Opinión Política
ANÁLISIS

Aspirantes, a la “conquista” de Jalisco

El estado se ha convertido en una tierra electoral por conquistar, por quienes disputan muy anticipadamente en sus respectivos partidos la aún lejana candidatura presidencial, convirtiendo a la entidad en una atractiva “pasarela” donde lo mismo confiesan a los “cuatro vientos” sus aspiraciones que critican abiertamente a sus adversarios de casa.

 

Por Julio César Hernández

¿Qué tiene Jalisco que hoy es tierra deseada por los aspirantes a la candidatura presidencial de todos los partidos? Algunos ya pisaron tierra tapatía, mientras otros tienen en su agenda hacerlo en los próximos días o semanas. La “pasarela política” por el estado que en sus respectivas elecciones ganaron quienes gobernaron al país en los últimos sexenios, parece no tener fin sino hasta los días que el calendario electoral marca como fin de las campañas políticas.

Es entendible al ser la tercera entidad con el mayor padrón electoral del país. Sin embargo, hay momentos en que “enamorar” a la ciudadanía jalisciense se ha convertido en un verdadero reto para quienes desean gobernar desde Palacio Nacional. Y es que también el electorado de este estado se ha convertido en “un hueso duro de roer”.

PRIISTA. Enrique de la Madrid ya levantó la mano.

Enrique de la Madrid Cordero, priista; Santiago Creel Miranda, panista; Marcelo Ebrard Casaubón, morenista, Adán Augusto López Hernández, morenista; y Ricardo Monreal Ávila, morenista, han hecho acto de presencia en diversos eventos públicos, y salvó el secretario de Gobernación Hernández López, que se ha conducido con más discreción, todos los demás anunciaron desde Jalisco a los mexicanos que quieren ser el próximo presidente de la República.

Algunos de ellos han visitado la entidad en diversas ocasiones, algunas para cumplir con tareas propias de los cargos que ostentan y otras para participar en actos que abiertamente son proselitistas y de promoción de su imagen con miras a la sucesión presidencial del 2024. Es el caso del canciller Ebrard Casaubón, de Creel Miranda y de Monreal Ávila. De la Madrid Cordero actualmente no ostenta cargo público alguno, pero lo mismo acude a impartir conferencias que a desayunar al mercado Alcalde.

El secretario de Gobernación, Adán Augusto López, lo mismo ha visitado Jalisco para promover el ejercicio de la revocación de mandato que para sostener encuentros privados con figuras políticas y utilizar el peso de su cargo para deslizar “recomendaciones”. La ocasión en que fue anunciado que vendría para confirmar que era una de las “corcholatas” del presidente López Obrador, fue cauto, y en un discurso de apenas diez minutos “enfrió” a sus promotores al decir que había que esperar a que llegaran los tiempos adecuados.

En agenda están las próximas visitas de la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, programada para el 24 de septiembre con una agenda aún desconocida y que se sigue afinando; así como la de la senadora Beatriz Paredes Rangel, a la que muchos quisieran ver como la abanderada de la coalición “Va por México”, aspiración que guardan también De la Madrid y Creel. Ambas visitas son muy esperadas por sus simpatizantes y hasta para quienes no lo son.

PANISTA. Santiago Creel confesó su deseo de ser candidato.

Convencer a millones

Para los aspirantes presidenciales, cuando uno de ellos se convierte en candidato, “arrebatarle” algunos votos a Jalisco suman y son determinantes para alzarse con la victoria a nivel nacional. Después de la Ciudad de México, Jalisco es la entidad más preciada por los candidatos, no obstante ser el tercer padrón en el país. Y es que ya quedó para la historia aquello de que en este estado la izquierda no puede obtener votos a su favor.

El padrón electoral en el país alcanza los 95 millones 015 mil 044 ciudadanos, de los cuáles el 52% son mujeres (49 millones 301 mil 449) y 48% son hombres (45 millones 713 mil 595). En rango de edad, en la primera posición se encuentran los de 65 años y más que suman 11 millones 738 mil 403, seguidos por los que tienen entre 20 y 24 años que en total son 11 millones 256 mil 731 y los de 25 a 29 que llegan a ser 11 millones 108 mil 043.

De esos poco más de 95 millones de ciudadanos, en Jalisco están registrados en su padrón 6 millones 218 mil 599, que es el “suculento pastel” del que los aspirantes presidenciales quieren la mayor rebanada. Pero hasta ahora lo ha logrado quien finalmente gana la presidencia de la República. ¿Se mantendrá la tradición en el 2024?

Eso dependerá, sin duda, de la estructura que logren construir, primero, como aspirantes presidenciales y, luego, ya como candidato oficial.

Para el 2024 resultaría casi imposible que cualquiera de los candidatos en la contienda ganara con la contundencia como lo hizo López Obrador en 2018 con el 53% de la votación y que superó los 30 millones de sufragios, y que logre ganar en 31 de los 32 estados del país. López Obrador sólo perdió en Guanajuato donde la victoria fue para Ricardo Anaya, quien perdió Nuevo León por sólo una diferencia de dos puntos a favor de Andrés Manuel.

En esa elección, López Obrador ganó Jalisco con una diferencia del 8%, en tanto en Querétaro lo hizo con el 7.4% y en Aguascalientes con el 7.7%, siendo las entidades donde ganó con menos del 10% de diferencia. El resto, lo hizo por arriba de este punto porcentual.

Sin duda alguna, el reto para cualquiera de los candidatos presidenciables es muy difícil de superar al creer que podrían igual la marca del actual presidente de la República. Sin embargo, la apuesta es ganar sin mirar por el retrovisor de la historia.

CANCILLER. Marcelo Ebrard, con aparente ventaja en Jalisco.

Morena, ¿Marcelo con ventaja?

La gran incógnita que permanece hoy en el aire es: ¿Quién de los aspirantes presidenciables de Morena tienen o podrían tener mayor simpatía y apoyo de los ciudadanos jaliscienses, y cuál de ellos será capaz de construir una estructura efectiva que le permita ganar su elección interna que se efectuará a través de las famosas y muy polémicas encuestas?

Nadie duda de que en Jalisco, como en el resto del país, la disputa por la candidatura a Palacio Nacional estará entre la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, y el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, y se apuesta que los hoy simpatizantes de Adán Augusto López, secretario de Gobernación, y del senador Ricardo Monreal, terminarán decantándose por alguno de los dos mencionados inicialmente.

De entre Sheinbaum y Ebrard, las mayores manifestaciones públicas de simpatía por parte de diversos sectores, corrientes o grupos son a favor del canciller, que ha dado muestras de tener una mejor organización entre sus promotores, y que al paso del tiempo va sumando más apoyos. Su más reciente visita en donde presumió ser la “corcholata consentida” del presidente, dejó evidencia de ello, lo mismo que en su visita de la semana pasada para participar en un evento de ONU Hábitat, en donde demostró tener arrastre entre los asistentes.

Por supuesto, las visitas de Marcelo a Jalisco han sido en mayor número que las de Claudia. Incluso, hasta el momento no se tiene registro de que la jefa del gobierno capitalino haya visitado el estado ni antes ni ahora que gobierna la Ciudad de México. Por eso su próxima visita levanta expectativa.

Eso le ha permitido a Ebrard Casaubón tener una ventaja favorable por los contactos que en lo personal ha hecho en Jalisco no tanto con los morenistas sino con diferentes sectores y grupos políticos, económicos y sociales del estado. El trabajo fino de la política ya se comenzó a hacer y comienzan a verse sus frutos con el establecimiento de acuerdos con aquellos y que se ha preferido se mantengan en reserva, por el momento.

LA JEFA. Claudia Sheinbaum, aún no deja sentir su presencia en el estado.

Claudia Sheinbaum, por su parte, es una mujer ausente de Jalisco. Hasta el momento, sólo algunos espectaculares en algunos puntos metropolitanos parecen ser su “avanzada” ante la próxima visita que hará el siguiente mes. Sin embargo, parece ser que aún no cuenta con una organización o estructura similar a la del Canciller o al menos que asegure que su primera visita sea un éxito. Claro, podrían dar la sorpresa el día que haga acto de presencia en Jalisco.

Pero la jefa de Gobierno parece ser que cuenta con un “as bajo la manga”, y es que aquellos jaliscienses que hoy simpatizan con Adán Augusto López terminarán sumándose a ella. Al parecer esa es la instrucción desde Palacio Nacional De entrada, cuanto morenista o neomorenista logra entrar a la casa de gobierno capitalino, de inmediato comparten la fotografía que se tomó o le tomaron junto a Sheinbaum, como para dejar patente que son institucionales y que se la jugarán con Claudia. O, bien, para hacerle ver a quien debe saberlo, que cumplió con las instrucciones dadas: “visita Claudia y tómate una foto con ella para subirla a tus redes”.

En el caso de Adán Augusto López, parece que no le quita el sueño por crear estructura en Jalisco para beneficio personal, quizás con el propósito de no distraer a quienes no debe distraer, y dejarle el camino despejado a quien dice es la candidata favorita de López Obrador.

Y en el caso del senador Ricardo Monreal, si bien no está solo como él mismo lo ha dicho, enfrenta la desventaja que él reconoce da el no ser de entre los aspirantes mencionados por el presidente. La palabra presidencia pesa y quienes no son favorecidos con ella, sufren las consecuencias.

BUCARELI. Adán Augusto López, mesurado, pero con una tarea extra.

Coalición, ¿“flaca la caballada”?

En el caso de los partidos Acción Nacional (PAN), Revolucionario Institucional (PRI) y de la Revolución Democrática (PRD), la “caballada está flaca”, pues si bien hay perfiles como los del hijo del ex presidente Miguel de la Madrid o los del ex secretario de Gobernación con Fox, Santiago Creel, que han levantado para ser considerados en las cartas que colocarán encima de la mesa para lanzar a quien pudiera ser el candidato de la coalición “Va por México”, también es cierto que saben que su desventaja es muy amplia si dicha coalición no llega a buen término para enfrentar el 2024.

Es cierto que tanto Enrique de la Madrid como Santiago Creel tienen cartel en Jalisco y son bien vistos, también es cierto que el primer obstáculo que enfrentan son sus propios partidos que no levantan el ánimo entre la ciudadanía, y en ocasiones ellos mismos aportan lo suyo para que así sea. Difícilmente lograrían que sus partidos, juntos o separados, logres conformar una estructura suficiente para darle batalla a quien resulte ser el abanderado morenista.

Recordemos que Santiago Creel perdió Jalisco en la contienda interna por la candidatura presidencial del 2006 y que le ganó Felipe Calderón Hinojosa.

Quizás la excepción pudiera ser la senadora Beatriz Paredes, quien no sólo es vista con respeto sino cuenta con la admiración hasta por los del bando contrario. Su experiencia, su capacidad, su sensibilidad política, su discurso claro y contundente son los atributos que la hacen atractiva para el electorado. Y en su caso, su partido el PRI no sería obstáculo, pues simplemente habría más candidata que partido. Y sin duda el PAN y el PRD reconocerían que frente a Paredes Rangel no tienen carta con quien disputarle la candidatura.

SENADORA. Beatriz Paredes, la mejor carta para la coalición.

¿Quién “conquistará” Jalisco?

Pero todo esto es apenas el inicio de lo que se viene más adelante. Son pinceladas de escenarios que veremos conforme se “caliente” el ambiente electoral y suba de intensidad la disputa por la candidatura dentro de Morena, y en el resto de los partidos de oposición terminen por ponerse de acuerdo si la coalición lanzará candidato único o terminará por diluirse para jugar cada quién para su lado.

Si bien falta más de un año para que arranque el proceso electoral del 2024, y mucho más para que los partidos políticos, coaliciones y alianzas definan a sus candidatos, la batalla dentro de los partidos ha comenzado y ya no hay quien la detenga, mucho menos cuando es impulsada y promovida desde Palacio Nacional.

Pero esta batalla anticipada servirá para advertir señales de hacía dónde se inclina la preferencia electoral de los jaliscienses, y tratar de augurar quién de todos los “soldados” que participan en esta batalla será capaz de “conquistar” al electorado jalisciense. Por lo pronto, los aspirantes seguirán recorriendo la “pasarela” jalisciense, sabedores de que en caso de ser ungidos por sus partidos, ya llevan camino andado.

REBELDE. Ricardo Monreal, el “rebelde con causa”.

 

Post relacionados

Álvarez Máynez, ¿persona “non grata” en Jalisco?

Opinión Política

Todos los caminos lo llevan a Movimiento Ciudadano

Opinión Política

Ebrard y Monreal, ¿candidatos de la oposición?

Opinión Política

Dejar un comentario