Opinión Política
OPINIÓN

Participación y militancia en partidos

Por José Antonio Elvira de la Torre

Prof. del Departamento de Estudios Políticos del CUCSH de la UdeG

Recientemente, el Instituto Nacional Electoral (INE), compartió los resultados de la revisión a los padrones de militantes de los partidos con registro nacional, para garantizar que mantienen la cantidad de afiliados que establece la Ley General de Partidos, esto es, al menos 0.26% del padrón electoral federal de la elección anterior, que para este ejercicio significaban 246,270 registros válidos:

MORENA, el de mayor crecimiento, pasó de 446 mil 931 afiliados en 2020 a 2 millones 322 mil 136 en 2023 (1 millón 875 mil 205 nuevos registros, para un crecimiento de más de 4 veces su padrón).

PAN, de 252 mil 140 a 277 mil 665 militantes (25 mil525 miembros nuevos, poco más de 10%).

PT, de 448 mil 492 militantes a 457 mil 624 (crecimiento de 9 mil 132, poco más de 2%).

MC, de 381 mil 735 a 384 mil 005 afiliados (2 mil 270 afiliados más, casi 0.6%).

PVEM, decreció de 660 mil 874 a 592 mil 417 militantes (68 mil 457 militantes menos, poco más de 10%).

PRD, de 1 millón 242 mil 410 bajó a 999 mil 249 (243 mil 161 afiliados menos, casi un 20%).

PRI, el de mayor disminución, pasó de 2 millones 065 mil 161 a 1 millón 411 mil 889 (653 mil 272 militantes menos, pérdida de más del 30%).

En el escenario actual del país, los partidos políticos son una de las organizaciones públicas o privadas que las personas evalúan más negativamente. La ENCUCI 2020 del INEGI, no sólo reporta que un 76.4% de la población no confía en ellos (poca confianza 38% y 38.4% nada de confianza) y tan sólo un 21.8% que confía en ellos (mucha confianza 2.5% y algo de confianza 19.3%), sino que tampoco recurre a ellos para tratar de resolver asuntos de interés público (sólo 3% de los entrevistados lo hace).

El informe 2023 de Latinobarómetro, confirma la tendencia para el caso mexicano, pues sólo el 36% de la población entrevistada considera que los partidos funcionan adecuadamente, mientras el 62% opina lo contrario; y lo más preocupante, un 58% considera que la democracia puede funcionar sin partidos. Con estos indicadores, no sorprende el hecho de que sólo el 6.55% de ciudadanos inscritos en el padrón electoral nacional (98 millones 330 mil 872 en agosto de 2023), militan en algún partido.

Los resultados que los partidos entregan en términos de utilidad social y valor público han favorecido argumentos como “todos los partidos son iguales” o “los partidos no son necesarios”, así como el surgimiento de actores que ejercen una política personalista, irresponsable, estridente, de confrontación, incluso en algunos casos, de odio, a la que el cumplimiento de las leyes y el ejercicio de los valores democráticos, les estorban.

Reconociendo que los partidos no han cumplido a cabalidad su tarea y responsabilidad con las personas, hay que contribuir a su orientación y ejercicio político democrático, respetuoso de la ley, no sólo para construir puentes entre los diversos actores y grupos, y dialogar públicamente sobre proyectos de comunidad política que incluyan el mayor número de intereses diferentes, sino, sobre todo, para llevar a cabo mejores gobiernos que, con libertad y dignidad, respalden a las personas a tener una vida mejor. El futuro de nuestra democracia está en juego.

 

Post relacionados

Falacias Económicas

Opinión Política

La hora de Consejeros y Magistrados electorales

Opinión Política

Almudena y la sociología del diseño

Opinión Política

Dejar un comentario