Opinión Política
OPINIÓN

¿Qué nos depara el 2023?

NOTA DEL EDITOR

Por Julio César Hernández

@jcentresemana

El título de esta entrega es la pregunta que propios y extraños nos hacemos en consideración de que el 2023 será un año de grandes definiciones políticas con miras al 2024, cuando habremos de elegir al próximo titular del Ejecutivo federal, renovaremos al Congreso de la Unión -senadores y diputados-, y en el caso de Jalisco elegiremos al gobernador, los diputados locales y 125 presidentes municipales.

Terminamos este año en medio de la conmoción generada por la aprobación del Plan B presidencial sobre una reforma electoral muy cuestionada y a todas luces atentatoria contra la vida democrática del país, pero también con la esperanza de que los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación estén a la altura de la demanda ciudadana, y no sometidos al poder federal, cuando tengan que atender este trascendente tema en los recursos que le planteará la oposición para revertir dicha imposición.

En vísperas de las fiestas navideñas, nos iremos a celebrarlas con la incertidumbre sobre cómo arrancará el próximo año la carrera por la candidatura presidencial en el partido oficial Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y la expectativa respecto a si se fracturará o no a causa de quien sea su abanderado o abanderada, aunque muchos apuestan a que quienes no lo sean terminarán acatando el resultado de la encuesta que definirá el nombre y apellido del elegido por Palacio Nacional. O sea, que no habrá ruptura entre los morenistas.

Asimismo, en el 2023 tendrá que definirse si hay alianza o no para la elección presidencial y qué partidos la conformarán, sabedores de que ya quedó excluido el partido Movimiento Ciudadano que días atrás, en su Convención Nacional, acordó no sumarse a ella y contender en solitario, cuestionado porque su postura se toma como un “favor” a la 4T al dividir la votación en su contra y no hacer un solo frente opositor.

Aunque aparentemente todo indica que esta alianza la conformarán los partidos Acción Nacional, Revolucionario Institucional y de la Revolución Democrática, aún nada está dicho por lo que pueda suceder en el transcurso del 2023 cuando el PRI podría dar la sorpresa como este año con lo de la iniciativa para que el Ejército se mantenga en las calles y no regrese aún a sus cuarteles sino hasta el 2028.

Pero antes, tendrán que definirse las elecciones en el Estado de México y en Coahuila, donde algunos analistas concluyen que con la designación de Armando Guadiana se estaría entregando el gobierno al PRI como resultado de una negociación previa, mientras que en la primera entidad la lucha está pareja y no hay nada para nadie.

Aquí en Jalisco, el 2023 representará también un año en el que la vida interna del partido del gobierno, Movimiento Ciudadano, estará a prueba al registrarse días atrás una fractura que puede cerrarse para hacer frente a los comicios o ensancharse más poniendo en riesgo la continuidad del proyecto de este movimiento cuyo líder “hoy tiene nombre y apellido”, como advirtiera el gobernador Enrique Alfaro Ramírez.

Lo mismo sucederá dentro de Morena, partido que se rehúsa a convertirse en una verdadera fuerza política por su propio esfuerzo, y en el que sus posibilidades de triunfo reflejados hoy en las encuestas pueden disiparse si se mantiene la “guerra” entre los liderazgos ante la ausencia de una dirigente estatal de la que sólo se conoce su nombre, y la indiferencia de su dirigencia nacional que parece decidida a no querer crecer y dejar a merced de MC el poder en Jalisco.

Y qué decir de los demás partidos de oposición, en donde el PAN parece decidido a seguir en “amasiato” con Movimiento Ciudadano y el PRI luchando contracorriente por ser un contrapeso del gobierno naranja.

¡Feliz Navidad y excelente Año Nuevo!

 

 

 

Post relacionados

Dos años: significado y trascendencia

Opinión Política

Poder Judicial: Presupuesto constitucional, una deuda histórica cumplida

Opinión Política

Democracia Constitucional

Opinión Política

Dejar un comentario