Opinión Política
ENTREVISTA

“El PAN se olvidó de los ciudadanos”: Fernando Garza

El ex presidente municipal de Guadalajara se apunta para ser el candidato a la gubernatura que su partido ponga en la mesa de la alianza con el PRI y el PRD.

 

Por Mario Díaz 

El ahora regidor tapatío, Fernando Garza Martínez, vivió de cerca los días de gloria del Partido Acción Nacional Jalisco en la oposición, cuando eran ciudadanos involucrados con sus vecinos para tratar de resolver los problemas comunes que más les aquejaban, vendrían luego los días en que consideraron cristalizada esta lucha social cuando siendo parte del otrora poderoso grupo panista de Zapopan, se postuló a Alberto Cárdenas Jiménez como candidato al gobierno de Jalisco y que a la postre se convirtió en el primer ejecutivo estatal no priísta (1995-2001). Fueron conocidos también como el grupo de Neopanistas que desplazaron por poco tiempo a los llamados panistas Tradicionales.

Garza Martínez fue presidente municipal de Guadalajara (2001-2003), desde donde implementó con gran éxito uno de los programas que más cercanía tuvo con los tapatíos: el Miércoles Ciudadano, que salía a cada una de las colonias con todas sus dependencias a escuchar y tratar de resolver los problemas que más les aquejaban.

Hoy no son gobierno municipal, estatal ni federal; los pasados procesos electorales tienen al PAN muy por debajo de las preferencias electorales; en algunos municipios, si acaso, llegan a ser parte del Cabildo y los ponen en un quinto lugar.

Fernando Garza no tienen problema alguno al aclarar que es regidor por Guadalajara porque aparentemente nadie quiso la candidatura. “Me dicen diez para las doce: ‘vas tú’, y así sin tener tiempo de planear nada, sin tener la certeza de con qué estructura contaba ni si el partido (estatal) me brindaría todo el apoyo necesario, pues les dije que sí”.

Los resultados electorales del 2021 mantienen al PAN en un cuarto lugar por debajo de Movimiento Ciudadano, Morena y del PRI. “Me dejaron solo; de los candidatos a presientes municipales de la zona metropolitana de Guadalajara, fui el único que no tuvo ni un solo spot en televisión; para la dirigencia nunca fui prioridad, pero puedo decir que con todo esto en contra llegué con el apoyo de los ciudadanos”.

– Ahora piensa ir por la candidatura de su partido al gobierno del Estado. ¿Por qué buscarla? ¿Ahora sí tendría el apoyo de su partido? 

– Mira, a mí me interesa participar en el próximo proceso electoral y ser la propuesta del PAN a gobernador, este es mi objetivo, porque creo que se pueden hacer las cosas muy diferentes a lo que se está haciendo hoy. Es terrible ver que en el tema de seguridad no tienen un plan estratégico, hay mucha opacidad en las obras o falta de transparencia.

“El hecho de que tenemos un gobernador que confronta, que no dialoga, que no busca acuerdos y es nomás ‘mis chicharrones truenan, cuando los tiempos que vivimos requieren del diálogo, de la sapiencia, experiencia para poder lograr que jalisco se posicione como debe de ser, el ferrocarril de la economía de México, un ejemplo a nivel nacional de que se pueden hacer las cosas muy bien. Por eso quiero ser el candidato del PAN”.

Sin oposición en el Legislativo 

– ¿Cómo diferenciar las políticas del PAN sobre las de Movimiento Ciudadano, si en el Congreso parecen la misma bancada? ¿Esto te pudiera afectar como candidato? 

– Me ayuda el que yo soy oposición en el ayuntamiento de Guadalajara, estoy señalando constantemente las cosas que están mal en la administración de Pablo Lemus, para mí es lo más importante. Sí, me gustaría que hubiera una fracción del PAN en el Congreso mucho más aguerrida, mucho más oposición, porque parece que no la hay. Entiendo que no se puede ser oposición por oposición, no se trata de ser, como dicen, opositodo, pero tampoco ser comparsa del Ejecutivo.

– Cada que hay alguna iniciativa polémica y antes de que se suba al Pleno del legislativo siempre se contabilizan los votos del PAN para los de MC, nunca falla. 

– Por eso me atengo más a lo que yo hago y en que a Fernando Garza ven a un regidor opositor. Sí, en algunas cosas, después de dialogar, se ha llegado a acuerdos y se han apoyado algunas propuestas de Lemus, pero en otras simplemente es un rotundo no, como el caso de Iconia, donde estamos completamente en contra de que se siga por este camino en donde prácticamente se regalaron estos terrenos a una empresa.

EXPERIENCIA. Apuesta a su experiencia en la administración pública para ser elegido candidato.

“Quiero ser el candidato de la alianza, pero estoy sujeto a todo lo que se negocie. A nivel estado no hay un panista más activo que yo, que traiga más redes que yo, y esto me da una ventaja en la calle porque me conoce mucha gente y es donde se gana, me conoce muchas personas”. 

Fernando Garza Martínez, regidor en Guadalajara. 

Sin estructura ni partido 

– Hablando de hacer equipo, en tu partido te dejaron prácticamente solo en esta última campaña, desaparecieron los subcomités que eran los que tenían este pulso de la sociedad.

– Te puedo decir que en el 2021 que fui candidato por esta ciudad de nueva cuenta, esperaba encontrar estructura con la que trabajaría, pero me encontré cero estructura, con un comité municipal que prácticamente no trabajaba. Básicamente se desmanteló esta estructura de subcomités, simplemente la dejaron morir, se olvidaron de los panistas de calle, de los que traían la camiseta bien puesta, de los que se partían la vida en la calle peleando porque las cosas se hicieran bien, que los gobiernos atendieran las necesidades de los vecinos. ¿Te acuerdas que Zapopan fue el municipio más panista del país? Ahora tampoco pinta.

-¿Fue el resultado de pleitos de grupos internos? 

– No le tengo miedo a los grupos, es lo más natural. Desde que el hombre está en la tierra, buscas coincidencias y ahí haces equipo con ellos, a mí lo que me preocupa y es parte de lo que dañó al partido es que se ponga el interés del grupo sobre el interés del partido y de los ciudadanos.

– ¿Era nómina, era el control del partido? 

– Como te digo, este problema es multifactorial; mucho fue eso, control interno que daba el poder externo, pero el problema más lamentable, insisto, fue que le volteamos la cara a los ciudadanos, pensamos que si el PRI duró 70 años a nosotros nos tocarían 40. ¡Qué bueno que la ciudadanía despertó!

“Nosotros en eso estamos (ríe un poco), en Guadalajara empezaron las reuniones con las estructuras que se están creando a partir del cambio de la dirigencia municipal, con Rodolfo Ocampo; estoy invitado a estas reuniones, tuvimos un evento donde asistieron 180 personas, esta cantidad de panistas tenía años que no las veía participar, mucho menos cuando fuimos gobierno estatal”.

– Ahora con Diana González al frente del Comité Estatal, ¿cómo ves el panorama? ¿Hay apoyo? 

– El estatal, como tal, no te puede apoyar (como aspirante a la candidatura) porque debe ser imparcial. Pero te puedo decir que el partido está en una etapa de reestructuración, en una etapa para encontrar una forma para volver a tener ese espíritu que teníamos en nuestros orígenes y mirar a la ciudadanía como el elemento principal para generar una mejor sociedad. Y créeme, no la tiene fácil, pero lo bueno es que ya se está trabajando en ello.

“Hoy estamos en un camino diferente y creo que vamos en el camino correcto. La presidente Diana González está haciendo un trabajo de conjuntar el esfuerzo de todos, se están haciendo reuniones distritales para cuestión de estructuras, de reanimar y reactivar a todos los municipios para que vuelvan a ser lo que fuimos antes, recuperar la confianza de los vecinos, abanderar sus causas, que recuerden que sí hay una manera más humana de gobernar, sé que es y será difícil, pero se está haciendo un gran esfuerzo”.

Recordó lo que fue la vida democrática interna de Acción Nacional, cuando antes de que pesaran los grupos luego de proceso interno todos los panistas se sumaban al ganador, trabajando cada uno para impulsar a su compañero.

“Era una práctica democrática total. Yo perdí la primera elección interna por Guadalajara con Paco Ramírez Acuña por 18 votos, pero cuando ganó fui y le levanté la mano y le dije en qué te ayudo, así debería de ser, mucha de esa democracia en el partido murió o la hemos ido asesinando poco a poco. Son de las cosas que tenemos que ir recuperando para darle vitalidad al partido y para que la gente, nuestra gente, se motive a participar, pero también para que el ciudadano sepa de nosotros”.

Sin Plan B

Finalmente, rechaza tener un Plan B en caso de que la candidatura al gobierno del Estado no recaiga en su persona.

“No me gusta eso de tener un plan secundario, un plan B, acabo de salir a decir que quiero ser el candidato de la alianza, el candidato que ponga el PAN en la mesa y nos midan, se trata de buscar un candidato rentable, que pueda ganar, pero también un candidato que pueda dar buenos resultados y que conozca. En esto tengo los conocimientos, el hecho de haber estado en el gobierno del Estado, en el gobierno federal en la presidencia municipal, hoy volver como regidor todo esto me ayuda”.

 

Post relacionados

Aún no son tiempos electorales: Hagamos

Opinión Política

Jorge Vizcarra levanta la mano y se apunta por Tonalá

Opinión Política

“El presidente promueve o tolera ataques en mi contra”

Opinión Política

Dejar un comentario