Opinión Política
ENTREVISTA

“La traición es lo que más me ha dolido”: Aristóteles

ENTREVISTA IN MEMORIAM

 

El sábado y el domingo se le rindieron diversos homenajes, como los organizados por su partido el Revolucionario Institucional, en su edificio sede, y por el Ayuntamiento de Zapopan y el Colectivo Ciudadano Pro Bosque Pedagógico del Agua, precisamente en este bosque que forma parte del bosque Colomos III que el ex mandatario recuperó durante su gubernatura.

 

Por Julio César Hernández

Ayer domingo 18 se cumplieron dos años del asesinato del ex gobernador Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, crimen que aún no está resuelto no sólo porque no se ha detenido a los autores materiales -aunque las autoridades han declarado que ya están plenamente identificados-, sino porque de ignoran quién es el o los autores intelectuales y las causas.

El sábado y el domingo se le rindieron diversos homenajes, como los organizados por su partido el Revolucionario Institucional, en su edificio sede, y por el Ayuntamiento de Zapopan y el Colectivo Ciudadano Pro Bosque Pedagógico del Agua, precisamente en este bosque que forma parte del bosque Colomos III que el ex mandatario recuperó durante su gubernatura.

Con motivo de este aniversario luctuoso, recuperamos para Opinión Política esta entrevista realizada a Sandoval Díaz en 2009 y publicada en el entonces periódico OCHO COLUMNAS, con preguntas directas para respuestas concretas, que nos permitió conocer en aquella ocasión -y ahora se lo permite a las nuevas generaciones de jóvenes políticos- conocer de manera más personal e íntimo, quien era y fue Aristóteles Sandoval Díaz

Jorge, ¿cómo te defines? Sencillo, servicial, con muchos defectos, pero siempre abierto a escuchar.

¿Qué miedo de la infancia conservas? El fracaso.

¿Qué olor te vuelve a la infancia? El del chocomilk con huevos y el del limón… ¡cuando te lo ponían para peinarte!

¿Cuál es el cambio de look más radical en tu vida? Cuando me rasuré las cejas, a los nueve años.

¿Qué te acompleja? ¡Nada!

¿Cuál es tu sueño recurrente? Sentir que me voy a un abismo.

¿Qué invento casero te sigue deslumbrando? El teléfono.

¿Qué obra de la arquitectura te emociona? El templo de la Sagrada Familia, de Gaudí.

¿Cuál es el único ritual imprescindible en tu vida? Persignarme cuando me levanto y darle un beso a mis hijas cuando me voy.

¿Cuál es tu autor favorito? (Juan-Marie Gustave) Le Clézio.

¿Tú libro favorito? La Biblia y El Don, de Mario Puzo.

¿Cuál fue el último libro que no fuiste capaz de terminar de leer? “El pueblo en llamas” de Mario Vargas Llosa.

¿Qué música buscas por instinto? dependiendo de mi estado de ánimo.

¿Cuál ha sido la mejor película que has visto? “Belleza prohibida”, pero la que he visto hasta siete veces es “El Padrino”.

¿Cuál es el objeto que lleva más tiempo en tu mesa de noche? Un reloj despertador muy viejo que ya empieza a fallar (quizás cuatro años después ya no funciona. NdelaR).

¿Qué te hace llorar? Me pongo muy triste cuando veo a mis hijas enfermas.

¿Qué te dices cuando te ves frente al espejo? Me encomiendo a Dios y que debo de ver todo feliz y con alegría.

¿Qué obra de arte sustraerías de un museo para tenerlo en tu casa? “Las Meninas” de Velázquez.

¿Cuál es el insulto que más te ha dolido en la vida? El insulto es más con actitudes que con palabras. La traición es lo que más me ha dolido en la vida.

¿Cuál es el aparato que quisieras que inventaran? El que ve el futuro.

¿Qué tema eludes recurrentemente? Ninguno, soy muy abierto. No tengo tema aborrecido.

¿Qué ventajas crees que tendría ser del sexo opuesto? La maternidad.

¿Qué acto político te sigue enfureciendo? Los masivos, con las tortas y los refrescos.

¿De qué te sigues arrepintiendo? No me arrepiento de nada.

¿En la política y en el amor todo se vale? No, yo creo que debe de haber límites. Más en el amor que en la política.

¿A quién te hubiera gustado o a quién quieres conocer? A Ghandi.

¿Qué personaje de la ficción te gustaría que fuera de carne y hueso? Robin Hood para estos tiempos actuales.

¿Cuál es el ingrediente imprescindible en tu comida? El limón y la catsup.

¿Crees en algo que jamás hayas visto? En Dios.

¿Cómo te imaginas la vida después de la muerte? Dependiendo de cómo la viviste.

¿Dónde queda el paraíso? En la tranquilidad espiritual.

¿Dónde te gustaría que te sorprendiera el fin del mundo? En mi casa, con mi familia.

¿Cómo te gustaría morir? Dormido.

¿Un epitafio para tu tumba? “Un hombre que luchó por la igualdad y la justicia”.

Post relacionados

“Hay que darle otra cara al sindicalismo”

Opinión Política

Fabiola Loya: Compromiso social, trabajo y rumbo

Opinión Política

Flor Michel, sorprendió a propios y extraños en Morena

Opinión Política

Dejar un comentario