Opinión Política
ANÁLISIS

El sinuoso camino que recorre MC

La “venta” de que son la segunda fuerza en el país será en función de la cantidad de mexicanos que gobiernan en el país, después de Morena, pero electoralmente no supera el 3% de las preferencias. En Jalisco, Morena ya lo rebasó y en Nuevo León las proyecciones es que no gana ni en Monterrey donde gobierna Luis Donado Colosio. ¿A dónde lleva Dante Delgado a su partido?.

 

Por Julio César Hernández

Con su característico tono norteño, Samuel García Sepúlveda, gobernador de Nuevo León, trató de animar a sus compañeros en el cierre de los trabajos del Consejo Nacional que Movimiento Ciudadano celebró el pasado viernes 14, donde el gran ausente fue el gobernador Enrique Alfaro Ramírez. Alzando la voz, dijo:

“Yo soy de la idea que sí demos a conocer que somos la segunda fuerza de México en todos los medios; que se sepa que en todos los careos estamos arriba del PRIAN. ¡Eso lo debe de saber México!”.

SAMUEL GARCÍA/ GOBERNADOR DE NUEVO LEÓN

Y luego enumeró las razones por las que Movimiento Ciudadano sería la segunda fuerza política en el país: “En Jalisco y Nuevo León somos los únicos que tenemos cobertura universal a niños con cáncer; somos ejemplo de líneas de metro (sic), en renovación total de camiones y rutas de transporte público, en los DIF-Capullo (sic). Y eso es lo que nos tiene como segunda fuerza, muy por encima del PRIAN, que quiere hacer ver a México que son la última esperanza para sacar a Morena. Eso no es cierto…”.

Escoltado por Dante Delgado a su siniestra y Jorge Álvarez Maynez a su derecha, presidente y secretario general de MC, respectivamente, García Sepúlveda reiteró:

“Estamos arriba del PRIAN y eso lo tiene que saber México. Eso se tiene que saber y publicar. Yo los invito a que si ellos, que están en tercer lugar, andan todos alborotados y motivados, ¡pues con mayor razón nosotros que estamos en segundo! Tenemos que ponernos las pilas y salir a trabajar, porque trabajo mata grilla…”.

Todos estos exhortos fueron acompañados de aplausos comprometidos, pero que no levantaron el ánimo de los consejeros como era el objetivo del mandatario neoleonés. Sin embargo, como si fuera parte de un guión ya listo, Movimiento Ciudadano comenzó a publicar en redes sociales una campaña en la que no sólo reitera ser la segunda fuerza política en el país, sino que argumenta las razones, a través de la revelación de los resultados de una encuesta, por las que su coordinador nacional se opone no sólo a sumarse sino siquiera a analizar la posibilidad de integrarse a la coalición opositora como lo planteó el Grupo Jalisco encabezado por su líder Alfaro Ramírez.

La encuesta referida por Movimiento Ciudadano fue levantada por la empresa tapatía Áragon Estudios de Opinión -con dirección en la colonia Vallarta Poniente-, entre abril y junio de este año a 15 mil 600 personas casa por casa en todo el país. Valga anotar entre paréntesis que esta empresa encuestadora cuenta en su página de Facebook con apenas 324 seguidores y registra su última publicación el 10 de septiembre del 2023, hace casi tres años. La única mención que tiene es un video donde la senadora Verónica Delgadillo promueve a Martín Vivanco como candidato a la alcaldía de Durango, en mayo del 2022.

En términos generales, esta encuesta -según Movimiento Ciudadano- revela que el 49 por ciento de los encuestados no votaría por el PRI; que el 67% tiene opinión mala y muy mala de la alianza PAN, PRI y PRD; que el 70.61% no quiere que este partido sea aliado del Partido Acción Nacional; y que el 73.35% no quiere a Movimiento Ciudadano aliado con el Frente Amplio por México.

Y agregó el siguiente texto en sus redes sociales: “Juntarse con los partidos que son los dueños de la corrupción, es hacer una alianza con ‘el enemigo de México’”.

IMAGEN. El gobernador Samuel García no ha fortalecido a MC en Nuevo León.

MC: LA TRAMPA DE SAMUEL

En la efusiva declaración del gobernador Samuel García de que “estamos arriba del PRIAN y eso lo tiene que saber México”, hay una trampa con la que pretenden engañar a los mexicanos como si éstos aún fueran “menores de edad”. Pero esa trampa ya fue descubierta.

García Sepúlveda y Movimiento Ciudadano fundamentan en que son la segunda fuerza en el país, no por la preferencia electoral -que están muy lejos de lograrlo- sino por el número de población que gobiernan, pues, efectivamente, después de Morena son el partido que gobiernan a un mayor número de mexicanos.

Hace unos días, el periódico El Economista publicó un mapa de la República Mexicana en el que se presenta la población gobernada por cada partido político y coloca por color a dichas entidades según el partido político que gobierna actualmente.

En este mapa -anexo- se observa que Morena gobierna a 85 millones 941 mil 564 mexicanos (el 68.2% de la población total) en 22 estados. Le sigue Movimiento Ciudadano, que con sólo dos entidades -Jalisco y Nuevo León-, gobierna a 14 millones 113 mil 571 habitantes (11.2% de la población). Posteriormente está el PAN, que gobierna a 10 millones 837 mil 206 mexicanos (8.6%) en cinco estados; sigue el PRI gobernando 5 millones 40 mil 561 habitantes (4%) en dos entidades; y finalmente el Verde Ecologista que gobierna a 2 millones 772 mil 309 habitantes de San Luis Potosí, la única entidad que gobierna.

Así es como Movimiento Ciudadano pretenderá “vender” la imagen de que son la segunda oferta en el país, pero sabedores de que en la preferencia electoral se ubican en la tercera posición muy por debajo del segundo lugar que ocupa la coalición Va por México, ahora a punto de convertirse en el Frente Amplio por México.

Las más recientes encuestas colocan a Movimiento Ciudadano con apenas el 2.5% de la preferencia electoral a nivel nacional, logrando llegar a un entre 6 y 8% de promedio cuando se colocan nombres y apellidos a sus candidatos. La narrativa de su dirigente nacional, Dante Delgado, no convence al electorado en general que, prácticamente, “ni los ve ni los oye”. No fue en vano la advertencia del exgobernador Emilio González Márquez de que se sumen al Frente Amplio si no quieren enfrentar el riesgo de hasta perder el registro como partido.

Y es que la exposición de Movimiento Ciudadano en las redes sociales no es equivalente a su presencia e interés “en tierra”, entre el ciudadano “de a pie”. Y, obviamente, donde son gobierno enfrentan el desgaste que provoca el poder, como ya se observa en Jalisco y Nuevo León, donde su panorama no es del todo halagador como “alegremente” lo pretenden hacer creen con su excelente propaganda en redes.

NL: “CANDIL DE LA CALLE…”

Quizás el menos indicado para anunciar en el Consejo Nacional que Movimiento Ciudadano ya es la segunda fuerza en el país era el gobernador de Nuevo León, Samuel García, pues su entidad está muy lejos de ser ni siquiera un símil de lo que aún es hoy Jalisco, y sería la imagen menos representativa de un crecimiento de este partido. Todo lo contrario.

Y es que de acuerdo a la encuesta levantada por la empresa Massive Caller el pasado 18 de julio, Movimiento Ciudadano no ganaría en ninguno de los ocho principales -por población- municipios del Estado en las próximas elecciones del 2024. Vamos, ni siquiera Monterrey, que hoy gobierna Luis Donaldo Colosio Riojas, a quien se le promueve como fuerte prospecto para ser el candidato presidencial de MC.

A diferencia de Jalisco, donde Movimiento Ciudadano tiene mayoría legislativa en el Congreso y además prácticamente tiene controlada a la fracción parlamentaria del PAN y a la diputada del Verde Ecologista, logrando en ocasiones sumar los votos del PRI y de Morena, en Nuevo León tiene 11 diputados (4 de mayoría y 7 plurinominales), contra 31 legisladores de la oposición repartidos de la siguiente manera: el PAN, 14 diputados; el PRI, 14; un diputado Morena, un diputado el Verde Ecologista y un diputado independiente.

La exposición de Samuel García en las redes sociales no ha convencido del todo al electorado neoleonés, ni las inversiones millonarias que han llegado al estado durante su mandato. Movimiento Ciudadano no “permea” entre el complicado electorado norteño. Enfrentan el riesgo de ser “flor de un día”, como en su momento lo fue el primer gobernador independiente, Jaime “El Bronco” Rodríguez.

MC NO GANA NI MONTERREY

De acuerdo a la encuesta de Massive Caller -dada a conocer por la cuenta @BitacoraPolitica en Twitter-, a la pregunta de “¿por cuál partido político votaría usted?”, el año próximo cuando habrá elecciones para alcalde en la capital Monterrey, la respuesta fue la siguiente: Morena: 35.1%; PAN: 15.9%; Movimiento Ciudadano: 14.6%; PRI: 11.9%; en tanto que el porcentaje de indecisos llega al 16.5%.

Como puede observarse, MC se ubica en la tercera posición nada menos que en la capital del Estado que gobierna Colosio Riojas, quien ya le dijo a Dante Delgado -cuando lo “destapó” como uno de sus prospectos para la candidatura presidencial-, que él es dueño de su futuro político y será él quien decide si quiere o no ser candidato y el momento en que lo dirá.

No le va mejor en el municipio de Guadalupe, donde cae hasta la cuarta posición, según esta encuesta, cuyo resultado es: Morena, 33.6%; PRI, 19.7%; PAN, 18.9% y MC, 9.5%. Los indecisos son el 13.1%.

En el municipio de Apodaca su realidad es similar: PRI, 31.2%; Morena, 25.1%; PAN, 12.5%; MC, 5.7%; y los indecisos, 15.2%. Hasta el cuarto lugar aparece el partido que el gobernador Samuel García presume de ser la segunda fuerza nacional.

En el municipio de Escobedo se repite la historia: Morena, 33.7%; PRI, 13.7%; PAN, 12.5%; Movimiento Ciudadano, 9.8%; y el universo de indecisos llega al 21%.

En San Nicolás de los Garza, el resultado de la encuesta fue el siguiente: PAN, 39.2%; Morena, 22.2%; Movimiento Ciudadano, 7.4%; PRI, 6.5%; y los indecisos, 19.9%.

En el municipio de Benito Juárez el resultado fue: PRI, 25.9%; Morena, 24.4%; PAN, 15.5%; Movimiento Ciudadano, 8.8%; indecisos, 18.3%. Este último segmento aventaja, incluso, a MC con 10 puntos de diferencia.

En el municipio de Santa Catarina: PAN, 29.1%; Morena, 25.7%; Movimiento Ciudadano, 15.1%; PRI, 7.6%; e indecisos, 14.8%.

Por último, es en el municipio de San Pedro Garza García donde MC se recupera un poco más, pues obtiene el 11.3% de la preferencia ciudadana, por debajo del PAN que obtuvo un lejano 37.7%, y por arriba del PRI que tiene el 9.9%; de Morena, que registra el 8.6%; el Independiente con el 8.4%, pero superado por el índice de indecisos que llega al 16.4%.

Este es el panorama desfavorable para Movimiento Ciudadano que Samuel García tiene enfrente para las elecciones del 2024, nada menos que en el estado que gobierna. Pero, al parecer, no lo ve o no lo quiere ver ante el papel que tenía asignado en el Consejo Nacional de ser el vocero de anunciar que son la segunda fuerza del país.

MC: JALISCO FRENTE AL RIESGO

Aquí en Jalisco no dejó de sorprender la postura del gobernador Enrique Alfaro Ramírez y del senador Clemente Castañeda Hoeflich a favor de analizar una posible alianza de Movimiento Ciudadano con el Frente Amplio por México, con la salvedad de concretarla si la candidata presidencial es la senadora Xóchitl Gálvez Ruiz.

En su mensaje del viernes siete de este mes, Alfaro Ramírez, luego de condenar la alianza como actualmente la acordaron las cúpulas del PAN, PRI y PRD y abrir la puerta a otro tipo de alianza con “la militancia de estos partidos, que está formada en su mayoría por gente buena y valiosa”, declaró:

FUTURO. Enrique Alfaro decidió tomar su propio camino ajeno a Movimiento Ciudadano.

“Tengo la convicción de que nuestro movimiento no debería de haber tomado el camino del aislamiento. No compartimos la visión de la alianza como hoy se ha planteado, pero tampoco mostramos disposición para encontrar una fórmula que sí funcione. Eso no está bien. Movimiento Ciudadano debería ser el primero en dar un paso al frente para plantear una estrategia que permita la construcción de un verdadero frente opositor…”.

ENRIQUE ALFARO/ GOBERNADOR DE JALISCO

Estas palabras de Enrique Alfaro en 2023 contrastan con las que ha vertido en los pasados comicios del 2021, del 2018 y del 2015, cuando se ufanaba de que Movimiento Ciudadano en Jalisco no necesitaba de alianza alguna, y mucho menos con los partidos que “ya le han fallado a México”, y las alianzas concretadas fueron más resultado de acuerdos entre las cúpulas nacionales que en el territorio estatal.

Ahí están registradas aquellas declaraciones de Alfaro de que “con el PAN ni a la esquina” y mucho menos con el PRI, partido del que surgió en la política, primero como dirigente juvenil de la CNC, posteriormente como director del Instituto de Capacitación y Desarrollo Político (ICADEP), en sustitución del exsenador Raymundo Gómez Flores, pero del que renunció cuando aspiró a la dirigencia estatal y sólo le ofrecieron la secretaría de Organización, allá por el 2005.

¿Por qué ese cambio de postura del gobernador Alfaro Ramírez de apostar por una alianza opositora en el 2024? Hasta el momento la única explicación que encuentran algunos analistas y observadores del acontecer político es que hoy advierte que su partido está en riesgo de perder las elecciones por la gubernatura, como desde hace meses lo anotan las encuestas levantadas por diversas casas encuestadoras.

Se considera que le apuesta a que si hay alianza a nivel federal, en automático se decantaría a nivel estatal y, con ello, podría enfrentar en mejores condiciones a un partido Morena que si bien no está del todo cohesionado ni cuenta con la unidad necesaria para una contienda por la gubernatura, esto podría ser superado cuando tenga candidato o candidata presidencial, pues de entrada ya mostró “músculo” en las visitas de Adán Augusto López, Claudia Sheinbaum y Marcelo Ebrard, amén de que cuenta con una alianza con el Partido Verde Ecologista y del Trabajo.

Y a diferencia de otras ocasiones, como en el 2021, no hay garantía de que en esta ocasión Marko Cortés quiera ir en una alianza con MC aquí en Jalisco si no la hay a nivel federal.

LOS NÚMEROS QUE PREOCUPAN

Si bien las encuestas suelen ser engañosas porque siempre se parte de que “el que paga manda”, no deja de ser una constante que el resultado de las levantadas por diversas firmas encuestadoras revelan una desventaja de Movimiento Ciudadano ante Morena, aún sin ponerle nombre y apellido a los posibles candidatos por la gubernatura. Y en este sentido, Alfaro Ramírez ha sido muy firme y enfático en advertir que el candidato de MC deberá ser alguien que garantice la continuidad del proyecto político iniciado hace 20 años, pues advierte el riesgo y amenaza -seria y muy probable-, de una traición cuando ya se encuentre fuera del poder.

En este mes se dieron a conocer varias encuestas en las que en ninguna Movimiento Ciudadano aparece en el primer lugar de la preferencia electoral, y sin duda esos números preocupan en Casa Jalisco.

A la pregunta de si hoy fueran las elecciones para gobernador, ¿por qué partido votarían? esta fue la respuesta registrada -habría que leerla con toda prudencia- por algunas casas encuestadoras:

Demoscopía Digital: Morena: 32.7%; Movimiento Ciudadano: 29.7%; PAN: 10.9%; PRI: 7.8%; y Verde Ecologista: 1.9%.

Mendoza Blanco y Asociados (MEBA): Morena: 45%; Movimiento Ciudadano 24.4%; PAN: 12.3%; PRI: 9.6%; Futuro: 4.2%; Hagamos: 1.6%; y los indecisos: 34.6%, un porcentaje muy alto.

Massive Caller: Morena: 31.4%; Movimiento Ciudadano: 25.9%; Frente Amplio por México: 21.5%; e indecisos: 14.6%.

TResearch International: Intención de voto: Morena; 31%; Movimiento Ciudadano: 20.9%; PAN: 5.1%; PRI: 5%; no sabe: 33.85, muy alto porcentaje. ¿Quién cree que ganará?: Morena: 35.5%; Movimiento Ciudadano: 23.7%; indecisos: 31.9%.

CE Research: Si la elección fuera ya con alianzas y MC contendiera solo: Morena-Verde-PT: 36%; Movimiento Ciudadano: 35%; y Frente Amplio por México: 16%.

Como podrá observarse, en varias de estas encuestas el porcentaje de indecisos es muy alto, en ocasiones supera a quien va como puntero, lo que significa que existe un gran número de ciudadanos que no están del todo conformes con Movimiento Ciudadano, pero que tampoco observan a Morena como la mejor opción, y mucho menos a la coalición del Frente por México.

ASPIRANTES. Clemente Castañeda y Alberto Esquer, con un panorama difícil para su partido.

¿A DÓNDE VA MOVIMIENTO CIUDADANO?

En aquel discurso del viernes siete de julio, Enrique Alfaro le recriminó veladamente al dirigente nacional Dante Delgado: “Movimiento Ciudadano ha optado por una ruta que no entiendo ni en sus tiempos ni en sus formas. La opinión de quienes desde Jalisco tanto le hemos aportado a este partido, dejó de ser importante para quienes toman las decisiones nacionales. Por eso, no pienso hacer hoy lo que nunca he hecho en mi carrera política: ser parte de algo en lo que no creo”.

En aquel entonces la gran interrogante que se abrió de inmediato fue: ¿Rompe el Grupo Jalisco con Dante Delgado y Movimiento Ciudadano?

Si bien durante el Consejo Nacional hubo referencias elogiosas de Delgado Rannauro y otros personajes para Enrique Alfaro y el Grupo Jalisco, reiteradas en diversas entrevistas posteriores, y se planteó organizar un diálogo con el Mandatario jalisciense que éste ya aceptó, aún no se disipa del todo la creencia de que la fisura abierta entre el Grupo Jalisco y la dirigencia nacional de MC pudiera ensancharse más, aunque por conveniencia de ambas partes tendrían que hacer un gran esfuerzo para que no llegue a una fractura.

Ambas partes se necesitan. Dante Delgado sabe que el verdadero “oxígeno” para que su partido siga con vida y supere el riesgo de una posible pérdida del registro es el movimiento en Jalisco, porque ya se advierte que Nuevo León está muy lejos de jugar ese papel y los otros dos estados donde en las últimas elecciones registró un crecimiento -debido más a los candidatos que al partido mismo-, Campeche y Durango, no son garantía de nada.

Sin duda Dante conoce cuáles son sus números, por ejemplo en su estado natal, Veracruz, donde las encuestas le dan a MC el 1% de la preferencia electoral, contra el 48% de Morena y el 7% del PAN.

O en la Ciudad de México, donde pretende postular al diputado Salomón Chertorivski. Según Massive Caller, en la capital del país MC registra una preferencia electoral del 3.1% contra el 40.2% del Frente Amplio por México y el 37.4% de Morena.

A su vez, el Grupo Jalisco sabe que no tiene otro “vehículo” para transitar en el próximo proceso electoral, pues simplemente significaría su desaparición del ámbito político como grupo compacto, tal y como han actuado desde hace ya muchos años.

Así, pues, si bien Dante Delgado parece muy decidido a no sumarse a coalición o alianza alguna, dejando entrever que el motivo es hacerle el trabajo a Morena para dividir el voto de la oposición, como lo señaló el propio Enrique Alfaro, tendrá que llegar a un acuerdo con el Grupo Jalisco en el que ambas partes salgan ganando… al menos mientras llega el 2024.

 

Post relacionados

El sindicalismo en Jalisco: una nueva era

Opinión Política

La crisis de las democracias en América Latina

Opinión Política

La incógnita de Hagamos y Futuro

Opinión Política

Dejar un comentario