Opinión Política
OPINIÓN

Reforma electoral: definiciones trascendentes

Por José Antonio Elvira de la Torre

Prof. del Departamento de Estudios Políticos del CUCSH de la UdeG

Como se esperaba, entre los últimos días de febrero y los primeros días de marzo han ocurrido varios eventos de importancia para el futuro de la institucionalidad electoral en el país:

  1. La aprobación en la Cámara de Senadores de la segunda parte de las reformas en materia electoral impulsadas por la presidencia de la República y aprobada por legisladores de MORENA, PT y PVEM, así como la posterior publicación en el Diario Oficial de la Federación de las reformas a las Leyes Generales de Instituciones y Procedimientos Electorales, de Partidos Políticos, de Medios de Impugnación, y la Ley Orgánica del Poder Judicial.

En un apretado resumen, estas leyes restan autonomía jurídica y  técnica al INE, no sólo mediante los recortes y fusiones de distintas áreas del Servicio Profesional Electoral sino también con la intervención en la estructura y tareas que desarrollan las delegaciones en los estados y los distritos, así como la posibilidad de que mexicanos en el extranjero sufraguen con documentos expedidos por el propio gobierno (como el pasaporte o la matrícula consular) diferentes a la credencial de elector con fotografía.

  1. Un Ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación admitió a trámite la Controversia Constitucional en contra de las modificaciones a la Ley General de Comunicación Social y a la Ley General de Responsabilidades Administrativas, promovida por el INE, con motivo de la reforma electoral, y en la cual se alega que las reformas motivo de la controversia son contrarias a lo establecido en la Constitución Política Federal respecto de los límites establecidos a la promoción de los funcionarios públicos, por lo cual se abre un período para que tanto el Poder Legislativo como el Ejecutivo aporten elementos a favor de la Constitucionalidad de la reforma.
  2. Mientras tanto, sigue un tanto fuera del radar público el proceso de designación de nuevos integrantes del Consejo General del INE. No obstante, la buena noticia de la resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación para que el cargo de la Presidencia recaiga en una mujer, el riesgo de que los perfiles designados reflejen la exacerbada influencia de un partido sigue latente, dada la conformación del Comité Técnico de selección y la posible designación por sorteo.
  3. La movilización de cientos de miles de personas en varias ciudades del país que con diferentes argumentos, grados de información e intensidad (y también de motivaciones e intereses), coinciden en no estar de acuerdo con las reformas propuestas por el gobierno. No significa que todos, las y los ciudadanos asistentes, tengan en este momento o vayan a encontrar en el futuro cercano razones e incentivos suficientes para coordinarse en términos políticos y otorgar su respaldo electoral a una candidatura, expresión política, o coalición de partidos y asociaciones en particular. Pero resulta alentador que en un entorno complejo, estridente, con muestras de irresponsabilidad política de algunos actores, las diferentes preferencias puedan ser formuladas, expresadas y representadas sin violencia.

 

Post relacionados

Un poco de cultura deportiva

Opinión Política

De la participación en elecciones, ¿cómo vamos?

Opinión Política

Mensajes de los aspirantes

Opinión Política

Dejar un comentario