Opinión Política
OPINIÓN

2023: La plaza se “calienta”

NOTA DEL EDITOR

Por Julio César Hernández

@jcentresemana

Al arrancar el año, el gobernador Enrique Alfaro Ramírez “calentó la plaza” políticamente. Aseguró que Movimiento Ciudadano ganará amplia y fácilmente las elecciones del 2024, y que los nombres que ha escuchado como probables prospectos a ser candidatos de la oposición ya en alguna ocasión “los pusimos en su lugar”: Ricardo Villanueva Lomelí, en el 2015 cuando contendieron por la presidencia municipal de Guadalajara, y Carlos Lomelí Bolaños cuando contendieron por la gubernatura.

No podía esperarse menos optimismo del Mandatario estatal, como tampoco de la oposición que asegura que llegó el momento de que Movimiento Ciudadano será derrotado en las urnas y se irá del gobierno. Son posiciones naturales y políticamente correctas, pero indudablemente que la verdadera lucha electoral en Jalisco será entre MC y Morena, en espera de que se concrete o no la alianza de “Va por México” o como termine de llamarse.

Si bien el gobernador tiene razón y ya se impuso a Villanueva y Lomelí, no debe olvidar que hoy los escenarios y contextos son muy diferentes al 2015 y 2018, incluso al 2021. A diferencia de aquellos años, él y demás gobernantes de Movimiento Ciudadano cargan con un pesado desgaste en el ejercicio de gobierno, de ahí que no es casualidad que no pocas encuestas coloquen al partido Morena por delante en la carrera por la gubernatura o algunas alcaldías, aunque el escenario se modifica cuando se le ponen nombre y apellido a los candidatos de ambos partidos.

Sin embargo, hoy Morena no sólo es Lomelí Bolaños ni MC es sólo Alfaro Ramírez. Y el Alfaro de hoy no es el popular y el de gran arrastre como cuando contendió por Guadalajara y ni siquiera cuando ganó la gubernatura. Hoy en Jalisco, la propia marca naranja está desgastada, pero no derrotada, por supuesto. Y a diferencia de aquellos años, hoy al interior de Movimiento Ciudadano hay una fractura que difícilmente sanará si desde Casa Jalisco no se toman las mejores decisiones al momento de mover las fichas en el tablero de las candidaturas.

El “encontronazo” y embate del munícipe Pablo Lemus en contra del dirigente estatal Manuel Romo y el secretario del Sistema de Asistencia Social, Alberto Esquer, dejó hondas secuelas que no han cicatrizado y se advierte complicado que lo hagan.

En Morena la novedad será que todos los liderazgos logren ponerse de acuerdo entre sí, ante la ausencia de su dirigente estatal, para caminar unidos hacia el 2024. Lo difícil será que cada uno se convenza del lugar que les tocará jugar, ya sea como candidatos o como simples promotores del voto. Y quienes logren la candidatura, lo importante es que estén satisfecho con las que le tocó, porque no todos pueden ser candidatos a gobernador o a las alcaldías metropolitanas.

A diferencia de MC, en Morena carecen de un liderazgo que logre cerrar filas en torno a un mismo proyecto. Ahí cada quien se mueve para donde quiere y como quiere. Se esperaba que este papel lo jugara la dirigente Katia Castillo, pero luego de que rindió protesta como tal, pareciera que se la “tragó la tierra”. Por eso la lucha entre Lomelí Bolaños y el diputado José María Martínez, los dos aspirantes a la candidatura al gobierno estatal.

Del resto de partidos no se puede esperar mucho cuando a estas fechas aún no definen si van o no en alianza y en torno a qué figura. Pero si deciden ir juntos, sin duda que tendrán un papel importante a jugar en el proceso electoral, siempre y cuando sepan definir los perfiles idóneos para cada candidatura.

Así, pues, el “horno” político comienza a “calentarse”, y seguramente más pronto que tarde estará listo para “hacer bollos”.

 

 

Post relacionados

Cuanto daño te hace la hinchada Lionel

Opinión Política

Lo que está por venir

Opinión Política

Nueva Relación Iglesia-Gobierno

Opinión Política

Dejar un comentario