Opinión Política
ENTREVISTA

“No pienso en ‘Alito’, sino en un Frente Nacional Opositor”

Beatriz Paredes Rangel llegó a Jalisco enfundada en su aspiración por ser candidata presidencial de una alianza no sólo de partidos sino de toda la sociedad. “Los jaliscienses viven la normalidad democrática”, destacó la también senadora priista.

 

Por Mario Díaz

Beatriz Paredes Rangel, invitada por la agrupación política Confío en México, logró convocar a cerca de dos mil doscientas personas quienes acudieron a escucharla en el contexto donde el dirigente nacional de su partido -el PRI-, Alejandro “Alito” Moreno, fue acusado de pactar con el gobierno de la 4T para apoyar la militarización del país, no sólo aprobando que la Guardia Nacional quede bajo el mando de la Sedena sino presentando una iniciativa para que el Ejército se mantenga en las calles del país hasta el 2028, a cambio de detener los audios con los que lo exhibe la gobernadora de Campeche, Layda Sansores, y “congelar” la solicitud de desafuero presentada por la Fiscalía campechana.

Para muchos de los asistentes, la alianza Va por México se tambalea ante la actitud del dirigente nacional priista, pero surgió en ellos un rayo de esperanza en la figura de la senadora Paredes Rangel, una mujer rebosante de inteligencia, gran experiencia en el mundo de la política y en la administración pública, con el aliciente electoral que es considerada por muchos como una persona de intachable comportamiento y que no tiene de los llamados “muertitos políticos en el closet”.

Bajo estas circunstancias, fue evidente que el grueso del priísmo jalisciense sigue arropando a Paredes Rangel. Jalisco es un bastión de la senadora Paredes Rangel, desde donde reiteró que quiere ser la candidata de la alianza al gobierno de la República.

En entrevista con Opinión Política destacó que promoverá el apuntalamiento de un frente nacional opositor en donde no solo estén representados los partidos políticos, sino que también deberán de integrarse agrupaciones y asociaciones ciudadanas.

-Quedó claro que, al menos en Jalisco, la alianza entre partidos la trae usted, pues su dirigente nacional no ha logrado mover tanto a los priístas jaliscienses, y además usted sumó a las dirigencias estatales del PAN y del PRD.

-No sé si la alianza la traigo yo.

ASPIRANTE. Beatriz Paredes Rangel, se apunta para llegar a Palacio Nacional.

-Nosotros sí lo vimos ahí afuera (salón de la Expo Guadalajra)-. La senadora sonríe ligeramente, y es modesta y políticamente correcta. Responde:

-Lo que sí sé es que vimos una presencia muy significativa muy importante y una comprensión de la pluralidad.

 

-¿Qué tan importante será Jalisco para el próximo proceso electoral del 2024?

-Creo que Jalisco es muy importante siempre, no solo para la elección del 2024. Fíjese bien: en términos democráticos Jalisco es el estado donde ha habido alternancia no solo hacia una orientación política, sino que han decidido por varias y ha habido capacidad de vivir la normalidad democrática; esto habla de un nivel de desarrollo cívico y político muy importante de los jaliscienses. En Jalisco ha gobernado el PRI, el PAN y Movimiento Ciudadano, y esto evidencia que hay capacidad de la ciudadanía de reconocer la normalidad democrática y de adaptarse y vivirla positivamente.

“Segundo, evidentemente tiene una importancia demográfica notable, es una potencia económica, es un polo de desarrollo regional, la gran locomotora del occidente; entonces, Jalisco es muy importante desde cualquier perspectiva”.

EXPERIENCIA. La senadora priista apela a su experiencia y capacidad política para convencer a la ciudadanía.

-Vuelvo un poco al tema de cómo está tambaleándose la alianza Va por México. Queda claro que existe ya un distanciamiento con su dirigente nacional, pero su presencia aquí y con la gente que vino a arroparla, ¿es un mensaje de que usted le entrará al quite?

-No lo veo de esa manera. Solo busco ser la abanderada para la candidatura a la presidencia de la alianza, y como dije me parece necesario un frente más amplio. La alianza entre los partidos y de los partidos es muy importante, pero no es suficiente. Creo que tenemos que sumar a partidos, a organizaciones civiles, a grandes cámaras, movimientos sociales… Se tiene que hacer un gran frente nacional opositor.

 

-¿Ya ha hablado con los dirigentes de otros partidos políticos sobre sus intenciones rumbo al 2024?

-He hablado con personalidades diversas y con cuadros de los partidos. Tendré que entrevistarme en su oportunidad con los presidentes de los otros partidos políticos. Pero como he dicho, se requiere de un gran frente opositor no solo político.

“Por otro lado, también me parece todo este juego político muy prematuro, muy precipitado. Creo que el presidente adelantó demasiado la discusión sobre la sucesión, cuando menos está adelantada más de un año. Voy a hacer las cosas con el ritmo que deba hacerlas y con la posibilidad que deba hacerse dentro de los calendarios que marca la legislación electoral.

“Ahorita todos andamos demasiado amanecidos”.

SEGURIDAD. Se pronunció por un diseño federalista de cooperación para atender este flagelo en el país.

“Recuerdo una elección en donde en todas las encuestas iba arriba el Partido Popular en España, luego vino el incidente de terrorismo en esa área de Madrid, dramática en la gran estación y el resultado electoral fue totalmente distinto. Hay coyunturas y se tienen que reconocer, pero desde luego la organización de los partidos que postulan, el carisma o la idoneidad del candidato y el prestigio del gobierno en curso son un conjunto de factores y elementos que influyen en gran medida”.

Beatriz Paredes Rangel

-Pero es buen tiempo para ver cómo reconstruir la alanza que se había construido en el Congreso de la Unión. ¿Cómo recomponer el desastre que dejó “Alito”?

-En primer lugar, subrayar mi convicción de que esta fuerza, esta alianza entre el PRI, PAN y PRD es muy importante porque refleja el sentido común de los demócratas que están en las organizaciones partidistas para que se renueve el diálogo; mientras haya diálogo y oportunidad de encontrar soluciones, se pueden superar los problemas. Afortunadamente el espacio de tiempo en el que se darán los procesos electorales nos permite volvernos a sentar en la mesa las veces que sean necesarias, y si hay diferencias volverlo hacer; no hay que cejar en el propósito aliancista.

 

-Un frente nacional para evitar que cualquiera de las llamadas “corcholatas” sea el relevo de López Obrador. ¿Sí hay posibilidades?

-A mí no me gusta decirles corcholatas; el presidente les faltó al respeto, son funcionarios y me sorprende que ellos hayan aceptado este calificativo. Pero respondiendo a tu pregunta: les va a ganar la mayoría de la población, construiremos este gran frente nacional opositor y los ciudadanos decepcionados que no han tenido el gobierno ni las respuestas que esperaban, son los que nos van a ayudar a ganar y a cambiar el rumbo que lleva el país, pero todo a su tiempo.

 

 

-¿Ha llegado a pensar en que debieron de presionar un poco más para que “Alito” dejara la dirigencia nacional de su partido?

-No pienso en “Alito”.

ALITO se ha convertido en factor de división al interior de la alianza Va por México.

-¿Así de plano?

-Es el presidente del partido, los estatutos marcan ritmos, tiempos etcétera, y los expresidentes del partido ya expresamos nuestra opinión. Sugerí que hubiera una gran Asamblea Nacional para reflexionar sobre todo, no solo sobre la dirigencia, pero no prosperó. Tengo muchas actividades y creo que los problemas del país son muy serios como para estar pensando en el presidente del partido.

 

-¿Seguridad?

-Como señalas, tenemos que estar viendo y darnos cuenta del momento en que estamos viviendo con temas muy difíciles y complicados en todo el país, como la falta de seguridad que lacera todos los días varias regiones del país. Otro tema que debiera de estarnos preocupando y ocupando es el hecho de que la generación de empleos no ha respondido como se esperaba; hay un conjunto de temas muy álgidos sobre la mesa. Y en eso dedicamos nuestro tiempo más que en temas internos de partido.

 

-En temas de seguridad, ¿qué es lo que han visto o cómo coadyuvar en este tema.

“En seguridad se la pasan buscando culpables de anteriores administraciones, cuando es necesario una reestructuración general de la estrategia, que pese a que no funciona la actual, el gobierno federal se empecina en mantenerla. Se requiere un respaldo efectivo y definitivo de la Federación a los estados y a los municipios con uso de alta tecnología para revisar carreteras, caminos, para tener la capacidad de poder identificar cuando exista movimiento de convoyes”.

Sí, es una tarea compleja en donde lo que quise subrayar es que es indispensable  que los municipios y los gobiernos estatales dispongan de recursos y que haya un diseño federalista de cooperación entre los tres órdenes de gobierno.

 

-¿Usted conocía a Andrés Manuel López Obrador.

-Si, fue priísta y cenecista.

 

-El tiempo se agota. La última pregunta: Con eso de la militarización del país, el presidente dice que cambió de parecer. ¿Será esto o siempre sería su intención y solo está realizando lo que desde un principio planeó?

-No soy de las personas que le guste especular; lo que sí te puedo decir es que no he saludado al presidente López Obrador más que en dos eventos protocolarios, no he seguido su transformación si es que la ha habido desde que tomó la presidencia de la República. Conozco que el poder transforma a las personas, pero no puedo señalar si es o no el mismo. Lo que si veo y escucho es que las palabras que dice y el sentido de sus palabras, no es el mismo que cuando era candidato que ahora que tiene la mayor responsabilidad del país.

“En lo que respecta a la Guardia Nacional, su formación es relevante pero todavía tenemos que buscar un conjunto de precisiones en la estrategia en donde de ninguna manera se tiene que ignorar a los municipios ni a los estados”.

 

Laura Haro, dirigente estatal del PRI.

El reto de Laura Haro, según Beatriz

Aunque frente a la presencia de las dirigentes estatales del PAN y del PRD, Diana González y Natalia Juárez, respectivamente destacó la ausencia -por motivos de trabajo legislativo en San Lázaro- de la dirigente estatal del PRI, Laura Haro Ramírez, en el evento donde Beatriz Paredes Rangel fue la oradora invitada, la senadora priista se refirió a la también diputada federal jalisciense:

“Pienso que Laura Haro, independientemente del conocimiento que tenga del presidente del partido -Alejandro Moreno-, es una joven política valiosa que ha participado en el estado desde otros momentos y ha coadyuvado como dirigente juvenil. Son diferentes factores que la llevaron a la dirigencia estatal, respeto su trabajo, y me da gusto que una joven mujer tenga estas oportunidades.

“Tendrá que enfrentar diversos desafíos. Una dirigencia estatal de un partido tan importante como el PRI en Jalisco es de un enorme reto; tendrá que tener una actitud de apertura, tendrá que convocar a todas las corrientes, tendrá que reconocer que hay cuadros muy bien formados que merecen oportunidades, pero espero que el talento y la serenidad conduzcan sus acciones.

“Finalmente su reto está en Jalisco, eso es lo relevante y esto seguro lo sabe o lo aprenderá sobre la marcha”.

La senadora aclaró que no le gusta enredarse en discusiones sobre si tal o cual dirigente es funcional o no; aclara que no tiene nada que ver con “Alito”, sino con su experiencia.

“Cuando llegué al partido había una corriente muy grande que no me quería, pues les había ganado, y entre ellos había gente que decía: Beatriz no está preparada, le falta mucho, no sabe tal; entonces, desde esa ocasión dije que uno debe ser respetuoso con los contextos que enfrenta cada gente, con las circunstancias a las que se enfrenta cada persona y cada dirigente. El priísmo jalisciense es un gran priísmo; es genuino con una gran tradición, en donde grandes cuadros del priismo nacional han sido jaliscienses, del PRI, de la CNOP, de la CNC, del movimiento obrero; entonces, ese priísmo profundo que existe en Jalisco seguirá dándole consistencia en el estado, tendrá que enfrentar sus realidades concretas e interesar a las nuevas generaciones, pero si el asunto es enredarse en la personalidad de una dirigente o de un dirigente, no tenemos destino. La política es mucho más que eso…. Mucho más que eso.

“¿Para qué estamos en un partido político; cuáles son las causas que representa ese partido político; en qué necesitas que te represente? Estos son los verdaderos temas. Qué políticas van a impulsar, qué políticas van a rechazar, son los verdaderos temas que mueven a la verdadera política.

“Es para las cosas trascendentes, para las cosas que le importan a la gente. Que hay una terrible inflación, pues entonces hay que discutir la política económica; que hay ausencia de insumos productivos en el campo, pues hay que discutir la política agropecuaria. Los partidos le deben servir para algo a la ciudadanía, no solo para la renovación electoral”.

 

La anécdota del taxi de Paredes

Durante la entrevista con la senadora Beatriz Paredes Rangel, le preguntamos que en el caso de llegar a la candidatura de este Frente Nacional Opositor, de dónde saldrían los recursos para una campaña de esta naturaleza. La legisladora sabe que este gasto es y será un tema que pega mucho en la opinión pública por los gastos excesivos que se han dado. Pero lejos de querer darle la vuelta acepta con gusto el asunto y expone:

“Las campañas se hacen sobre todo con la gente. Esas campañas multimillonarias con muchos gastos, con mucho aparato, cuando menos no son las que yo he hecho. Se tienen posibilidades de una gran participación social de los voluntarios. Pienso esencialmente que las campañas se hacen con la ciudadanía, con la emoción de quienes simpatizan con uno, con el deseo de transformar las cosas y, en este sentido, creo que tendremos que tener campañas innovadoras que tengan recursos austeros”.

Hace una pequeña pausa, fija su mirada al tiempo que se le dibuja una ligera sonrisa, regresa de ese momento que recordó, y continúa:

“Le cuento una anécdota, es para usted: Mi primera campaña fui candidata a diputada local y no tenía vehículo, era muy chava, pero convencí a un taxista que yo le pagaba la gasolina y él me andaba trayendo de un lado a otro. Pero no tenía placas, entonces mi ofrecimiento fue ver la posibilidad de si le podíamos ayudar a sacarlas. Tenía entonces un gran taxi y ese era mi equipo. Siempre fui muy organizada y sabía cómo se hacían las campañas. En el asiento de adelante iba mi avanzada y en el de atrás el resto del equipo y yo.

“Se puede hacer. En lugar de dar banquetes, abríamos una lata de sardinas sobre el cofre del taxi. Nos dábamos esos banquetes. Toda esta parafernalia ya es más de la etapa mercadotécnica de campañas que de la política. La gente no se explica cuánto gasto hay, se pueden hacer campañas para convencer a la gente, no para tratar de comprarlos o engañarlos con vanos discursos”.

 

Post relacionados

Adriana Medina: “Ahora es mi turno”

Opinión Política

“El PAN debe analizar si conviene la coalición”

Opinión Política

Rocío Corona: “Si no hay ‘piso parejo’, perderemos lo hasta hoy ganado”

Opinión Política

Dejar un comentario