Opinión Política
ENTREVISTA

“AMLO nos mandó a freír espárragos”

El presidente del COMCE Occidente, Miguel Ángel Landeros, lamenta la falta de apoyo del gobierno federal al gruero del empresariado del país, que contrasta con lo que bien le va a la élite empresarial que tiene fácil acceso a Palacio Nacional. Y advierte que empresarios como Carlos Slim no representan a ese sector de la iniciativa privada que sostiene la economía del país, como son las pymes.

 

Por Julio César Hernández

Miguel Ángel Landeros Volquarts, presidente del Consejo Mexicano de Comercio Exterior capítulo Jalisco, resumió en una popular frase el trato que los empresarios recibieron del presidente Andrés Manuel López Obrador durante la pandemia del Coronavirus-19: “nos mandó a freír espárragos…”.

Refiere que durante los dos últimos años no sólo enfrentamos una pandemia de salud sino también una pandemia económica. “Muchas empresas sufrieron y siguen sufriendo”, pero aclaró que no esperaban del gobierno lópezobradorista “que nos regalara el dinero”, sino un trato como el que otros gobiernos del mundo dieron a sus empresarios: posponiendo el pago de impuestos, regresándoles el IVA de manera oportuna, “cosas muy puntuales”, subrayó.

También Cónsul honorario de Vietnam, Landeros Volquarts charla con Opinión Política sobre el escenario económico que vive el país y la forma en que se refleja en el comercio exterior, luego de que con la llegada del gobierno de la 4T o de Morena se aplicaron medidas que cambiaron radicalmente el rumbo que tenía el país con los gobiernos de los últimos sexenios.

Lamentó esa falta de apoyo del gobierno federal para el gran empresariado nacional que son las pymes, y advirtió que la élite empresarial del país que se ha entendido muy bien con el presidente López Obrador y su política, como en el caso de Carlos Slim, “no nos representa a la gran mayoría de empresarios de México”.

Tiene la esperanza que desde Palacio Nacional se dé un “golpe de timón” para mejorar la economía del país, pero reconoció que ante la cercanía del período electoral, “lejos de esperar algo, más bien hay que ver cómo nos protegemos, porque vienen tiempos complejos”.

 

-Miguel Ángel, ¿qué escenario enfrenta actualmente el comercio exterior de Jalisco?

-Hay que ser honestos y decir que el comercio exterior es uno de los sectores que mayor recuperación ha tenido y menos problemas que la mayoría. No con ello quiere decir que no tengamos complicaciones. Hoy por hoy, a pesar de las buenas perspectivas que vemos, tenemos retos enormes; por ejemplo, el de la logística mundial para el tema del transporte marítimo donde incide mucho no sólo por lo que exportamos por esa vía, sino por lo que recibimos para enriquecer muchos de los productos que se exportan o se quedan aquí.

“Seguimos todavía con fletes carísimos y con un manejo en los puertos sumamente lento. Esos son de los retos importantes del comercio exterior, pero este año veos muy buenas perspectivas porque vemos ya el mundo en condiciones diferentes, con una apertura muy franca, con una pandemia que, si bien aún está presente, la vemos ya de salida y vemos un franco crecimiento del comercio exterior.

“Claro, seguimos con la preocupación de que en México hay muy poco apoyo para lo que sería una muy necesaria reconversión industrial que nos haría beneficiarios de las cadenas de valor necesarias para aumentar nuestro contenido regional y ser proveedores más certeros para nuestro mejor mercado que es América del Norte.

“Vamos ya con más de 30 años sin una política industrial que realmente ayude a reconvertirnos y a ser más competitivos. Y con el gobierno del Estado hacemos esfuerzos posibles porque tampoco hay presupuesto como para apoyar a las empresas que no han sido apoyadas desde lo federal”.

 

EMPRESARIO. Miguel Ángel Landeros, presidente del COMCE de Occidente.

-¿Qué ha faltado de ese apoyo?

-Es que esta pandemia de salud también fue una pandemia económica, y muchas empresas sufrieron y siguen sufriendo. Y lo que nosotros pedíamos desde el principio, y se lo pedimos al presidente de la República, pero, pues, nos mandó a freír espárragos, como se dice. Era, no que nos regalaran dinero, sino que nos apoyaran, como en muchos lugares, posponiendo el pago de impuestos, ayudándonos con regresarnos el IVA de manera oportuna, cosas muy puntuales, muy fáciles de hacer, pero no eso obtuvimos; obviamente de crédito barato ¡ni hablamos! Eso no existe en este país. Las Pymes no tienen esa posibilidad, aquí el crédito es caro y complejo.

Ante esto, hemos tenido que ser muy creativos para poder subsistir. En el camino sí se quedaron muchas empresas, pero creo que vamos a salir fortalecidos de esto, y Jalisco sigue siendo un estado que se distingue por su comercio exterior y vamos a seguir dando la batalla.

 

-A ver: ustedes venían, por muchos años, trabajando con reglas de juego de alguna manera permanentes, llega el gobierno de López Obrador y las cambia. ¿Cómo han logrado caminar en estos primeros tres años de Andrés Manuel?

-Bueno, lo has dicho muy bien: a nivel federal se han tomado muy malas decisiones, y me refiero concretamente a darle reversa a reformas muy importantes que habían logrado destrabar temas que generaron que la propia inversión se estancara, que atrajese inversiones y que se renovara como país. Me refiero concretamente a la reforma energética que nos trajo muchos beneficios, que fue extraordinaria porque regresó a perfilar a México en lo que todo mundo está haciendo, que es energía renovable, eficiente y barata, y quitarle el monopolio a Pemex sólo de la generación, porque sigue siendo monopolio en transmisión de la energía.

“Bueno, como esto que parece increíble, es cambiar las reglas del juego a ocho años que se impusieron y esto es violatorio de los tratados internacionales. Pero como éste, han sido decisiones irracionales, como cancelar un aeropuerto (el de Texcoco) y sustituirlo por un aeropuerto que no responde a criterios comerciales y de negocios, sino ideológicos y de gobierno. Pero eso, lejos de ser un problema para nosotros, es una oportunidad para que el segundo aeropuerto más importante del país de carga, pero el primero de carga pura, como el de Jalisco, puede proyectarse con grandes posibilidades a mediano y largo plazo, por la propia remodelación de la que es objeto, en donde vamos a tener no sólo las 500 mil toneladas de capacidad de carga, sino todavía agregándole más valor con mayores facilidades para puntos de frío y accesibilidad, otra pista más que impedirá que tengamos problemas como los que tiene el aeropuerto de la Ciudad de México.

 

DIPLOMÁTICO. Cónsul Honorario de Vietnam, donde su padre fue Embajador.

-Este cambio brusco de la política federal, ¿qué costo ha tenido para el comercio exterior?

-Lo ha tenido porque hay inversiones muy importantes que están detenidas, que no sólo vendrían a Jalisco sino a otros estados; porque hay incertidumbre y no solamente se va a quedar ahí, habrá querellas dentro de los propios Tratados que tenemos. Pero eso es lo que se genera: desconfianza e incertidumbre. Porque no solamente es un tema de las contrarreformas famosas, sino también es de las decisiones, hablemos de lo irracional; por ejemplo, empeñarse en hacer un tren en el sur en vez de ver cómo llegamos las líneas de gas, cómo exploramos en el campo de la infraestructura para el país. No existe un apartado especial para lo que es exploración de gas natural y desarrollarlo. O de energías renovables. O hacer una refinaría cuando ya sabemos que todo camina en sentido inverso y nosotros vamos al pasado a querer seguir utilizando las energías fósiles. Son cosas irracionales que nos ponen ante el mundo como un país que da pasos hacia atrás. Pero no vemos nada que realmente contribuya a un desarrollo importante del país.

“Por eso, lo que debemos destacar es que no veamos a México como se veía antes, como un país de una gran oportunidad, sino como un país con regiones o estados con grandes oportunidades, porque uno de los temas más importantes para la decisión de retener la inversión o atraerla, es el estado de Derecho, y entonces las decisiones arbitrarias generan desconfianza. Pero estados como Jalisco, Nuevo León, Guanajuato, generan confianza porque en la medida de la autonomía que tienen las entidades se protege la inversión y se impulsa el que se siga desarrollando el comercio exterior en la fracción de inversiones”.

 

-Pero sin duda el escenario macro del país, frente a un gobierno que se empeña en sacar adelante sus particulares proyectos, habrá firmas internacionales que o no invierten o están a la espera de ver qué sucede más adelante…

-Pero no solamente eso, sino que otro de los temas que también incide mucho en las decisiones de quien quiera invertir en México, es el respeto que hay a los organismos autónomos, como sucedió días atrás con lo del Banco de México cuando el presidente se adelantó a revelar información que sólo correspondía hacerla pública a este organismo.

 

-¿Cómo explicarse que frente a políticas de gobierno como las de la 4T hay empresarios que están de acuerdo con ellas y que, como Carlos Slim, recomiendan que hay que aprovecharlas en lugar de estarse peleando con el gobierno?

-Mira, lo voy a decir bien sencillo: «La élite empresarial del país no nos representa a la gran mayoría de empresarios en México, porque ellos representan mucho menos del diez por ciento. La gran mayoría de empresarios que levantan la economía de México son empresas pymes que a veces no tienen ni para pasar una semana, que se las ven dificilísimas y están muy alejadas de los grandes contratos y de los grandes negocios que tienen los empresarios que conforman ese grupo de élite que son consejeros del señor presidente»

“El señor presidente dice: ‘ya me reuní con los empresarios’; sí, pero con sus amigos, con los dueños de las grandes concesiones y de las muy grandes empresas de México, pero no tienen nada que ver con el empresariado del país.

“Nosotros hemos sufrido, y seguimos sufriendo, la falta de apoyo, y todos los temas que se han venido derivando precisamente de no voltearnos a ver. Son cosas muy diferentes, y para muestra un botón: el señor Slim, que por cierto paga muy malos salarios, el otro día dijo que había que pagar mejor a los empleados. Todo mundo queremos que los trabajadores ganen mejor, pero la mayoría de las empresas no podemos hacer eso, porque eso no se da por decreto, se tiene que dar viendo un número de condiciones diferentes. Tú no puedes, desde una silla de una empresa del tamaño como la del señor Slim, decir salomónicamente que hay que pagar mejor”.

 

-En la relación del empresariado del país con el gobierno federal, parece que el de Jalisco se quedó rezagado. ¿A qué se debe? ¿Están pagando los platos rotos del enfrentamiento del gobierno estatal con el presidente?

-Yo estimo que cuando se es presidente se deben dejar atrás los temas electorales y ser presidente de todos, pero no ha sido el caso. Hoy, si tú no estás de acuerdo estás en contra, y eso es totalmente ajeno ala democracia. Los disensos no existen en el gobierno federal; entonces, si no eres de su partido y opinas distinto, eres invisible para el presidente. Eso es lo que nos ha demostrado en todo este tiempo.

“Jalisco (el empresariado) ya fue a Palacio Nacional, pero nos dejó a la mitad de la reunión, yo estuve ahí presente. Yo traía ganas de hablar… Eso habla del poco interés que tiene el presidente en escucharnos, y también del muy poco interés que tuvo en apoyarnos en esta pandemia económica que seguimos viviendo, y esto tiene que ver, insisto, con temas ideológicos y no con temas que realmente importan, técnicos con criterios acercados a entender que hay que conservar las fuentes de trabajo y desarrollar al país en su conjunto.

“No se puede por decreto decir: vamos a desarrollar el sur con un tren que sabemos que no va a tener un efecto positivo; por el contrario, puede ser un elefante blanco que va a costar mucho dinero al gobierno, en vez de accionar concretamente de la mano de los expertos para saber qué es lo que hace falta y apoyar a los estados que están manteniendo la economía del país como es Jalisco, porque aquí con trabajo los empresarios hemos apuntalado la economía desde hace muchos años”.

 

-Frente a una actitud así del gobierno federal, ¿qué les queda hacer a ustedes como empresarios?

-Lo que hemos hecho hasta ahorita: ser creativos, estar unidos, buscar alternativas, ver en el exterior apoyos y seguirnos defendiendo. Eso es lo que estamos haciendo, no podemos cruzarnos de brazos. Tenemos que seguir en la pelea, creo que no lo estamos haciendo mal. Pero mucho nos ayudaría que hubiera un ‘golpe de timón’ y que se nos voltease a ver de manera diferente.

“El gobierno del Estado ha hecho lo que ha podido, pero ni siquiera tiene el presupuesto que merece el Estado, y pues entonces tampoco le podemos pedir ‘peras al olmo’”.

PANDEMIA. Difícil escenario vivieron las empresas con una “pandemia económica”.

«A nivel Federal se han tomado muy malas decisiones, y me refiero concretamente a darle reversa a reformas muy importantes que habían logrado destrabar temas que generaron que la propia inversión se estancara, que atrajese inversiones y que se renovará como país»

-¿Y no sería también pedirle “peras al olmo” esperar un “golpe de timón” del gobierno federal?

-Sobre todo ya de ‘bajada’, ¿no? Porque ya vamos en los tres años, pronto empieza el tema el electoral, y lejos de esperar algo, más bien hay que ver cómo nos protegemos porque ahí vienen tiempos complejos.

 

-Por otro lado, Miguel Ángel, un tema en el que ustedes han sido muy puntuales es el de la inseguridad pública, concretamente la que ustedes como sector enfrentan…

-Es otro de los criterios muy importantes para la toma de decisiones de las empresas de estar en un lugar o no estar; y este no es un tema sólo de Jalisco, es de todo el país. Pero se ha venido recrudeciendo cada vez más y más por la política del gobierno federal de “abrazos y no balazos” que acaba de refrendar el presidente de la República, en una ceguera impresionante. Porque los malos no se hacen buenos sólo porque alguien se los diga. Se tiene que trabajar en labores de prevención y de contención. Tenemos un Ejército del cual nos sentimos orgullosos, pero que hoy está sometido a manejar aeropuertos, a construir, a hacer de todo menos la labor que les corresponde, que es cuidar la soberanía del país que hoy está amenazada por el crimen organizado, y no lo digo yo sino los expertos a nivel internacional.

“Hoy estamos dejando crecer al crimen organizado, a los diferentes cárteles, que se están disputando diferentes áreas del país a costa del desarrollo de México”.

 

-¿Qué números tiene ustedes respecto al incremento en la inseguridad y qué hay que hacer para combatirla?

-Bueno, más allá de números, te puedo decir que la inseguridad ha ido creciendo, pero no sólo hablamos de los crímenes dolosos, que son muchos en el tenor del crimen organizado, sino también lo vemos mucho en el robo de carga que ha ido en incremento, que es parte del sector, que nos preocupa muchísimo y que queremos que no crezca. Por eso hemos mantenido muy de cerca las conversaciones como empresarios, ya con una mesa de trabajo con la Secretaría de Seguridad Pública y con la Fiscalía del Estado, para que mantengamos al estado en una situación distinta a lo que sucede en los estados vecinos como Colima, Michoacán, Guanajuato y Zacatecas, que hoy tiene asoladas todas las fronteras del estado, vemos que hay mucha presión en esos estados. Queremos impedir que Jalisco se convierta en los estados vecinos donde el crimen ya rebasó completamente a las autoridades”.

 

APOYO. Con el gobernador Enrique Alfaro Ramírez.

-¿Cuánto invierten ustedes en medidas de seguridad?

-Entre diez, veinte y a veces llega hasta el 3º por ciento en dispositivos y seguridad para proteger nuestras propias mercancías, y esto saca de balance a nuestras empresas. Inclusive a veces las deja fuera del juego, pero el que paga los ‘platos rotos’ es el consumidor final, y eso nos hace poco competitivos.

“Urge que esto se modifique, pero entendemos que no es muy promisorio lo que sucede a nivel federal, porque el Ejército está atado de manos. Pero aquí buscamos que haya buena coordinación para impedir que esto siga creciendo”.

Post relacionados

“No desbordamos optimismo”

Opinión Política

“No estamos entregados al Ejecutivo”

Opinión Política

Padilla López: “Trino” habla de Raúl

Opinión Política

Dejar un comentario