, Suecia, Chile e Inglaterra.

Fue el primer futbolista del mundo en participar en cinco Copas Mundiales, y a pesar de haber recibido muchos goles, fue reconocido por la FIFA como el mejor portero de la Concacaf del siglo veinte y uno de los 100 jugadores históricos a nivel mundial. Su récord, al que debía su apodo de “Cinco Copas” disputadas entre 1950 y 1966, duró 32 años, hasta que fue empatado por el alemán Lothar Matthaeus y posteriormente por otros jugadores.

Una de sus imágenes más recordadas fue la del Mundial de Chile en 1962, donde aparece llorando después de haber sido eliminado México por España con un gol de último minuto. Pero ahí no terminó su historia mundialista, ya que volvió en 1966 en Londres: Nacho Calderón, que era el titular jugó los dos primeros partidos; en el tercero, contra Uruguay, el entrenador Ignacio Trelles alineó a Carbajal para que completara sus cinco copas… y se aventó un partidazo manteniendo el empate a cero goles. Ese fue su partido de retiro.

En cuanto al futbol doméstico, en el León fue el gran adversario del Campeonísimo Guadalajara de los años sesenta. Desde el campo “Martínez Sandoval” hasta el estadio Jalisco y en La Martinica leonesa, era la figura señera de los Panzas Verdes, que por cierto fue el primer el equipo al que se le llamó Campeonísimo. El León fue el rival más acérrimo que tuvieron las Chivas de aquella época.

Ya retirado como jugador activo, fue entrenador y conservó a largo de su vida una imagen ejemplar, destacando su labor altruista con niños. Falleció el pasado 9 de mayo, su sepelio fue muy discreto, pero dejó una huella imperecedera que al cabo del tiempo deberá enorgullecer al futbol mexicano.

Descanse en paz la leyenda, “La Tota”, el “Cinco Copas”, Antonio Carbajal.

 

Post relacionados

La producción fílmica está llena de temas legales

Opinión Política

A 55 años de los juegos olímpicos

Opinión Política

“Memorias de la Medusa” y cómo apreciar el encanto de la vida

Opinión Política

Dejar un comentario