Opinión Política
OPINIÓN

El valor de la iniciativa privada

REFLEXIONES

Por Gonzalo Leaño Reyes

Un importante número de servidores públicos de nuestro país se encuentra dedicado casi por completo a realizar actividades de promoción política, tanto para beneficio de su imagen personal o de su partido, como para descalificar a aquellos que considera adversarios. La guerra declarativa y acciones como marchas, amparos, controversias y vetos entre poderes y organismos, ha llegado a niveles nunca antes vistos desde la época de la Revolución, por lo menos.

Esta generación no había sido testigo de las numerosas y constantes descalificaciones entre las cámaras legislativas, el Ejecutivo federal, el Poder Judicial, gobiernos estatales, organismos autónomos como el INE y el INAI; descalificaciones entre ellos y al interior de ellos, una situación que provoca inseguridad a los ciudadanos en cuanto a la solidez de las acciones que se toman en el mundo de la oficialidad. Si las desavenencias fueran solamente entre los partidos, no tendrían gran impacto, puesto que siempre han existido y se admiten como algo normal, pero la pugna entre los poderes del gobierno sí constituyen una perniciosa novedad.

En cambio, frente al turbulento escenario oficial se encuentra un sector privado dedicado a producir, lo cual se traduce en crecimiento económico, creación de empleos, recuperación de los saldos negativos que dejó la pandemia y en último caso, al bienestar para la población.

Afortunadamente, en el estado de Jalisco existe una fuerte y positiva relación entre el Gobierno y el Sector Privado; una relación que le permite a Jalisco ser la entidad líder en la creación de empleos y ser considerado “Gigante Alimentario” de México, entre otros indicadores favorables.

El Gobierno respalda y facilita las iniciativas del Sector Privado y así se va construyendo un estado mejor. El titular del Ejecutivo estatal asistió en días pasados a la toma de protesta del nuevo presidente de la Coparmex Jalisco, Raúl Flores López y al informe de labores del titular de Desarrollo Agropecuario y Agroindustrial de Jalisco, Andrés Canales Leaño, eventos donde se habló de resultados, retos y también de problemas, en un ambiente general de responsabilidades compartidas.

También hizo entrega del Premio a la Trascendencia Empresarial a Jorge Gutiérrez Topete, y recientemente, en una gira que realizó por Estados Unidos, expuso en la Conferencia del Agua organizada por la ONU su estrategia para “revivir” el río Santiago.

En Jalisco existe una tradición de respeto entre los poderes del estado y de colaboración entre Gobierno y Sector Privado, lo cual ha funcionado con éxito casi todo el tiempo. Es una fórmula que también ha dado buenos resultados en otras entidades, por lo que sería muy conveniente que se extendiera su uso por todo el país.

Se dirá que el Ejecutivo estatal también tiene motivos políticos, eso es verdad, pero una cosa es promocionarse trabajando y construyendo, y otra muy distinta lo es peleando y destruyendo.

Deseamos, por lo pronto, que un clima de trabajo efectivo se imponga en toda la nación sobre las tácticas rijosas, que lo único que logran es anular los esfuerzos productivos de unos y otros.

 

 

Post relacionados

Fantasmas presentes

Opinión Política

Asunto de una sola persona

Opinión Política

Jalisco: un estilo de gobierno distinto

Opinión Política

Dejar un comentario