Opinión Política
ANÁLISIS

MC: ¿Duermen con el enemigo?

Los constantes llamados a la unidad interna y la aclaración de que el enemigo no está en casa sino afuera, genera suspicacias dentro y al exterior de Movimiento Ciudadano, donde los desencuentros entre Pablo Lemus y demás aspirantes a la candidatura al gobierno del Estado se han vuelto cosa común.

 

Por Julio César Hernández

Mientras que a nivel nacional el partido Movimiento Ciudadano se esfuerza por llevar la “Alegría” a todos los rincones del país, esta parece no llegar a su interior, concretamente entre sus figuras que aspiran a la candidatura al gobierno del Estado, pese a los llamados a la unidad que las dirigencias nacional y estatal e, incluso, el propio gobernador Enrique Alfaro Ramírez les han hecho.

Lo que llama la atención es que mientras estos desencuentros se originan dentro y entre los propios aspirantes, en los discursos se acuse a los “adversarios externos” o “de afuera” de ser los instigadores o los interesados en generar división en las filas “naranjas”, aunque al mismo tiempo se interpreta que esos mensajes y llamados a no hacerle el juego a los adversarios y provocadores, son una clara alusión a que el enemigo está dentro.

Y es que ni morenistas, ni panistas, ni priistas y mucho menos futuristas y hagamosiístas han tenido nada que ver con esos desencuentros al interior de Movimiento Ciudadano, y el único papel que han jugado es el de meros espectadores, como el resto de los jaliscienses.

¿Será, acaso, que en Movimiento Ciudadano ya advirtieron que “duermen con el enemigo”?

En un lapso de cuatro meses dos “encontronazos” públicos, de dimes y diretes, que han ganado grandes espacios y por varios días en los medios de comunicación y redes sociales, entre el presidente municipal Jesús Pablo Lemus Navarro, el senador Clemente Castañeda Hoeflich y el secretario del Sistema de Asistencia y Desarrollo Social, Alberto Esquer Gutiérrez; aunque en la primera ocasión también participó por alusión el dirigente estatal del partido, Manuel Romo Parra. Quien ha evitado confrontarse es el presidente municipal de Tlajomulco, Salvador Zamora Zamora, no obstante que ha sido uno de los aludidos por el munícipe de Guadalajara.

El más reciente desencuentro ocurrió la semana pasada y parece que ahora, más que la ocasión anterior de noviembre pasado, se encendieron las “luces amarillas” en las altas esferas de Movimiento Ciudadano, y parecen advertir que estos enfrentamientos responden a una estrategia que busca corroerlos desde el interior. Alguien o algunos dentro del partido -advierten algunas voces “naranjas”- hace o están haciendo “labor de zapa”, quien intenciones de debilitar al grupo que ha cerrado filas entorno al movimiento y al proyecto que nació en 2009 en Tlajomulco.

Por eso es que llaman mucho la atención los discursos y convocatorias a la unidad, a no caer en la provocación de quienes quieren ver dividido al partido, pero principalmente a la insistente acusación de no hacerle el juego a los adversarios y el reiterado señalamiento de que “el enemigo está fuera, no en casa”.

EXHORTO. Manuel Romo reitera su llamado a la unidad.

LAS ADVERTENCIAS DE ALFARO

La clave de lo que hoy sucede al interior de Movimiento Ciudadano podemos advertirla en aquellas declaraciones que hizo el gobernador Enrique Alfaro Ramírez durante una rueda de prensa en Casa Jalisco, luego del primer enfrentamiento entre Lemus contra Castañeda, Romo, Esquer y Zamora. El cinco de diciembre, Alfaro dijo:

“Nadie jamás, ni los más cercanos ni los fundadores de este proyecto han podido poner contra las cuerdas al movimiento, porque este proyecto está por encima de cualquier persona. Quienes vengan, deben de entender que el ego es muy mal consejero; que el liderazgo de un proyecto como este se construye trabajando; que el respeto de la militancia se gana luchando todos los días con congruencia. Quien quiera asumirse como el nuevo líder de este proyecto primero tiene que ganárselo…”.

El pasado 25 de marzo, durante el revelo de la dirigencia de MC en Zapopan, el gobernador Alfaro volvió a enviar un mensaje que no pocos entendieron que los destinatarios están dentro y no fuera de su partido. Ahí expresó:

“Ante quienes quieran generar este ambiente de confusión y de confrontación, hay que mandar un solo mensaje: no nos van a dividir, no van a romper lo que tanto trabajo costó construir (…). Sabemos mantener la unidad a partir de un proyecto colectivo que está por encima de cualquier ambición personal; entonces, yo creo que hay condiciones para que en Jalisco haya unidad…”.

En ambas intervenciones, Alfaro Ramírez hace referencia a los escenarios internos que vive Movimiento Ciudadano en el marco de la carrera por su sucesión y, para empezar, en la lucha por la candidatura al gobierno del Estado. El Mandatario estatal no hace la menor alusión a los adversarios políticos externos del MC, sino que se refiere a los que parece haber dentro del partido.

ADVERSARIOS. Salvador Zamora advierte: el enemigo no está en casa.

“NUESTROS ADVERSARIOS QUIEREN VERNOS DIVIDIDOS Y ENFRENTADOS. SABEN QUE LA ÚNICA FORMA DE VENCERNOS ES CAYENDO EN SU JUEGO. ELLOS ESTÁN HACIENDO TODO PARA SEMBRAR LA DISCORDIA Y NO PODEMOS PERMITIRLO, PORQUE EL ENEMIGO NO ESTÁ EN CASA…”. SALVADOR ZAMORA ZAMORA / PRESIDENTE MUNICIPAL DE TLAJOMULCO

“TE DIGO JUAN PARA QUE…”

Los llamados a la unidad en Movimiento Ciudadano se han subrayado particularmente cuando se dan los enfrentamientos verbales entre los aspirantes a la candidatura para suceder a Alfaro, pero se pone particular énfasis en los adversarios que quieren dividirlos. Y esto sucedió, y no pasó desapercibido, en el magno evento celebrado en Tlajomulco durante la toma de protesta de la nueva dirigencia municipal.

Ahí los encargados de advertir sobre el propósito de los adversarios de generar división dentro del partido, fueron el dirigente estatal Manuel Romo Parra y el alcalde Salvador Zamora.

Romo Parra dijo: “Les pido que reivindiquemos nuestros buenos gobiernos. Los adversarios están afuera (…), que no le demos a nuestros adversarios el gusto de discrepar en público, siempre apostemos para caminar juntos”.

Zamora Zamora fue más puntual en su llamado, y dejó un mensaje para quienes quieren provocar a los aspirantes a suceder a Enrique Alfaro, y cuyos destinatarios parecen estar dentro de su partido. El munícipe señaló: “Nuestros adversarios quienes vernos divididos y enfrentados. Saben que la única forma de vencernos es cayendo en su juego. Ellos están haciendo todo para sembrar la discordia y no podemos permitirlo, porque el enemigo no está en casa…”.

Luego agregó: “Por eso quiero ser muy claro: Yo no caeré en la trampa ni le haré el caldo gordo a nuestros adversarios; al contrario, una vez más voy a hacer equipo, voy a cerrar filas y voy a estar al servicio del movimiento…”.

IMAGEN. Clemente Castañeda y Pablo Lemus hacen las “paces”, con Dante Delgado como testigo.

Mucho han llamado la atención, fuera y dentro de MC, las reiteradas fotografías difundidas en las que aparecen el senador Clemente Castañeda y el munícipe Jesús Pablo Lemus, con el dirigente nacional Dante Delgado como testigo, aclarando que entre ellos no hay pleito y llamando a la unidad. Cuestionan que si todo es “miel sobre hojuelas”, por qué tener que estar aclarando que no hay división.

Por eso, las preguntas que dejan los posicionamientos y llamados a la unidad están pendientes de encontrar una respuesta satisfactoria: ¿Quiénes son los adversarios a los que Romo y Zamora advierten no hacerles el juego, si en los enfrentamientos o desencuentros internos no se ha consignado ni mucho menos demostrado la participación de la oposición? Cuando Salvador Zamora alerta de que sus adversarios -no identificados en la oposición externa- quieren verlos divididos y enfrentados, ¿a quiénes realmente se refiere? ¿Quiénes siembran la discordia dentro de Movimiento Ciudadano? Quien la siembra debe de ser alguien o algunos que ya está o están dentro.

Tanto Manuel Romo como Salvador Zamora pusieron énfasis en señalar que “los adversarios están afuera”, que “el enemigo no está en casa”. ¿Quién o quiénes dentro de Movimiento Ciudadano actúan como si, efectivamente, otros emecistas fueran sus enemigos? ¿Qué nombres y apellidos tienen quienes al interior de MC ven a sus correligionarios como sus enemigos?

Estas y otras preguntas se hacen varios emecistas y actores políticos de otros partidos, porque observan y advierten que en Movimiento Ciudadano “duermen con el enemigo”, y consideran que los desencuentros de la semana pasada no serán los últimos de ahora hasta que se definan las candidaturas.

 

 

Post relacionados

Jalisco, en la ruta de Adán Augusto para el 2024

Opinión Política

Morena: ¿fractura en puerta o cierre de filas?

Opinión Política

Morena: Crece Adán; se frenan Claudia y Marcelo

Opinión Política

Dejar un comentario