Opinión Política
OPINIÓN

El déficit de choferes… y algo más

TRIADA

Por Jorge Jaime Hernández

Periodista y Master en Administración

jorgejaime@hotmail.com

Después del desastre económico que representó la pandemia del Covid19, muchas industrias y sectores aún no regresan a los niveles que se tenían en el 2020 cuando ya se tenía una tendencia a la baja en la producción de empleos debido, más que nada, al cambio de rumbo del gobierno federal repudiando al neoliberalismo. Y claro que cualquier cambio siempre representa descontrol, sobre todo en un área tan sensible como es la economía.

Pero nos encontramos ante un panorama de desarrollo de nuestro entorno, en que muchas personas han tenido que moverse a buscar nuevos empleos fuera de su tradicional forma de ganarse la vida, debido a que al cerrarse las fuentes de trabajo vieron la necesidad de emigrar para mantener su nivel de vida o aspirar a algo mejor.

En Jalisco hay 1 millón 981 mil 146 trabajadores formales y es el segundo estado con mayor número de trabajadores en esta condición, aportando el 9.1%. El 33.3% de los empleos formales en Jalisco se concentra en el sector servicios; el 26.3% en industrias de la transformación; y el 20.8% en el sector comercial. El 40.9% del empleo formal son mujeres y el 59.1% son hombres.

En cuanto a rango salarial, en Jalisco el 77% de los trabajadores asegurados en industrias de la transformación ganan hasta 3 salarios mínimos, lo que equivale a 18 mil 669 peso;, sin embargo, estos puestos tienen un adiestramiento más técnico.

En varias ocasiones el secretario general de la CTM en Jalisco, Juan Huerta Peres, ha manifestado la carencia de personal para el transporte público hasta en un 40%, desde conductores de camiones de pasajeros hasta choferes de tráiler o equipo pesado, y eso provoca pérdidas económicas y malestar entre los usuarios.

A veces las personas que usan el transporte público para trasladarse se quejan de que no pasan los camiones con regularidad, pero en muchas ocasiones se debe a este fenómeno…  la falta de conductores.

La verdad es que los actuales jóvenes, “milenians” como se les llaman, tienen características muy específicas que ha provocado la falta de interés para buscar un empleo acorde con sus ambiciones y sus pretensiones de ingreso; son personas que quieren un trabajo fácil, bien remunerado y, si es posible, desde su casa. Y como ahora existen apoyos para la juventud que no estudia y no trabaja, pues… ¿Para qué molestarse?

El 64.1% de la inversión extranjera directa ha sido para las industrias manufactureras; el 20.3% para el sector de servicios financieros y de seguros, y el 8.3% para servicios de alojamiento temporal y preparación de alimentos.

Sobre el tema, Rigoberto Delgado Salgado, secretario general de la Alianza Sindicato de Empleados de la Industria Hotelera-Gastronómica de la Federación de Trabajadores de Jalisco, comentó que en esta rama los trabajadores de los restaurantes, como meseros, garroteros, cocineras, mayoras, galopinas o lavaplatos que se quedaron cesantes por el cierre de sus fuentes de trabajo, muchos se fueron al área de servicios médicos, donde el salario era mayor y no dependían de las propinas, además de obtener prestaciones médicas.

De esta forma, personal con un historial amplio y bien capacitado tuvo que salir de su zona de confort para integrarse en un área diferente a lo que venían haciendo.

Delgado Salgado refirió que ahora todas las fuentes de trabajo no tienen completa su plantilla laboral porque a los jóvenes actuales no les interesa un empleo de este tipo y sólo duran poco tiempo. No buscan hacer carrera o tener prestaciones y la seguridad de una vivienda. Difícil situación donde la gente mayor son los que están haciendo fuerte al sector… pero no son suficientes.

 

Post relacionados

La desconexión de las redes sociales y la realidad mexicana

Opinión Política

Políticas de Maquillaje

Opinión Política

Sector obrero, sector empresarial y gobierno

Opinión Política

Dejar un comentario