Opinión Política
OPINIÓN

Paridad: avances y oportunidades perdidas

Por José Antonio Elvira de la Torre

Prof. del Departamento de Estudios Políticos del CUCSH de la UdeG

La reforma aprobada en el Congreso de Jalisco para regular con mayor detalle la paridad en candidaturas presentó avances y oportunidades perdidas, como se demostró con la discusión y oposición de algunos partidos, grupos y actores civiles, por lo que es factible que sea impugnada.

La legislación federal (diputaciones y senadurías) y estatales (diputaciones y presidencias municipales) ya incluían preceptos de paridad:

-Horizontal: 50% de candidaturas para mujeres y 50% para hombres.

-Vertical: mujeres y hombres de manera alternada en listas de RP y planillas municipales.

-Transversal: que asignar sólo a un género distritos y municipios donde su partido obtenga porcentajes más bajos de votación.

No obstante, faltaba un mayor aterrizaje para su implementación, por lo que organismos electorales administrativos, mediante lineamientos y jurisdiccionales mediante jurisprudencia, complementaron estos principios para hacerlos operativos, a diferencia del criterio de “paridad sustantiva” que considera la población de municipios para determinar candidaturas, que no estaba ni en la Constitución ni en las leyes de la materia.

La paridad en candidaturas en Jalisco, aunque insuficiente, ha avanzado. En 2018 sólo PAN, PRI y MC cumplieron el 50% de candidaturas para mujeres. No cumplieron PRD, PT, PVEM, PANAL, MORENA y PES. En 2021, doce de trece contendientes cumplieron con la paridad horizontal (sólo el desaparecido partido estatal SOMOS incumplió).

La paridad transversal, con mayor complicación, también mejoró. En 2018 hubo más hombres que mujeres en las candidaturas del sub-bloque de competitividad alto-alto, a la inversa del alto-bajo. Pero en el bloque de menor competitividad (bajo-alto y bajo-bajo) hubo más mujeres. Para 2021, de cinco partidos con mayor votación (hasta antes de esa elección) registraron 44 mujeres, 44 hombres (alto-alto) y 44 mujeres, 43 hombres (alto-bajo). Sólo MC no registró igual o mayor número de mujeres en sus municipios más rentables (9 mujeres, 12 hombres), y aunque equilibró en el alto-bajo (12 y 9), cumplió por el criterio del IEPC de municipios más poblados. En el bloque de menor competitividad, el sub-bloque bajo-alto tuvo 38 mujeres y 53 hombres, pero el bajo-bajo, 45 mujeres, 38 hombres.

En los diez municipios más poblados, en 2018, de 65 candidaturas de todos los partidos y coaliciones, sólo 18 mujeres y 43 hombres; mientras que en 2021, de 121 candidaturas, 61 mujeres y 60. En los diez municipios menos poblados de 2018, de 36 candidaturas, 27 mujeres y 9 hombres; y para 2021, de 52 candidaturas, 37 mujeres y sólo 15 hombres, destacando negativamente MC que sólo postuló mujeres.

Por ello, la aprobación de una legislación formal más detallada y que incluye el criterio de población de los municipios, es un avance que clarifica y robustece la paridad en las candidaturas en Jalisco, aunque perdió la oportunidad de que en municipios más poblados se garantizara paridad total al alternar género, sin bloques y sin criterio de competitividad. Misma lógica pudo aplicarse a municipio menos poblados, que en 2018 y 2021 han tenido más candidatas mujeres que hombres.

 

Post relacionados

Integridad electoral: duración y topes de gasto en campañas

Opinión Política

Candidatos Viento en Popa

Opinión Política

Reformas Constitucionales: entre lo viable y ¿Lo necesario?

Opinión Política

Dejar un comentario